Aqualia
Connecting Waterpeople

Singapur se prepara para el calentamiento global con un plan de 72.000 millones de dólares

2
34
  • Singapur se prepara calentamiento global plan 72.000 millones dólares

Sobre el blog

Cristina Novo
Editora Técnica de Smart Water Magazine.
· 34
2

Países de todo el mundo intentan alcanzar los objetivos del acuerdo de París, es decir, limitar el calentamiento global a 1,5° C por encima de los niveles preindustriales, y el aumento del nivel del mar a los 0,5 metros. Mientras tanto, Singapur se anticipa. Esta ciudad y nación insular al mismo tiempo, con una superficie de más o menos la mitad del área metropolitana de Londres, se prepara con un plan de 100.000 millones de dólares de Singapur (unos 72.000 millones de dólares estadounidenses) para protegerse de temperaturas e inundaciones por encima de esos niveles, según Bloomberg.

Las proyecciones climáticas del Centro para la Investigación del Clima de Singapur, parte del Servicio Meteorológico del país, muestran que en el peor de los escenarios el nivel del mar podría subir hasta 4 metros, teniendo en cuenta efectos como mareas de tempestad. En ese escenario, ciudades como Nueva York, Shanghái y Londres podrían quedar bajo el agua.

Singapur se toma el cambio climático muy en serio. De hecho, el Primer Ministro Lee Hsien Loong ha dicho que se trata de un asunto de "vida o muerte", tan importante como la defensa nacional. Los datos del servicio meteorológico indican que la ciudad se ha calentado a un ritmo que dobla la media global en los últimos 60 años, unos 0,25 oC cada diez años, así que tienen razón para preocuparse.

Una parte del plan es un estudio de adaptación costera que el organismo responsable de edificación y construcción (Building and Construction Authority, BCA) presentó el año pasado al gobierno con varias opciones. Entre ellas se incluyen los manglares como defensas para las costas, tomar medidas para evitar la inundación del sistema de metro y zonas verdes para amortiguar las crecidas. Hasta la fecha el país ha designado 1.000 millones de dólares de Singapur para estudiar la sostenibilidad en zonas urbanas, especialmente las energías renovables y la refrigeración. Además, 5.000 millones de dólares de Singapur se dedicarán al Plan de protección costera y frente a inundaciones. Entre las posibles actuaciones están rodear el país con pólderes y diques, o construir diques que conecten las islas a lo largo de la costa para crear un embalse.

Singapur se prepara con un plan de 100.000 millones de dólares de Singapur (unos 72.000 millones de dólares estadounidenses) para protegerse de temperaturas e inundaciones por encima de esos niveles

Singapur puede permitirse este tipo de plan de contingencia, como tercer país más rico del mundo en PIB per cápita. Su economía, irónicamente, se basa en los combustibles fósiles. Con solo el 0,0005 % de la superficie del planeta, es responsable del 0,11 % de las emisiones globales de carbono, aunque se ha comprometido a reducir sus emisiones en un 36 % entre 2005 y 2030. Como primer paso, ha establecido el primer impuesto al carbono del Sureste de Asia, y está invirtiendo actualmente en energías renovables.

Otro aspecto que está estudiando Singapur es la producción de alimentos, ya que actualmente importa el 90 % de los alimentos que se consumen. En este país donde el suelo es tan escaso se está utilizando agricultura vertical y tecnologías como los cultivos hidropónicos. La Agencia Alimentaria de Singapur tiene como objetivo producir localmente el 30 % de los alimentos que se consumen en el país en 2030.

Sin embargo, la cuestión más complicada es el agua. El país, líder mundial en la gestión integrada de recursos hídricos, trabaja para lograr ser auto-suficiente en cuanto al abastecimiento de agua. Aunque en la isla llueve bastante, tiene una superficie limitada a la hora de recoger y almacenar el agua de lluvia. Se abastece de cuatro fuentes de agua: precipitaciones que se recogen en embalses, agua importada de Malasia, agua regenerada (que se conoce como NEWater en Singapur), y desalación. Actualmente el agua regenerada satisface el 40 % de la demanda de agua en la isla, y la desalación el 25 %.

El organismo nacional responsable de los recursos hídricos (Public Utilities Board, PUB), tiene la intención de aumentar la contribución de la desalación hasta el 30 % de la demanda futura de agua para 2060, antes de que concluya el actual Acuerdo para el Trasvase de Agua con Malasia, e incrementar el uso de agua regenerada hasta el 55 % de la demanda para esa fecha.

Singapur es también un país pionero en el diseño urbano. Edificios ecológicos, diseñados para utilizar los recursos de forma más eficiente, sirven para hacer frente al impacto del cambio climático. Los jardines verticales alivian la falta de verdor en esta ciudad tan poblada. Referentes como el complejo Parkroyal on Pickering, rodeado de vegetación, utilizan las plantas para bajar la temperatura.

Singapur parece tener todos los ingredientes para adaptarse y sobrevivir al cambio climático. Con la misma voluntad política que permitió a la "única ciudad-estado del mundo completamente funcional" (según The Economist) a prosperar contra todo pronóstico tras su inesperada independencia en 1965, está decidida a lograr la sostenibilidad. Singapur ha llegado a ser lo que es hoy en día gracias a un cierto sentimiento de vulnerabilidad. Sigue siendo un país pequeño con un futuro frágil, y no va a quedarse sentado a esperar. Planificar para el futuro es fundamental.

Comentarios