CIMA presenta el manual de adopción de ríos

97
0
97

La Consejería cántabra de Medio Ambiente presentó, con motivo del Día Mundial del Agua, el manual de adopción de ríos y varias experiencias de custodia fluvial en una jornada celebrada en Castañeda y organizada por el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA). En esta jornada, participaron voluntarios del Proyecto Ríos y otras personas interesadas en la mejora de los ambientes fluviales de Cantabria.

Durante la jornada, celebrada en el palacio de Larrinaga con la colaboración del Ayuntamiento de Castañeda, se presentó el manual de adopción de ríos y experiencias de adopción y custodia fluvial, emprendidas en diversos puntos de la geografía española, concretamente en Cataluña, Galicia y el campo de voluntarios de Cantabria. Posteriormente, tuvo lugar una mesa redonda entre los ponentes y participantes.

La sesión se abrió con unas palabras de bienvenida del alcalde de Castañeda, Miguel Ángel López, quien recordó el lema promocional del Ayuntamiento vinculado con los ríos pasiegos que bañan su término municipal, como son el Pas y el Pisueña. A continuación, la directora del CIMA, Luisa Pérez, se refirió al éxito del Proyecto Ríos, su evolución con el desarrollo formativo, los diversos informes anuales y la jornada de convivencia de los voluntarios en las denominadas "romerías fluviales", para señalar que la adopción de ríos es "un paso más" de este proyecto.

Por su parte, la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, recordó el gran avance que Cantabria ha dado con el saneamiento de los ríos de Cantabria, erradicando los vertidos domésticos e industriales, y añadiendo que, a pesar de que aún existen tramos con problemas, "tenemos que sentirnos orgullosos de nuestras cuencas y estuarios que constituyen un punto de referencia en otros puntos del país". También aludió al Día Mundial del Agua y a la inauguración del gran tanque del Instituto de Hidráulica Ambiental que coloca a Cantabria en la vanguardia tecnológica de los estudios de ingeniería hidráulica en el mundo.

La adopción, por parte de un grupo de voluntarios del Proyecto Ríos, significa desarrollar propuestas propias que impliquen la mejora o el aumento del conocimiento de los ambientes fluviales, como realizar actuaciones prácticas que ayuden al río a alcanzar su estado óptimo. Es una propuesta basada en la custodia del territorio, ratificada en un acuerdo consensuado por todas aquellas partes que colaboren por el bien del río, como las entidades públicas, propietarios y usuarios del mismo.

Para esta finalidad, se presentó el manual de adopción de ríos que ha elaborado el Proyecto Ríos para Cantabria y que se podrá descargar a través de la página web: www.proyectorioscantabria.com. El manual ha sido cofinanciado, en un 75 por ciento, por la Unión Europea mediante el programa de cooperación territorial del Espacio Sudoeste Europeo (SUDOE)

El manual de adopción de ríos es una herramienta de apoyo para los grupos de voluntarios que quieran actuar en los ambientes fluviales de la región con el objeto de conservarlos o mejorarlos. Con este manual, se pretende facilitar la realización de acciones que mejoren o conserven los entornos fluviales, distinguir las diferentes fases para llevar a cabo actuaciones en los ríos y riberas, y diseñar proyectos de adopción de ríos y custodia fluvial.

Experiencias de custodia fluvial en España

Durante el acto, se dieron a conocer experiencias desarrolladas en diversos puntos de España, como el proyecto de adopción en Bigues i Riells (Cataluña), la custodia fluvial del río Tea (Galicia) y el campo de voluntariado del río Ebro, que se realizó el mes de septiembre pasado en el sur de Cantabria, fruto de la colaboración del CIMA y la Obra Social de Caja Cantabria.

Con respecto a la mejora ambiental del espacio fluvial y la creación del paseo del Tenes, en Bigues i Riells (Cataluña), está impulsado por la asociación Hábitas - Pojecte Rius. Se trata de un emplazamiento muy vinculado al río desde siempre, un espacio de recreo y fuente de recursos, como lo indican los diversos elementos del patrimonio cultural que lo acompañan en su recorrido, como el borde de masías y campos. El proyecto contempla la ejecución de acciones de mejora del bosque de ribera y de la calidad del agua, además de fomentar el uso público respetuoso a través de su recuperación y conocimiento del patrimonio cultural, y las vías de comunicación tradicionales del valle.

En cuanto a los campos de voluntariado y la custodia fluvial del río Tea (Galicia), está promovida por la Asociación ADEGA - Proxecto Ríos. La finalidad es dar a conocer el papel de los ríos y los problemas ambientales asociados, como la amenaza de las especies invasoras. Asimismo, se pretende fomentar prácticas y comportamientos que permitan el mantenimiento y la mejora de los cursos fluviales mediante dinámicas de participación. Desde 2007, se han realizado actividades con dicho objetivo, como el campo de voluntariado para la sensibilización y la eliminación de especies exóticas e invasoras, los itinerarios guiados, limpiezas de río y descensos en kayak. Han participado en torno a los 350 voluntarios en este proyecto.

Finalmente, se ha expuesto la experiencia del campo de voluntariado del río Ebro. Sus promotores fueron el CIMA y la Obra Social de Caja Cantabria. En septiembre de 2010, se realizó en la parte cántabra del Ebro el primer campo de voluntariado con el objetivo de llevar a cabo actuaciones que mejorasen su estado. Además, congregó a voluntarios del Proyecto Ríos de los diversos puntos de la Península Ibérica. Las actuaciones principales consistieron en un muestreo desde 15 puntos diferentes de la cuenca cántabra del Ebro, actuaciones de reforestación y restauración de una charca en una finca privada de Caja Cantabria, y la reconstrucción de un puente peatonal en un tributario del río.

El Proyecto Ríos en Cantabria

El Proyecto Ríos es una iniciativa que la Consejería de Medio Ambiente realiza a través del CIMA. Pretende fomentar el acercamiento de todas las personas interesadas a los ecosistemas fluviales de Cantabria para que los conozcan, y adopten responsabilidades hacia los mismos. Nació en Cataluña en 1997, de la mano de la Associació Hàbitats, y empezó su andadura en Cantabria en 2007, a partir del convenio de colaboración firmado entre la citada entidad y el CIMA.

El Proyecto Ríos contempla los objetivos de acercar a la población al entorno natural, elaborar un informe sobre los ecosistemas fluviales y darlo a conocer a la sociedad, establecer una red ciudadana interesada en el estudio, protección y conservación de los ríos, trabajar para mejorar la calidad de los mismos, adoptar responsabilidades respecto a los ecosistemas fluviales, en particular, y al medio ambiente, en general, y estimular y potenciar el voluntariado ambiental. Más información en www.medioambientecantabria.es

Comentarios