El viejo pozo, ya no funciona más

281
0
  • viejo pozo, ya no funciona más

Sobre el blog

BID Agua
División de agua y saneamiento del Banco Interemericano de Desarrollo (BID).
281

Un conjunto de circunstancias que provocan la prolongación de un sistema de alta-presión atmosférica (es decir de pocas lluvias) y las posibilidades limitadas de circulación del agua (sin hablar de la deforestación), han provocado consecuencias dolorosas, como la peor sequía de los últimos 80 años en Brasil.

Igualmente, California enfrenta la peor sequía de sus últimos 1.200 años, lo que ha llevado al estado a adoptar medidas controversiales con multas de hasta US$500 a quien se encuentre lavando su carro o aceras. El gobierno local también tiene una campaña para promover el ahorro de agua, especialmente en un contexto de cambio climático.

Presionados por los efectos del clima extremo, tanto California como São Paulo se han perforado pozos de manera artesanal para responder a la demanda del agua.

En São Paulo, donde se estima que el 80% de los posos perforados son ilegales, las empresas especializadas en perforación de pozos gozan de una fuerte alza en la demanda (para algunas de ellas sus pedidos han aumentado hasta un 100%).

El ahorro de agua no puede ser una medida en momentos de crisis

En California, cuando las precipitaciones son “normales”, los pozos artesanales responden al 40% del consumo del agua del estado. Sin embargo, el año pasado, se estimó que el  abastecimiento por medio de posos artesanales respondió al 65% del consumo total del agua.

Durante años, la pésima regulación provocó que muchos californianos adhirieran a la filosofía de “vamos a perforar”, agravando el problema de abastecimiento de agua. Es solamente hasta el año pasado el estado logró aprobar una legislaciónsobre el uso del agua subterránea.

Ahora bien, perforar pozos como si fuese una solución mágica, es un remedio a corto plazo frente a los desafíos del cambio climático. A decir verdad, la perforación indiscriminada de pozos pone en riesgo a todo un sistema de abastecimiento de agua y medio ambiente.

  • El uso irregular del agua subterránea puede deteriorar dramáticamente los acuíferos, dismuyendo la cantidad de agua disponible para abastecer las fuentes que nutren los ecosistemas.
  • Asimismo, se puede reducir la cantidad de agua que un acuífero puede almacenar, provocando rupturas en la superficie del suelo. En localidades como el Valle central de California, el suelo bajó cerca de 31cm, causando deterioros en las calles, tuberías y otra infraestructura.
  • Si el agua de las lluvias no logra llegar a los acuíferos, estos no serán reabastecidos. La pregunta que debemos plantearnos entonces es: ¿Qué será de las nuevas generaciones?

Sin regulación o fiscalización adecuada, no hay manera de saber cual es la cantidad de agua subterránea que está siendo bombeada. Por ende, aplicar métricas claras y monitorear la cantidad de agua subterránea que está siendo sustraída de los acuíferos es esencial en todo el mundo.

En África del Sur, uno de los países más secos del mundo, el gobierno ha estadocombatiendo el uso ilegal de agua subterránea.  Con la ayuda de la misión Nasa Grace, ya existen informes vía satélite sobre la sustracción del agua.

Sea cual sea la medida adoptada, es fundamental diseñar y promover regulaciones que incluyan el control y la recaudación de datos (con una base científica sólida), garantizando un espacio para las comunidades, principalmente las menos privilegiadas, que se ven afectadas por la reducción de los niveles de agua subterránea.

Igualmente, son así de importantes la educación y la comunicación pública para obtener un compromiso y apoyo de la población. Para ello, los estados y las ciudades afectadas tienen que promover campañas de concientización con mensajes claros sobre las consecuencias de la perforación de pozos artesanales sin control para el uso cotidiano.

De ahora en adelante, el ahorro de agua no puede ser una medida en momentos de crisis. Se trata de un compromiso permanente con el planeta, con la sostenibilidad y con nuestras vidas.

Perforar pozos como en los viejos tiempos, ya no funciona más.

Artículo original de Marcello Basani, Especialista Sr en Agua y Saneamiento, publicada originalmente en su blog y reproducida aquí con su expresa autorización. 

Comentarios