¿Progresos en el logro de ODS en agua y saneamiento? Informe Secretario General ONU

372
8
  • ¿Progresos logro ODS agua y saneamiento? Informe Secretario General ONU

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, Agenda ODS, desarrollo, sostenibilidad, RSE.

El pasado mes de mayo el Secretario General de Naciones Unidas presentaba su informe anual sobre los Progresos en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), elaborado como documento clave para el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible que se celebra en julio de este año.

Este informe se basa, en teoría, en el marco de indicadores mundiales elaborado por el Grupo Interinstitucional y de Expertos sobre los Indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y pretende ofrecer un panorama general de los avances mundiales de los 17 ODS a partir de los datos disponibles en abril de 2017.

Lo que dice el informe sobre agua y saneamiento

El informe ofrece una fotografía muy general de la situación global respecto al ODS 6, señalando las siguientes cuestiones principales:

  • En 2015 más del 90% de la población mundial utilizaba fuentes mejoradas de agua potable (6.600 millones de personas) y más de 2/3 de la población mundial utilizaba instalaciones de saneamiento mejoradas (4.900 millones)
  • Las personas sin acceso mejorado a agua y a saneamiento viven principalmente en zonas rurales
  • El acceso universal a servicios de saneamiento básicos y el fin de la defecación al aire libre requerirá agilizar los avances en gran medida en las zonas rurales de Asia Central y Meridional, Asia Oriental y Suroriental, y África Subsahariana
  • El 80% de los países que respondieron a una encuesta realizada en 2016-2017 declararon que disponían de procedimientos definidos con claridad para lograr la participación de los usuarios de los servicios y las comunidades en la gestión del agua y el saneamiento
  • Más de 2.000 millones de personas viven en países con estrés por déficit hídrico (más del 25% de agua dulce utilizada respecto al total de recursos de agua dulce renovables), con regiones con niveles por encima del 60%
  • El 65% de los 130 países que respondieron a una encuesta en 2012 sobre la gestión integrada de los recursos hídricos habían establecido planes de gestión a nivel nacional
  • La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en el sector del agua ha aumentado un 67% entre 2005 y 2015, alcanzando 8.600 millones de dólares en 2015, y manteniéndose en torno al 5% del total de la AOD

Además de la información anterior, específicamente referida al ODS 6, a lo largo del informe se hace referencia al agua en el análisis de diversos objetivos:

  • ODS 3 (Salud y bienestar): la falta de servicios de agua, saneamiento e higiene es un importante factor de riesgo de enfermedades infecciosas y mortalidad, resaltando regiones como África Subsahariana y Asia Central y Meridional, en donde las tasas de mortalidad por la falta de dichos servicios fueron en 2012, respectivamente, de 46 y 23 por cada 100.000 habitantes, frente a una media mundial de 12
  • ODS 4 (educación): se resalta que la mayoría de las escuelas de África subsahariana no tienen acceso a agua potable
  • ODS 11 (ciudades y asentamientos humanos): se resalta la importancia de la recogida y la gestión segura de los desechos sólidos, para evitar el bloqueo de desagües, inundaciones y propagación de enfermedades transmitidas por el agua
  • Objetivo 12 (consumo y producción sostenibles): referencia a acuerdos ambientales multilaterales para hacer frente a problemas de contaminación atmosférica, del suelo y del agua
  • Objetivo 14 (océanos, mares y los recursos marinos): se señala el deterioro continuado de las aguas costeras debido a la contaminación y la eutrofización

Valoración

Sinceramente, tras casi 2 años de la aprobación de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible desde mi punto de vista resulta preocupante lo que refleja este informe, aunque casi más lo que no muestra.

En el ámbito del agua el informe utiliza una terminología antigua, de la época de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y hace escasas referencias a los indicadores del ODS6, que son los que deberían utilizarse para valorar de manera efectiva el progreso.

El informe no aporta ningún dato, por ejemplo, sobre el progreso hacia una gestión segura del agua y el saneamiento o de la calidad del agua. De otras cuestiones como la gestión integrada de los recursos hídricos el informe solo señala que un determinado porcentaje de países afirma haber implantado planes de gestión integrada a nivel nacional, pero, ¿suponen un avance efectivo o solo son documentos colgados en una página web oficial?.

También refiere que otro conjunto de países declaran disponer de ”procedimientos definidos con claridad” para la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento; pero de nuevo, ¿se están implementando en la práctica dichos procedimientos y están facilitando la participación de las personas más vulnerables?. Porque existe el riesgo (y lamentablemente es habitual) de dar por buena como participación un taller en el que se invita “a toda la población local” a través de carteles que las personas más pobres (analfabetas) no puede leer, o al que las mujeres no asisten, y si lo hacen no consiguen que se escuche su voz.

En definitiva, este informe de progreso no es suficiente para mostrar cuál es el estado de avance hacia el ODS6 y hacia el resto de objetivos, por lo que desde mi punto de vista no sirve como instrumento para realizar un seguimiento efectivo. Es cierto que el informe no conforma todo el sistema de seguimiento, que es mucho más amplio, pero es la referencia de más alto nivel y por tanto debería resultar mucho más preciso e inspirador para el conjunto de la comunidad internacional.

Ya decía en un post anterior que avanzando al ritmo actual no lograremos el acceso universal (al saneamiento, decía en ese post, pero tampoco al agua) en 2030, por lo que espero que Naciones Unidas (y el resto de actores nacionales e internacionales) pongan en práctica compromisos inequívocos para avanzar. Y un seguimiento efectivo es un ámbito imprescindible

Comentarios