La eficiencia de empresas sanitarias en Chile: El rol de los factores externos

95
0
  • eficiencia empresas sanitarias Chile: rol factores externos

Sobre el blog

Guillermo Donoso
Profesor Titular del Centro de Derecho y Gestión del Agua y del Departamento de Economía Agraria de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Ha investigado gobernanza del agua, mecanismos de asignación de aguas, y gestión del agua.
95

En septiembre de 2015, Naciones Unidas adoptó los Objetivos de Desarrollo Sostenible entre los que se incluye: el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y la sostenibilidad de la extracción y abastecimiento de agua dulce. En este sentido, es esencial mejorar la eficiencia de las empresas sanitarias, ya que ello contribuye a reducir sus costes, facilitando las inversiones necesarias para mejorar la calidad del servicio. Además, en muchos países, incluido Chile, las empresas sanitarias proveen servicios en régimen de monopolio, lo cual implica que éstas no tienen incentivos para mejorar su desempeño, más allá del proceso de regulación.

Desde un punto de vista metodológico, la mayoría de los estudios en los que se ha evaluado la eficiencia de empresas sanitarias han utilizado el método de análisis envolvente de datos (más conocido como DEA por sus siglas en inglés), ya que permite integrar varios insumos y productos en el análisis.

A continuación, se presentan los resultados de la evaluación de una muestra de 23 empresas sanitarias chilenas, las que proveyeron servicios de agua potable y alcantarillado a aproximadamente el 98% de la población urbana chilena en 2014.

1. Evaluación de la eficiencia de empresas sanitarias

La eficiencia de cada empresa sanitaria fue estimada aplicando el modelo DEA de doble bootstrap. Las empresas sanitarias, cuyo índice de eficiencia es igual a uno, son eficientes mientras que aquellas, cuyo índice es inferior a la unidad, son ineficientes comparativamente. De las 23 empresas sanitarias 7 (30,4%) presentan un índice de eficiencia igual a uno, por lo tanto, son eficientes. Estas empresas determinan la frontera de mejores prácticas, pues no pueden reducir el uso de insumos y mantener la producción de productos en comparación con las otras empresas sanitarias evaluadas. El valor medio de eficiencia es de 0,769 y la desviación estándar es de 0,230. Este resultado indica que en valores medios, las empresas ineficientes podrían reducir sus insumos aproximadamente un 23%, manteniendo el suministro de agua potable.

2. Factores determinantes de la eficiencia de empresas sanitarias

Se analizaron cuatro variables que podrían afectar la eficiencia de las empresas sanitarias: (i) porcentaje de agua no registrada, (ii) fuente de agua cruda, (iii) densidad de clientes, y (iv) propiedad de las empresas sanitarias.

Los resultados indican que el porcentaje de agua no registrada influye negativamente en la eficiencia de las empresas sanitarias chilenas. Así, las empresas con elevados valores de agua no registrada son, a su vez, las que presentan valores de ineficiencia más altos. Lo anterior, debido a que las empresas deben extraer y tratar un mayor volumen de agua que, sin embargo, no es facturado por las empresas. Esto es crítico para el caso chileno ya que a pesar de que el regulador establece que la empresa modelo debe presentar como máximo un 20% de agua no registrada, la mayoría de las empresas sanitarias chilenas (61%) presentan un porcentaje de agua no registrada superior al 30%; solamente el 26% presenta valores inferiores al valor determinado para la empresa modelo. En 2014, el porcentaje medio de agua no registrada en Chile fue del 29.7%.

Los resultados muestran que la fuente de agua cruda – superficial, subterránea, o mixta - no afecta significativamente a la eficiencia de las empresas sanitarias chilenas. No obstante, los datos muestran que las empresas sanitarias, cuya fuente de agua cruda es mixta o superficial, presentan una tendencia a ser más eficientes que aquellas que tratan agua subterránea, debido a los elevados costes de extracción de las aguas subterráneas.

La densidad media de clientes de las 23 empresas sanitarias analizadas en 2014 fue 57,27 clientes por kilómetro de red. Al igual que en otros países, las empresas sanitarias chilenas presentan economías de densidad, lo que explica que las sanitarias que atienden localidades con mayor densidad son más eficientes.

Encontramos que la propiedad de las empresas no afecta su eficiencia. En este contexto, debe destacarse que los dos tipos fundamentales de empresas sanitarias en Chile son: empresas totalmente privadas y empresas privadas concesionarias a 30 años. Sin embargo, ambos tipos de empresas están sujetas a la misma regulación y, por lo tanto, los incentivos de las empresas para ser más eficientes no dependen de la propiedad de la empresa.

Comentarios