Las siete vidas de una ingeniera hidráulica, ¿o serán más?

477

Sobre el blog

Belén Sánchez Baeza
Fundadora de "Viviendo Gota a Gota". Consultoría de Agua y Permacultura.
  • siete vidas ingeniera hidráulica, ¿o serán más?

El tema de este concurso “Agua y trabajo” creo que debería ampliarse a “Agua, trabajo y vida”, ya que para todos este recurso es vital y para algunos es el hilo conductor de nuestras vidas.

Desde muy pequeñita me pasaba horas jugando en el campo de mis padres, construyendo presas en el canal de desagüe de la balsa de riego, las cuales, hechas con barro, no solían funcionar a la primera, lo que me hacía cavilar posibles “mejoras”, ¿piedras? ¿palitos?, y si bien nunca llegué a una solución óptima (el empuje sobrepasaba la resistencia de esos materiales, como supe más tarde), me tenía entretenida casi todo el verano.

Acabada la carrera de Ingeniera Técnica de Obras Públicas, especializada en hidrología como no, comencé mi recorrido profesional y vital, el cual me ha llevado a conocer distintos países:

· Dinamarca: conciencia ciudadana. Convertí mi trabajo final de carrera en mi primer reto y bajo la tutela de Niels Lonnebjerg, descubrí todo un país donde la comodidad del ser humano viene condicionada por el respeto a la Naturaleza, donde nada se aprueba y nada se lleva a cabo a menos que se garantice el bienestar de todos los seres vivos de la zona de influencia de la actuación. El diseño de un fishway, o escalera de peces, que permitía a los peces salvar el obstáculo que representa un azud o presa, marcaron mi andadura como profesional.

· Italia: redes ocultas. Para alguien que vive en una zona lluviosa, como es el norte de Italia, las redes de pluviales, y sobre todo su buen funcionamiento, se convierten en ese aliado invisible, que facilita el día a día. Atravesar un puente o evitar inundaciones en la ciudad, los hidrólogos siempre estamos detrás de esa magia por la cual, tras un día de lluvia todo vuelve a la normalidad.

· Polonia: ocio saludable y seguro. Estamos “tan acostumbrados” que ni nos damos cuenta, pero prácticamente, para realizar cualquier actividad necesitamos agua, por ejemplo, ¿qué sería de un centro comercial sin la red de abastecimiento, saneamiento y sin olvidar la red contraincendios que garantiza nuestra seguridad? Para nosotros, que vivimos en países desarrollados, se han convertido en servicios tan integrados en nuestro día a día, que nos resultaría complicado imaginar cómo sería nuestra vida sin ellos.

· España: Confederaciones Hidrográficas. Como imprescindibles órganos de gestión de nuestros recursos hídricos, toda actuación que tenga que ver con el agua o con el Dominio Público Hidráulico pasa por sus manos. La elaboración de estudios de inundabilidad con diferentes fines, la solicitud de vertidos o el cálculo de drenajes para infraestructuras lineales, me mantuvo ocupada durante muchos años, disfrutando como nunca de la hidrología y la hidráulica en estado puro, aplicada a casos reales y concretos, aprendiendo cada día algo nuevo, y comprobando de primera mano, las dificultades que entraña en ocasiones conciliar los intereses políticos o económicos con el respeto a la Naturaleza y donde comprendí que la ética profesional debe imponerse en muchos casos donde los resultados no son los esperados, pero donde las consecuencias pueden dejar secuelas imborrables en el tiempo.

· Sierra Leona: necesidad básica. Buscando el lado más humano de mi profesión, participé con MSF en una epidemia de cólera el Freetown, capital de Sierra Leona, donde me encontré que el agua puede ser a la vez el problema y la solución. Con una red de abastecimiento cuyas pérdidas superan el 80% y barrios enteros sin puntos de agua potable ni red de saneamiento, la transmisión de enfermedades es rapidísima. Proporcionar a los pacientes los medicamentos adecuados y concienciar sobre la importancia de hábitos higiénicos saludables son actuaciones imprescindibles para atajar un brote. Pero desgraciadamente, sin las infraestructuras mínimas necesarias que garanticen agua en cantidad y calidad suficiente, así como una evacuación segura de las aguas residuales estos episodios se seguirán repitiendo.

· Guatemala: desarrollo sostenible. Creo que no hay nada más rotundo que toda una Comunidad luchando por un futuro mejor, sabiendo que éste pasa por la mejora de su abastecimiento de agua y su sistema de saneamiento. La determinación de mucha gente, a la que he tenido el privilegio de mirar a los ojos, por salir adelante y dejar un futuro mejor a sus hijos es todo un ejemplo. La restricción de acceso al agua aumenta considerablemente el riesgo de enfermedades y merma las capacidades de desarrollo económico en las poblaciones. Revertir este problema es tarea de todos, pero las mujeres juegan un papel primordial, ya que son ellas las que se encargan tanto de las tareas domésticas como de la familia. Caminar kilómetros diariamente para abastecerse de agua, disminuye sus posibilidades de participar en tareas que les proporcionen una remuneración económica y una independencia, lo que las hace muy vulnerables. Trabajar a su lado fue un gran aprendizaje sobre lo que significa fuerza y tesón.

· España: Sostenibilidad. Y después de tantas vueltas por el mundo nada mejor que regresar a casa para aplicar todo lo aprendido. A nadie se le escapa el hecho de que el Cambio Climático es una realidad, y que se impone un modo de vida más sostenible, donde el aprovechamiento de los recursos debe ser lo más eficiente posible. Nace así Viviendo Gota a Gota, una consultoría de Agua y Permacultura, cuya finalidad es aportar soluciones en eficiencia hídrica, energética y alimentación. Jardines xerófilos, sistemas urbanos de drenaje sostenible, reutilización de aguas grises, o depuración mediante métodos naturales son algunas de nuestras propuestas para mejorar el uso del agua, y aportar nuestro granito de arena, ante este nuevo reto que tiene la sociedad.

Innovación, cotidianeidad, ocio, política y economía, ayuda humanitaria, cooperación al desarrollo, sostenibilidad, son sólo alguno de los campos en los que he podido trabajar, pero tengo claro que "aún tengo mucho que aprender", y soy consciente de que la educación es el único y verdadero motor del cambio, así que, ¿por qué no seguir aprendiendo a través de la enseñanza?

Comentarios

La redacción recomienda