Ana Carolina Gossen: "El uso de la tecnología en todo lo que se refiera a la gestión de los recursos hídricos cada día es más necesario"

0
63

Sobre la Entidad

La represa hidroeléctrica de Itaipú, es una empresa binacional entre Paraguay y Brasil, en su frontera sobre el río Paraná.
63
  • El curso tuvo lugar en el Centro Internacional de Hidroinformática de Itaipú Binacional

Con gran éxito concluyó el curso de capacitación en Modelo Hidrológico de Grandes Bases (MGB-IPH), que tuvo lugar en el Centro Internacional de Hidroinformática (CIH) de la Itaipú Binacional. El evento estuvo organizado en forma conjunta entre el CIH y la División de Estudios Hidrológicos y Energéticos de la Dirección Técnica, y contó con la presencia de expertos del Instituto de Pesquisas Hidráulicas de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (IPH-UFRGS).

El evento se realizó en el marco de las actividades que tiene el Centro Categoría II Unesco, del cual forma parte la Itaipu, a través del CIH. “Se encuadra dentro de las actividades que tienen como línea trasversal el tema de construcción de capacidades en todo lo que se refiera a la gestión de los recursos hídricos y específicamente en todo lo que se refiera al uso de modelo de herramientas informáticas”, explicó la ingeniera Ana Carolina Gossen, coordinadora paraguaya de CIH.

Gossen añadió que el uso de la tecnología en todo lo que se refiera a la gestión de los recursos hídricos cada día es más necesario, porque permiten el manejo del conocimiento y de la información para una buena gestión y toma de decisiones, tanto a nivel técnico como a nivel estratégico y político.

Uno de los instructores del curso fue el profesor Walter Collischonn, del Instituto de Pesquisas Hidráulicas de la Universidad Federal de Río Grande do Sul. El mismo explicó que el MGB-IPH es un modelo informático que permite representar hidrología de grandes bacías hidrográficas, como por ejemplo la propia bacía del río Paraná. Añadió que durante el curso se presentaron las técnicas para manejar una gran cantidad de datos geográficos e hidrológicos, de lluvias; y también técnicas de cómo preparar ese modelo para representar realidades de bacías hidrográficas.

Entre las múltiples aplicaciones prácticas del sistema, mencionó que el mismo permite realizar previsión de crecidas, estimativa de caudal en locales que no existen datos, analizar escenarios de desarrollo, construcción de presas, análisis de escenarios de cambios climáticos, los efectos que puedan tener sobre el caudal de un río, y diversos estudios en las áreas de hidrología.

Última generación

Por su parte el ingeniero José Miguel Rivarola, gerente de la División de Estudios Hidrológicos y Energéticos (División de Hidrología), sostuvo que el modelo estudiado durante el curso, es de última generación, que se denomina modelo distribuido. Según añadió, este modelo estudia el comportamiento de las cuencas en menores unidades espaciales, es decir, en forma más detallada.

“Es de nuestro interés este curso porque los futuros sistemas de previsión de caudales de la Central Hidroeléctrica, se van a basar en estos modelos. Proveen varias ventajas porque utilizan con mayor detalle las características de las cuencas, el tipo del suelo, que es muy variable a lo largo de la cuenca de Itaipu, cuál es el tipo de cobertura que tiene; también utiliza la topografía, es decir, las pendientes que permite calcular la influencia de la lluvia según la característica específica de cada parte de la cuenta”, mencionó.

Finalmente, Rivarola resaltó la importancia del rol, tanto del Centro de Informática, como el PTI en la formación de recursos humanos en temas de muy alta especialidad, y así atender las necesidades de la propia Itaipu, trayendo tecnologías avanzadas al país y a la vez aportando al desarrollo permanente que tiene que tener las áreas de Itaipu. “La tecnología siempre va en avance, e Itaipu no puede quedar atrás tecnológicamente hablando”, aseveró.

Además de los funcionarios de la FPTI, lado paraguayo y brasileño y del CIH de ambas márgenes, participaron del curso, miembros de la Asociación Paraguaya de Recursos Hídricos y representantes de la Universidad Nacional del Este y de la Universidad Nacional de Asunción.

Comentarios