Connecting Waterpeople

El aprovechamiento de agua de lluvia en las próximas Ordenanzas de Agua Municipales

298
2
(1)

Sobre el blog

Carlos del Álamo
Arquitecto Técnico. Trabajando 31 años en ingeniería del agua y edificación. Los últimos 6 años en Cooperación Internacional para las empresas públicas españolas Tragsatec y España Expansión Exterior. 11 años en Acciona Ingeniería. 14 años en Wasser.
  • aprovechamiento agua lluvia próximas Ordenanzas Agua Municipales

1. INTRODUCCIÓN

El presente artículo expone de forma resumida la propuesta de la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMN, a través de la Red Española de Ciudades por el Clima, de la denominada GUÍA PARA EL DESARROLLO DE NORMATIVA LOCAL EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO. Concretamente se presenta un resumen del capítulo nº 5 dedicado a la NORMATIVA SOBRE GESTIÓN SOSTENIBLE DEL AGUA, y particularmente sobre lo indicado para el aprovechamiento del agua de lluvia para consumo humano. Como se verá en las siguientes líneas, es clara y decidida la propuesta de participación del agua de lluvia y del agua reutilizada en el abastecimiento humano.

2. PRESENTACIÓN DE LA GUÍA PARA EL DESARROLLO DE NORMATIVA LOCAL EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Uno de los objetivos de la Red Española de Ciudades por el Clima, de la Federación Española de Municipios y Provincias, es constituirse en un instrumento de apoyo técnico para los Gobiernos Locales, ofreciéndoles herramientas que les ayuden a poner en marcha políticas de lucha contra el cambio climático y alcanzar un desarrollo sostenible.

Así, a través de la presente guía contra el cambio climático se aporta a los municipios españoles, especialmente a aquellos que cuentan con recursos técnicos más limitados debido a su menor tamaño, una herramienta para facilitar el desarrollo de normas relativas a diversas competencias municipales directamente relacionados con la mitigación y/o adaptación al cambio climático, como la gestión local de la energía, la movilidad sostenible, la planificación urbana, etc.

La presente guía abarca, por lo tanto, aquellos ámbitos donde los municipios pueden regular determinadas actividades con el fin de lograr una reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), y tiene como objetivos los siguientes:

  • Fomentar la aprobación y aplicación efectiva de normativa que permita a los municipios españoles cumplir con los requisitos de adhesión a la Red Española de Ciudades por el Clima y avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible.
  • Crear un marco normativo de referencia para la aplicación de políticas y medidas concretas en diferentes ámbitos de la lucha contra el cambio climático, como en la gestión sostenible del agua.

Por tanto, tras consultar con los técnicos municipales de diversos Gobiernos Locales que ya cuentan con normativa en este ámbito, se ha optado por incluir en este documento cuatro modelos de Ordenanzas relativos a: Energías Renovables, Uso y Gestión Sostenible del Agua, Edificación Bioclimática y Eficiencia Energética. La que se presenta en este artículo es la denominada NORMATIVA SOBRE GESTIÓN SOSTENIBLE DEL AGUA.

3. NORMATIVA SOBRE GESTIÓN SOSTENIBLE DEL AGUA

La creciente preocupación por la protección del medio ambiente, así como los compromisos europeos asumidos en materia de cambio climático, obligan a revisar y ampliar los servicios prestados por los municipios en materia de tratamiento y recuperación de aguas. Las soluciones hasta ahora aplicadas en este campo deben someterse a una revisión técnica con el objetivo de incrementar el ahorro, el aprovechamiento y la recuperación de agua. Con la presente Ordenanza de uso y gestión sostenible del agua, se asumen los siguientes compromisos:

  • Asegurar a largo plazo la cantidad y calidad del suministro de agua.
  • Promover la reducción y el control del consumo de agua por los distintos usuarios.
  • Incrementar el ahorro y la eficiencia en el uso de agua con la aplicación de las mejores tecnologías disponibles.
  • Fomentar y regular la utilización de recursos hídricos alternativos para aquellos usos que no requieran agua potable.
  • Desarrollar acciones encaminadas al ahorro de agua en el riego de parques y jardines públicos y privados.
  • Fomentar la concienciación y sensibilización ciudadana sobre el uso racional del agua.

TÍTULO I: Disposiciones Generales.

Artículo 1. Objeto

El objeto de la presente Ordenanza es regular la incorporación de sistemas de ahorro y uso eficiente del agua, incluyendo la adopción de medidas de aprovechamiento y reutilización en zonas verdes, edificios y otras construcciones.

Artículo 2. Ámbito de aplicación

En las siguientes instalaciones, sean de titularidad pública o privada:

  • a) Nuevas edificaciones y construcciones, incluyendo las sometidas a rehabilitación, reforma integral o cambio de uso.
  • b) Edificaciones y construcciones existentes de titularidad pública.
  • c) Zonas verdes (parques y jardines).
  • d) Fuentes y estanques.
  • e) Piscinas de nueva construcción o sometidas a reforma.
  • f) Instalaciones industriales de lavado.

