Optimización de la gestión del patrimonio de las PTAR (y VII): La certificación ISO 55001

145
0
  • Optimización gestión patrimonio PTAR (y VII): certificación ISO 55001

Sobre el blog

Degrémont
Degrémont Iberia surge a comienzos de 2009 fruto de la integración a nivel organizativo y operativo de Degrémont España y Degrémont Portugal, ambas pioneras en el sector del agua en sus respectivos mercados.
145

Cada caso es único, por lo que es necesario adaptarse a cada contexto para satisfacer las necesidades de todos los grupos de interés. 

Para establecer la política de gestión del patrimonio correspondiente,actualmente ya existe un marco de trabajo estructurado: la norma ISO 55001 relativa a la gestión de los activos.

Aplicable a todo tipo de equipos, organizaciones y culturas, propone un sistema de gestión que tiene como objetivo:

El enfoque presentado muestra que existen herramientas prácticas disponibles para proporcionar un servicio con la mejor relación “calidad/precio”

  • Instalar un método adecuado de gobernanza que incorpore a todos los grupos de interés.
  • Definir la política deseada (equilibrio entre costes, riesgos y resultados).
  • Identificar las acciones de mejora en el marco de un proceso de mejora continua.
  • Implementar un control efectivo.
  • Conseguir de forma sostenible los objetivos fijados.
  • Ser objeto de auditorías por terceros organismos según un marco de referencia reconocido.
  • Etc.

Obtener la certificación ISO 55001 es por lo tanto el objetivo de medios complementarios ideal para los objetivos de resultados. En el marco de este sistema de gestión, todos los grupos de interés pueden compartir y seguir la política de gestión del patrimonio al tiempo que dejan al proveedor la flexibilidad necesaria para demostrar su profesionalidad y experiencia.

De este modo, se cumplen las condiciones para que el cliente tenga la seguridad de que su patrimonio está gestionado por su proveedor de forma óptima desde un punto de vista técnico y económico en el contexto de una relación contractual rentable y por lo tanto sostenible.

Conclusión

El enfoque presentado muestra que existen herramientas prácticas disponibles para proporcionar un servicio con la mejor relación “calidad/precio” y para que el cliente lo compruebe.

En primer lugar, el uso de tres indicadores de rendimiento complementarios (organizativo, técnico y económico) permite:

  • En la etapa de la oferta, cuantificar de la manera más precisa las prestaciones, pero de forma suficiente para asegurar el mantenimiento del patrimonio de acuerdo con las expectativas del cliente.
  • Durante la etapa de explotación, proporcionar elementos de comparación entre plantas para compartir las mejores prácticas y, de este modo, mejorar el rendimiento organizativo que sustenta el rendimiento técnico y el rendimiento económico.

A continuación, la transposición a nivel de una planta de conceptos comúnmente utilizados a nivel de los equipos permite garantizar al cliente que el patrimonio que ha confiado es objeto de un mantenimiento adecuado.

De hecho, los indicadores habituales de disponibilidad, de tiempo medio entre dos fallos y de reparación permiten calcular a nivel de la planta indicadores de resultados sintéticos, objetivos y automatizables.

Por último, la publicación de la norma ISO 55001 relativa a la gestión de los activos proporciona un sistema de gestión reconocido para definir una estrategia, unos objetivos y garantizar su cumplimiento en el marco de un ciclo de mejora continua.

Por tanto, debemos esperar que esta norma publicada en enero de 2014 se aplique ampliamente, ya que proporciona una oportunidad para que los clientes, propietarios de las plantas, tengan la garantía de una gestión eficiente de sus patrimonios por parte de los proveedores seleccionados por su profesionalidad en el marco de una relación “donde todas las partes ganan”.

Comentarios