La Comunidad de Madrid apuesta por la reutilización

28
0
28

Mariano Calleja

Los campos de agricultura de Israel se riegan con agua reutilizada. Esto, que puede parecer tan lógico en un país donde llueve muy poco y es desértico en una buena parte, no ocurre en casi ningún lugar, y tampoco en España ni en la Comunidad de Madrid. Por eso, el gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel, acompañado de dos ingenieros de esta empresa pública, tuvo ayer una primera toma de contacto con Mecorot (que es como el Canal en este país) para intercambiar experiencias y aprender lo mejor de un Estado que es líder en la reutilización de ese recurso natural.

En la Comunidad de Madrid se consumen al año 600 millones de metros cúbicos, de los que 200 van destinados a la agricultura, sólo con agua potable, procedente de los ríos Tajo y Jarama, sobre todo. Increíble a estas alturas, pero cierto. Por el momento, el Canal ha puesto en marcha el Plan «Dpura», para que en un plazo de cinco años puedan regarse con agua reciclada todos los parques y jardines públicos de la región, lo que significaría un ahorro de unos 40 millones de metros cúbicos, que podrían llegar hasta los 60.
Algo es algo, pero definitivamente sabe a poco y el Gobierno de Esperanza Aguirre quiere dar un salto en la tecnología y en las técnicas para que toda el agua que consumen los campos de la región sea reutilizada, lo que requeriría también un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, que es el que gestiona ese uso.

Se trata, como explicó el gerente del Canal en Tel Aviv, de pasar de una actitud pasiva, es decir de mirar al cielo y rezar para que llueva y se llenen los embalses, a una política proactiva, que permita sentar las bases para que el abastecimiento de agua no sea un problema en un año de sequía con riesgo de restricciones. “El futuro de Madrid no puede verse comprometido por la disposición del agua que tenga”, afirmó De Miguel.

Si se logra que en un futuro más o menos cercano los campos se rieguen con agua reutilizada, esos 200 millones de metros cúbicos que nos ahorraríamos podrían ir destinados al consumo humano. Y en toda España, donde de los 25.000 millones de metros cúbicos que se consumen en total, nada menos que 21.000 son para la agricultura, si se intentara algo parecido, el resultado sería asombroso.
La Comunidad de Madrid tiene en potencia una disposición de agua reutilizada de 800 millones de metros cúbicos al año, 200 millones más de los que consume, que son los que se pueden recoger en los colectores de agua de lluvia.

Vía ABC.

Anotaciones relacionadas:

Confrontación política en la Comunidad de Madrid

El Consorci de la Costa Brava analiza la importancia de la reutilización

Comentarios