Inauguradas las obras de restauración del meandro de Flix (Tarragona)

141
0
141

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha inaugurado este domingo la actuación de recuperación ambiental del meandro del río Ebro en Flix (Tarragona), en la que el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM) ha invertido 6.917.700 euros y que ha ejecutado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Al acto han asistido el alcalde de la localidad de Flix, Oscar Bosch; la directora general del Agua del MARM, Marta Moren; el presidente de la CHE, Rafael Romeo y la subdelegada del Gobierno en Tarragona, María Teresa Pallarés. Esta importante actuación del Gobierno de España se une a otras inversiones del MARM en la zona, como las del Plan Integral de protección del Delta del Ebro (PIPDE), que supone un total de 287,4 millones de euros y que están dirigidas a la consecución del buen estado de las aguas de la zona baja del río Ebro, el Delta y las masas de agua costeras implicadas.

Dentro del PIPDE, destaca el proyecto de descontaminación del embalse de Flix, con una inversión total de 223,3 millones de euros, de los que 117 millones serán cofinanciados con Fondos de Cohesión de la Unión Europea, y que está asociado al Plan de Restitución Territorial, desarrollado conjuntamente entre el MARM y la Consellería de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, y que cuenta con una inversión de 57 millones de euros y abarca un total de 71 municipios.

Su finalidad es garantizar el abastecimiento con agua de calidad a una población aproximada de 185.000 personas, de los municipios de las comarcas del Baix Ebre, Montsià, Priorat, Ribera d´Ebre y la Terra Alta que se encuentran a menos de 15 kilómetros de del Ebro, aguas abajo de la localidad de Flix, donde se ejecutan en la actualidad las tareas de descontaminación del embalse.

Por su parte, con la actuación de recuperación ambiental del meandro del río Ebro en Flix, el MARM cumple su compromiso de mejorar este tramo del río para alcanzar el mejor estado ecológico de las masas de agua que fija para todas las cuencas europeas la Directiva Marco del Agua.

El proyecto se compone de cinco líneas de trabajo, que permitirán disfrutar de una zona de gran valor ecológico y medioambiental y que tratan todos los aspectos de restauración para reducir efectos de erosión por parte del río, habilitar el Paseo del Ebro, realzar el patrimonio, crear nuevas zonas de paseo y recuperar la lámina de agua.

De este modo, se ha restituido la margen y ribera urbana y se ha habilitado el Paseo del Ebro. Además, se ha colocado una escollera recubierta de tierra vegetal sembrada como defensa ante avenidas que será recubierta por una capa para integrarse en el paisaje.

Asimismo, se ha repuesto la nave del Club Náutico relacionada con la anterior actuación, se ha procedido a la reposición de esta nave donde se guardan las embarcaciones y se ha construido un mirador en la losa del techo de esta nave. En la zona se ha construido un paseo de pescadores que se adapta al terreno natural, mediante madera tratada.

Además, se ha restituido la margen y ribera urbana aguas abajo del estribo derecho de la presa. A esto se han unido mejoras como la creación de una zona de ocio con mobiliario urbano y plantaciones, la recuperación de una antigua esclusa y la formación de un dique.

Finalmente, se ha restablecido la lámina de agua en la zona del espigón, lo que se ha logrado con la demolición del estribo izquierdo del antiguo Puente de la República que estaba formado por un espigón de tierra forrado de hormigón e invadía parte del cauce.  Todos los trabajos se han realizado teniendo en cuenta las características de la zona e incluyen casi 15.000 m2 de hidrosiembra para plantaciones, revegetación y replantación de especies autóctonas.

Este proyecto se ha integrado en las acciones de restauración de cauces y riberas que el MARM, a través del Organismo de Cuenca, está desarrollando en toda la Cuenca del Ebro, y se suma a los ambiciosos proyectos del Plan Nacional de Restauración de Ríos.

Fuente.- Confederación Hidrográfica del Ebro

Comentarios