Recogidas 10.000 firmas para paralizar el almacén de gas en Doñana

0
71
71

La organización conservacionista WWF se encuentra ultimando la presentación de la acción que inició a principios del pasado mes de diciembre para pedir a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que se mantenga "firme" ante las pretensiones de la empresa energética Gas Natural y no otorgue los permisos para el almacén de gas en el espacio natural de Doñana.

Ello, después de que, según ha constatado Europa Press, la acción haya superado ya las 10.000 firmas, y tras la oficialización por parte de Gas Natural -tanto por vía administrativa como judicial- de su intención de reclamar a la Junta 358 millones de euros si no daba luz verde a su proyecto de almacén de gas en Doñana. "Además de convertir el subsuelo del espacio natural más emblemático de Europa en un almacén de hidrocarburos, la empresa pretende abrir 14 nuevos pozos exploratorios y 20 kilómetros de nuevos gasoductos", lamentan los ecologistas.

Desde el primer momento, WWF se opuso a este proyecto

Desde el primer momento, WWF se opuso a este proyecto al entender que pone intereses industriales por encima de la conservación de Doñana. Además, la entidad conservacionista alegó que la evaluación de impacto ambiental, aprobada en enero de 2013 por el Ministerio, contenía importantes carencias como la no evaluación de los impactos acumulativos de los cuatro tramos en que había sido dividido el proyecto.

Esta opinión es compartida por la Junta de Andalucía, que se ha negado a dar los permisos para el almacén de gas para proteger Doñana y, de hecho, ha solicitado el arbitraje de las instancias europeas. Tras la respuesta de la Comisión Europea, que insta a resolver la cuestión a nivel interno, las administraciones mantendrán un nuevo encuentro en los próximos días.

De esta forma, WWF ha puesto en marcha una ciber acción para reclamar a la presidenta andaluza que "mantenga su compromiso y no permita que el subsuelo de Doñana se convierta en un almacén de gas".

Según WWF, la evaluación ambiental del proyecto es claramente incompleta. Por ejemplo, "no se ha valorado el impacto sobre el hábitat de especies en peligro de extinción como el lince ibérico o el águila imperial".

No se ha valorado el impacto sobre el hábitat de especies en peligro de extinción

Además, la organización ha alertado en repetidas ocasiones de que los posibles riesgos del almacén de gas, como la contaminación de las aguas subterráneas por hidrocarburos, explosiones por posibles fugas, o el riesgo sísmico, "no han sido correctamente evaluados".

"Riesgo inaceptable"

"El almacén de gas en Doñana es un riesgo inaceptable desde un punto de vista social, económico y ambiental, por lo que pedimos al PSOE y a Izquierda Unida que se mantengan firmes en su promesa pública de no permitir este proyecto y que no repitan los errores cometidos en el proyecto Castor", ha declarado el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo.

La organización también ha alertado a Bruselas sobre la posible autorización del almacén de gas. En julio, la Comisión Europea cerró temporalmente su investigación sobre el proyecto porque la Junta de Andalucía informó de su decisión de paralizar los permisos.

Sin embargo, ante la nueva situación, WWF ha enviado una carta a la Comisión pidiendo que se reabra el procedimiento. La organización también ha alertado a la Unesco y la UICN, los organismos internacionales que velan por la protección de este espacio Patrimonio de la Humanidad y que ya han mostrado su preocupación por los planes de Gas Natural en Doñana. De hecho, una misión internacional con miembros de ambos organismos estará esta semana evaluando el espacio.

Comentarios