Canarias presenta el Proyecto Mertra

140
0
140

El Pabellón de Canarias de la Exposición Internacional de Zaragoza presentó la pasada semana el proyecto 'Mercado secundario de aguas' (Mertra).

Bajo esta denominación, se crea en internet un foro de transacción de agua. En él, los consumidores pueden comprar excedentes de otros usuarios o vender los propios.

La propuesta ha sido ganadora del concurso convocado por la Cátedra Telefónica de la Universidad de Zaragoza. Obtuvo el primer premio por conjugar el uso de las tecnologías de la información y la gestión eficiente del agua en una actividad económica. En este caso, abarcaba los ejes que proponían las bases: afectar a un sector productivo, a la Administración Pública y al propio hogar. Además, el jurado le concedió un accésit "por la raíz canaria de la idea presentada, la originalidad del proyecto, su carácter multidisciplinario y su viabilidad económica".

El equipo del proyecto Mertra está compuesto miembros de la Universidad de La Laguna, Teidagua (empresa de suministro de agua de Tenerife) y los Registradores de la Propiedad. A la conferencia asistirán Hermógenes Pérez Acosta, Alcalde de Tacoronte; Óscar Vázquez Asenjo, Registrador de la Propiedad-Director de Mertra; Javier Davara Méndez, Gerente Teidagua; e Ignacio Álvarez Pérez, Componente de Mertra.

Funcionamiento

El sistema está sujeto, en primer lugar, a la suscripción de un "contrato ecológico" entre el usuario y la empresa suministradora de agua, acuerdo en el que quedará establecido el consumo de una cantidad de metros cúbicos de agua anuales a un precio determinado. Si el consumidor excede su compromiso deberá pagar a la empresa el sobreconsumo a un precio superior al pactado por cada metro cúbico de agua.

También podrá comprar, a otros usuarios, el agua que éstos no hayan gastado a un precio inferior al que deberían pagar a la empresa. Por el contrario, si el consumidor usa menos agua de la pactada, bien recibe un reembolso de la empresa por los metros cúbicos no utilizados o bien puede venderla a otros usuarios que hayan gastado más de lo pactado, a un precio superior al de reembolso de la compañía.

En la actualidad, el procedimiento aplicado para el pago es de tarifa fija con un mínimo y variable, por tramos, en función del consumo, para distintos sectores (industrial, agrícola, turístico y urbano). Por tanto, el innovador método Mertra fomenta el ahorro en el consumo del agua y motiva económicamente al usuario.

El sistema que soporta el proyecto Mertra está compuesto por los contadores con telemetría, la red de comunicaciones asociada y el mercado electrónico para la compraventa de derechos. Los contadores permiten controlar, remotamente, la información sobre consumos en tiempo real, con una red de comunicaciones asociada para su transmisión. Las transacciones en el mercado virtual se formalizan a través de los sistemas de firma electrónica y sellado de tiempo.

El proyecto Mertra hace uso de las nuevas tecnologías en combinación con la legislación en vigor. Así, se apoya jurídicamente en una variada normativa como el Derecho de transmisión del agua o las legislaciones hipotecaria y de firma y contratación electrónica. Las herramientas tecnológicas usadas van desde la telemetría en los contadores a las aplicaciones web, pasando por las comunicaciones síncronas/asíncronas por redes fijas y móviles y la firma electrónica reconocida.

Las ventajas para los consumidores son indudables. La fundamental es el fomento del ahorro de agua, a través de una remuneración económica. Pero, al tiempo, se constituye un nuevo derecho que podría ser transmisible e hipotecable. Para las empresas suministradoras permite la previsión de suministro anual en base a cuotas fijas mensuales en función de habitantes por hogar.

Comentarios