Artículo 4. Usos afectados

  • Residencial en todas sus clases y categorías.
  • Dotacional de servicios públicos y de la Administración Pública.
  • Dotacional de equipamiento en las categorías: educativo, cultural, salud y bienestar social.
  • Dotacional deportivo.
  • Terciario en todas sus clases, como el hospedaje, comercial, oficina y recreativo, entre otros.
  • Industrial, agrícola, ganadero y otro tipo de servicios empresariales.
  • Cualquier otro uso que implique la existencia de instalaciones de consumo de agua.

TÍTULO II: Régimen general aplicable a los sistemas de ahorro de agua

Artículo 5. Requisitos formales

1. Edificios:

a) Construcciones nuevas o en rehabilitación:

  • Cuando el consumo de agua sea menor a 10.000 metros cúbicos anuales el titular del inmueble deberá incluir un Anexo al proyecto en el que se determinen las instalaciones y los cálculos que justifiquen el cumplimiento de la presente Ordenanza. Una vez ejecutadas las obras será necesario presentar un certificado acreditativo emitido por el técnico municipal competente que corrobore que las instalaciones ejecutadas funcionan correctamente y se ajustan al proyecto presentado por el solicitante.
  • Cuando el consumo de agua sea igual o mayor a 10.000 metros cúbicos anuales, deberán incluir, junto a la solicitud de la licencia de obras o de actividad, un Plan de Gestión Sostenible del Agua que contenga:
    •      las proyecciones de uso
    •      la identificación de posibles áreas para la reducción, reutilización o aprovechamiento de las aguas pluviales
    •      las medidas de eficiencia a aplicar, especificando los objetivos de ahorro
    •      el cronograma de actuaciones previsto

2. Piscinas: Para todos los casos será obligatorio un certificado de garantía de estanqueidad emitido por el constructor o fabricante.

3. Instalaciones industriales de lavado: Los sistemas de reutilización de agua serán preceptivos en las nuevas instalaciones industriales de lavado, como lavanderías, lavacoches, etc.

4. Instalaciones hidráulicas ornamentales: Se deberá disponer de un estudio de viabilidad, conformado por el órgano ambiental competente de ámbito municipal, que tenga por finalidad evitar las posibles pérdidas de agua.

Artículo 6. Sistemas de ahorro de agua

1. Se establecen los siguientes mecanismos de ahorro de agua:

  • a. Contadores individuales para cada vivienda o local y uso, incluyendo para piscinas y zonas verdes.
  • b. Reguladores de presión de entrada de agua.
  • c. Mecanismos reductores de caudal en grifos y duchas.
  • d. Temporizadores en grifos en los de uso público.
  • e. Mecanismos de ahorro para cisternas de urinarios e inodoros.

2. Se establecen las siguientes medidas de ahorro de agua:

  • a. Aprovechamiento del agua de lluvia. Todas las construcciones y edificaciones que cuenten con zonas verdes o comunes deberán almacenar, a través de un depósito, las aguas pluviales recogidas en los tejados y terrazas del propio edificio y otras superficies impermeables no transitadas por vehículos ni personas.

Los usos aplicables del agua de lluvia recogida serán: riego de parques y jardines, limpieza de interiores y exteriores, cisternas de inodoros y cualquier otro uso adecuado a sus características.

  • b. Reutilizadores del agua sobrante de piscinas cuya superficie de lámina de agua sea superior a los 30 m2, recogiendo el agua sobrante de la misma mediante una instalación que garantice su almacenamiento y posterior uso. Los usos aplicables del agua sobrante de piscinas, previamente filtrada, serán cualesquiera, exceptuando el consumo humano, y preferentemente para llenar las cisternas de inodoros.
  • c. Medidas de ahorro de agua en los procesos de limpieza. En las instalaciones y procesos industriales de lavado, como lavanderías y lavacoches entre otros, deberán establecerse sistemas de reutilización del agua. El lavado de vehículos deberá realizarse mediante sistemas de alta presión temporizados que aseguren consumos de agua inferiores a 70 litros por vehículo.
  • d. Sistemas de ahorro en zonas verdes:
    • i) El diseño de nuevas zonas verdes de superficie inferior a 1.000 m2 tendrá en cuenta los siguientes porcentajes máximos de ocupación:
      • praderas: 10 % de la superficie total
      • arbustos o plantas autóctonas o de bajas necesidades hídricas: 45% de la superficie total
      • árboles de bajas necesidades hídricas: 45% de la superficie total
    • ii) El diseño de nuevas zonas verdes que ocupen 1.000 m2 o más tendrá en cuenta los siguientes porcentajes máximos de ocupación:
      • praderas: 15% de la superficie total
      • arbustos o plantas autóctonas o de bajas necesidades hídricas: 40% total
      • árboles de bajas necesidades hídricas: 45% total
    • iii) La limitación del caudal máximo de riego para las zonas verdes de uso público o privado:
      • Diaria: inferior a 1,8 l/m2.
      • Anual: inferior a 2.500 m3/ha.
    • vii) Los sistemas de riego en zonas verdes municipales y privadas de uso colectivo de superficie igual o superior a 1.000 m2 deberán utilizar un porcentaje de aguas pluviales y/o regeneradas.

