La depuradora que decantó el voto

7
0
7

S. Gallego (El País)

Los habitantes de Pineda de Mar se oponen a la construcción de una depuradora que la Agencia Catalana del Agua y el hasta ahora Ayuntamiento convergente acordaron levantar frente a la playa. Ésta es la principal causa por la que el domingo los pinedencs decidieron dar un vuelco a las urnas y votar masivamente al PSC, contrario al proyecto. De este modo, el PSC obtuvo la mayoría absoluta al lograr 11 ediles, cuatro más que en 2003, mientras que CiU, que gobernaba desde 1999, sufrió un descalabro monumental, de nueve ediles a cuatro.La construcción de la futura depuradora no sólo marcó la pasada campaña electoral, sino también todo el mandato. Ha sido el motivo de constantes desavenencias entre los tres socios de gobierno (CiU, PSC y ERC). La penúltima provocó la salida de los republicanos del Consistorio, y la última llevó al alcalde convergente, Joan Morell, a anunciar la expulsión de los socialistas del gobierno. Una amenaza que se quedó en eso.

Sea como fuere, la depuradora es un proyecto necesario que debe dar servicio a cinco municipios: Calella, Malgrat, Pineda, Palafolls y Santa Susanna. Tres de ellos -ahora ya cuatro- apuestan por su edificación en Malgrat. El que será alcalde socialista de Pineda, Xavier Amor, ha asegurado que va a hacer todo lo posible para que la depuradora se ubique en Malgrat. Y si Santa Susanna da el visto bueno, habrá unanimidad.

El agua y sus costes políticos... una vez más.

Comentarios