Connecting Waterpeople

Se encuentra usted aquí

¿Qué es la sequía?

Promedio: 4.1 (21 votos)
¿Qué es sequía?

Se ha dedicado un gran esfuerzo investigador al estudio de medios alternativos no convencionales para la obtención de agua en previsión de períodos de sequía. Se destaca el tratamiento de aguas residuales, la desalinización, desarrollo de herramientas y estrategias de ahorro de agua, entre otros.

1 . Definición de sequía

La sequía es una anomalía transitoria que se caracteriza por la escasez temporal de agua, en comparación con el suministro normal, en un período de tiempo dado (una estación, un año, o varios años).

La sequía es recurrente del clima y depende del suministro y la demanda de la sociedad y el medio ambiente. Las sequías difieren según la magnitud, duración, intensidad, ecosistemas y actividades del ser humano.

2 . ¿Cuáles son las causas de la sequía?

Las causas de una sequía involucran factores naturales y antropogénicos. Normalmente, la causa principal de toda sequía es la escasez de precipitaciones pluviales (sequía meteorológica) lo que deriva en una insuficiencia de recursos hídricos (sequía hidrológica) necesarios para abastecer la demanda existente.

Las causas de la sequía se agrupan en:

  • Origen natural: representadas por las modificaciones en los patrones de la circulación atmosférica, las variaciones en la actividad solar y los fenómenos de interacción entre el océano y la atmósfera.
  • Origen antropogénico: el calentamiento del planeta actual se atribuye en cierta medida a las actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, la degradación ambiental (deforestación, degradación del suelo y desertificación) y la alteración de los sistemas ecológicos naturales.

3 . Tipos de sequías

A continuación, se señalan los distintos tipos de sequía:

  • Sequía meteorológica: se produce cuando existe una escasez continua de precipitaciones pluviales. La escasez de precipitaciones se relaciona con el comportamiento del sistema océano-atmósfera, donde influyen tanto factores naturales como factores antrópicos. La sequía meteorológica está vinculada a una región específica, ya que las condiciones atmosféricas son muy variables de una región a otra.
  • Sequía hidrológica: se produce cuando los cursos de agua o los volúmenes embalsados se encuentran por debajo de lo normal durante un plazo temporal dado. Puede demorarse meses o algún año desde el inicio de la escasez pluviométrica o no llegar a manifestarse si las lluvias retornan al poco tiempo. La sequía hidrológica también puede producirse por los cambios de uso del suelo causantes de escasez de agua en el ciclo hidrológico.
  • Sequía agrícola o hidroedáfica: es el déficit de humedad en la zona radicular necesaria las necesidades de los cultivos. No es posible establecer umbrales de sequía agrícola porque la cantidad de agua difiere para cada cultivo. Por ejemplo, en zonas de cultivos de secano va ligada a la sequía meteorológica con un pequeño desfase temporal.
  • Sequía socioeconómica: es la afección de la escasez de agua sobre las personas y las actividades económicas. La creciente presión de la actividad humana hace que cada vez sea mayor la incidencia de la sequía socioeconómica, destacando las pérdidas económicas crecientes.

4 . ¿Cuáles son las consecuencias de una sequía?

La sequía siempre ha sido una amenaza para la supervivencia de la humanidad, provocando migraciones masivas, hambrunas y guerras. Actualmente, la sequía sigue afectando a la población mundial y se considera el fenómeno que más afecta a al ser humano.

Las consecuencias de la sequía pueden ser directas o indirectas:

  • Las consecuencias directas se agrupan en: impactos económicos, agricultura y ganadería, gestión del agua y abastecimiento, industria, generación de energía hidroeléctrica, impactos medioambientales, agua, suelo, aire, organismos vivos, espacios naturales protegidos, contaminación y aumento de incendios forestales.
  • Las consecuencias indirectas se agrupan en: economía (generación de energía hidroeléctrica, comercio y asuntos financieros), impactos sociales (salud pública, desempleo, política y asuntos exteriores) y otros, como el ocio y el turismo.

5 . Día mundial de la desertificación y la sequía

El 17 de junio es considerado el día mundial de la desertificación y la sequía, con el fin de concienciar a iniciativas internacionales para combatir los fenómenos de sequía.  Se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones con firme participación y cooperación de la comunidad en todos los niveles.

En 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró oficialmente esta fecha de celebración como instrumento para fomentar medidas en contra de la desertificación y la sequía. Cada año el día mundial de la desertificación y la sequía se centra en una temática concreta. Por ejemplo, la degradación de la tierra y la migración (2017), el uso sostenible de la tierra (2018) o los progresos globales en materia de gestión sostenible del suelo (2019), han sido algunos de ellos. En 2020, la temática es “Alimentos. Forrajes. Fibras”, que enlaza nuestro consumo con la salud del suelo.