Latinoamérica con sed de sostenibilidad ante crisis de agua

175
0

Sobre el blog

Jennifer Doherty-Bigara
Jennifer Doherty-Bigara es analista de políticas y cambio climático en el Banco Interamericano de Desarrollo.
web

Blog asociado a:

Los brasileños están enfurecidos. Al igual que en las películas. El crecimiento insostenible de su ciudad, Sao Paulo, pone una vez más en riesgo su calidad de vida. Pero esta vez no se trata de congestión vehicular.

A pesar de la magnitud de las tormentas que inundaron la mega ciudad en diciembre pasado, los habitantes de Sao Paulo enfrentan una escasez de agua muy grave. Las causas son varias: la contaminación y sobreexplotación de los acuíferos pero también el incremento en el número asentamientos irregulares cerca de las zonas de recarga han contribuido a generar este problema. Por supuesto, el cambio climático no ha hecho las cosas más fáciles, los cambios en los patrones de lluvias empeorando una situación ya bastante compleja.

Alcanzado difícilmente un 5.1% de su capacidad, la fuente principal de agua de la ciudad de Sao Paulo, Cantareira, está casi seca. Los rumores predicen un último recurso: las autoridades van a proponer un sistema de racionamiento de agua que proporcionará un servicio por sólo dos días a la semana.

Esta situación apocalíptica parece una película de ciencia ficción de Hollywood, una de esas películas en las que la escena de salvación parece haber sido olvidada por los guionistas.

La parte más aterradora es que esta película se repite en otros países, Sao Paulo es solo una de varias otras ciudades en América Latina y el Caribe que  pone en riesgo la calidad de vida de sus habitantes porque deben enfrentar problemas de suministro de agua, debido a la mala gestión de sus recursos naturales.

En la Ciudad de México también se escribe una secuela de película de ficción-climática. La capital mexicana, que es el hogar de más de 20 millones de personas, ha estado sobreexplotando el agua subterránea alterando el régimen de recarga, contaminando y secando los mantos acuíferos, lo que también ha empeorado su problema histórico de subsidencia.

Para agravar las cosas, las soluciones a la escasez de agua de  esta  megaciudad han involucrado la búsqueda de cuencas hidrográficas situadas en las zonas vecinas. En la década de los cincuenta, por ejemplo, el río Lerma fue elegido para proporcionar agua potable a la ciudad y todavía contribuye al 15% del suministro de agua. Pero la realidad del Lerma hoy es un afluente seco con altos niveles de sulfuro de hidrógeno – un gas tóxico y altamente inflamable.

Managua también sufre de presión hídrica, su subcuenca principal cuenta con tres campos de pozos que producen el 60% del agua, pero este acuífero está padeciendo las consecuencias de una expansión desorganizada que afecta la cantidad y calidad del agua, poniendo en riesgo el suministro de agua potable de la ciudad.

La trama es deprimente, sin embargo, algunas iniciativas sostenibles han surgido.

  • En México, el proyecto “Isla Urbana” es el ejemplo de una forma sostenible de captación fluvial para abastecer en agua a una mayor cantidad de habitantes de la capital.
  • En Brasil, como parte del concepto “Productor de Agua”, los agricultores son recompensados por salvaguardar las tierras cerca de las cuencas hidrográficas, manteniendo así la erosión y contaminantes lejos de los recursos hídricos.

Sin embargo, estas crisis de agua requieren un mejor guión, los ejemplos con éxito se encuentran dispersos y requieren ser multiplicados. Se necesita un marco institucional para una mejor gobernanza, con la participación de todos los interesados.Un cambio en la conducta humana es imprescindible.

Un paso innovador para tal cambio de comportamiento está siendo causado por una aplicación gratuita creada por Caio Tramontina, un ingeniero eléctrico brasileño. La crisis actual lo impulsó a dedicar dos meses de su vida a la creación de la “Ducha Rápida” (Banho Rapido, en portugués). La aplicación ayuda el usuario a calcular y luego seguir las indicaciones sonoras de cuándo abrir y cerrar la llave para una ducha eficiente. La aplicación tuvo entre 1000 – 5000 descargas en Google Play desde su lanzamiento, y la duración promedio de  las duchas de los usuarios se ha reducido a 4 minutos y 36 segundos.

Así que, mientras esperamos que los fondos se encuentren disponibles… la infraestructura que se construya sea más eficiente… y los actores clave se pongan por fin de acuerdo en un plan de acción. Tú y yo podemos hacer la diferencia.

Tenemos que cambiar nuestro uso cotidiano del agua y entender que en un nuevo guion, este papel podría ser el mejor rol  de nuestras vidas.

Este artículo ha sido publicado originalmente en la sección de blogs del BID y es replicado aquí con su expresa autorización.

Comentarios