Además, deberá elaborarse un programa anual de mantenimiento y se aplicarán, como mínimo, los siguientes sistemas para el ahorro de agua: contador de agua específico para la zona de riego, programadores, riego por goteo, sensores de lluvia, de humedad del suelo y/o de viento, sistemas de control y alarma de fugas, aspersores de corto alcance.

TÍTULO III: Régimen de mantenimiento, conservación e inspección de los sistemas de ahorro de agua

Artículo 11. Deber de conservación y mantenimiento

2. Los instaladores autorizados de sistemas de ahorro de agua también deberán informar sobre la utilidad, el funcionamiento y el mantenimiento de las instalaciones con una periodicidad de 5 años

Artículo 12. Información a los usuarios

1. En la publicidad y en la memoria de calidades de las nuevas viviendas que se construyan se hará referencia específica a la existencia de sistemas ahorradores de agua.

ANEXO I: mecanismos ahorradores de agua

1. Características técnicas de los mecanismos ahorradores

1.1. Distancia máxima entre calentadores y grifos de 15 metros.

1.2. Reguladores de presión máxima de 2,5 kg/cm2.

1.3. Mecanismos ahorradores

1.3.1. Mecanismos para grifos y duchas que permitan reducir el caudal de agua (como aireadores, economizadores de agua o similares), de manera que para una presión de 2,5 kg/cm2 tengan un caudal máximo de 8 l/min para grifos y de 10 l/min para duchas. Los grifos de uso público deben disponer de temporizadores de cierre automático que dosifique el consumo limitando las descargas a un máximo de 0,5 litros de agua.

1.3.2. Mecanismos para cisternas de inodoros y urinarios que deben tener un volumen de descarga máximo de 6 litros y permitir detener la descarga o disponer de un doble sistema de descarga de 6 litros para descarga completa, y 3 litros para descarga parcial.

4. CONCLUSIONES

Las aguas pluviales están clara y ampliamente reconocidas en la GUÍA PARA EL DESARROLLO DE NORMATIVA LOCAL EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO, y más específicamente en el capítulo dedicado a la NORMATIVA SOBRE GESTIÓN SOSTENIBLE DEL AGUA. Sin embargo, se proponen a continuación algunas reflexiones para la mayor utilización de este recurso:

  • Crear un certificado de utilización de agua de lluvia para la valoración positiva y reconocimiento de de esta práctica al menos en los siguientes ámbitos:
    • Edificaciones en general de titularidad pública.
    • Instalaciones públicas proclives a la utilización singular del agua de lluvia, como parques y jardines, deportivas, viveros, etc.
    • Organismos relacionados con la agricultura y la producción alimenticia con el objetivo en la reducción de los recursos hídricos de origen en la explotación del subsuelo, y especialmente de los provenientes de redes públicas. Etiquetado especial para los alimentos producidos con estas prácticas.
    • Jardines y zonas de recreo privadas.
    • Piscinas públicas y privadas con las condiciones de tratamiento del agua que convenga.
  • Otros usos a considerar con el tratamiento adecuado de las aguas pluviales
    • Llenado de piscinas, ya que estas tienen sistemas de depuración
    • Baldeo de viales de urbanizaciones
    • Limpieza de las zonas comunes y particularmente de garajes privados
    • Uso en inodoros de viviendas, gasto que se cuantifica en el 22% del consumo doméstico
    • Consumo para animales
    • Recarga de pozos y acuíferos
  • Los municipios pueden diseñar sus propias instalaciones de captación de aguas pluviales para su uso interno y promover que los ciudadanos utilicen los sobrantes de esos recursos para usos propios en las condiciones que convenga.
  • Abrir las aguas de lluvia a la gestión y el comercio.
  • En las piscinas públicas y privadas se propone el control y medición del agua potable que se aporta, y del agua tratada en su propia depuradora, igualmente con contador. Cuantificar los márgenes para ambos consumos.
  • En las zonas de riego motivo de esta norma, implantar el seguimiento periódico y reparación de fugas de agua en estas redes; son instalaciones propensas a tener fugas y por la propia naturaleza de su uso es fácil no detectarlas.
  • Sería muy ilustrativo presentar, por parte de los gestores de servicios públicos de aguas, datos sobre el agua potable aportada a la red pública y su comparación con los recursos hídricos alternativos aportados, indicando, por ejemplo, valores interanuales (ficticios en este caso) del tipo:
  • Finalmente a los gestores de redes de agua potable se propone que indiquen el dato del agua potable producida y su comparación con el agua total consumida. En este caso cada litro de la red de agua potable se transforma en 1,25 litros una vez hechos los aportes de los recursos alternativos indicados. En una interpretación algo forzada, cada litro aportado de agua potable se consume 1,25 veces.

Comentarios