WWF celebra el Big Jump en toda España para protestar contra las presas y exigir unos ríos libres

126
0
126

WWF se ha ‘mojado’ hoy en los ríos españoles para celebrar el Big Jump y protestar por la gran cantidad de obstáculos que ponen barreras a nuestros ríos. En España existen 1.231 grandes presas y más de 7.000 obstáculos que impiden que los ríos tengan suficiente caudal de agua para mantener sus funciones ecológicas, como la depuración del agua, la alimentación de los acuíferos, la pesca deportiva o las actividades de ecoturismo. El problema de muchas de ellas es que se encuentran en mal estado, son obsoletas o suponen un enorme impacto ambiental.

Con el objetivo de derribar algunas de ellas, WWF ha realizado chapuzones por toda la geografía nacional. El grupo local de Madrid ha saltado en la presa de Barbellido, en el Parque Natural de la Sierra de Gredos (Ávila), para pedir la demolición inmediata de esta presa que ya está precintada por la Confederación Hidrográfica del Duero. Allí ha realizado una acción de protesta para representar la barrera que supone Barbellido para las truchas cuando intentan subir desde el río Tormes para realizar el desove.

El azud de Casillas, en el río Guadalquivir, ha sido el obstáculo elegido en Córdoba para pedir la liberación de este tramo del río. Sin salir de Andalucía, el grupo de WWF de Sevilla ha acudido al embarcadero situado en el Paseo del Marqués de Contadero para saltar también al Guadalquivir. Por su parte, el grupo local de Barcelona reunió a todos los participantes en el Parque Fluvial del Besós para denunciar la mala calidad de las aguas de este río donde incluso está prohibido el baño y realizaron una cadena humana con el lema “Sigue la corriente al río”. En Alicante, el lugar elegido para este salto multitudinario ha sido Fuentes del río Algar, en Callosa de Ensarriá. El grupo de Guadalajara ha realizado el salto en el Sorbe, donde también ha realizado un análisis de calidad de sus aguas y ha disfrutado de la observación de invertebrados acuáticos.

Según Alberto Fernandez-Lop, Programa de Aguas de WWF España, recuerda: “En este día, queremos llamar a la acción para que todos participemos de forma activa en los Planes de Cuenca Hidrográfica que se redactan este año. Exigimos que recojan la opinión de todos los interesados y aseguren que los ríos tengan suficiente agua para mantener sus funciones ecológicas”. Y añade: “Estos planes también deberían contemplar en su programa de medidas la demolición de determinadas presas”.

El año 2015 es la fecha en que la Unión Europea obliga a recuperar el buen estado ecológico de todos los ríos europeos. Para entonces, los ciudadanos deberían poder bañarse en nuestros cauces como lo hacían hace cien años. Esta es la idea que inspiró a la European Rivers Network (ERN) cuando convocó en el año 2002 el primer Día Internacional del Baño en el Elba. En aquella ocasión, se establecieron 55 lugares a lo largo de 1000 km de río, desde la República Checa hasta Hamburgo, y participaron más de 100.000 personas. Tras el gran éxito de convocatoria se ideó el BIG JUMP, un evento multitudinario anual que cada año concentra a cerca de un millón de personas en toda Europa.

Fuente.- WWF

Comentarios