Aqualia
Connecting Waterpeople
Blue Gold
Schneider Electric
Minsait
BELGICAST by TALIS
Grundfos
Sacyr Agua
VisualNAcert
BACCARA
Fundación We Are Water
NOVAGRIC
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Baseform
Rädlinger primus line GmbH
Bentley Systems
FENACORE
Terranova
ISMedioambiente
ACCIONA
IAPsolutions
Aigües Segarra Garrigues
Catalan Water Partnership
GS Inima Environment
IIAMA
HANNA instruments
Aqualia
CALAF GRUP
Prefabricados Delta
Idrica
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Molecor
Consorcio de Aguas de Asturias
Cajamar Innova
Saleplas
Kurita - Fracta
Regaber
Likitech
Ulbios
ICEX España Exportación e Inversiones
s::can Iberia Sistemas de Medición
FLOVAC
DAM-Aguas
NaanDanJain Ibérica
Asociación de Ciencias Ambientales
Grupo Mejoras
AECID
Innovyze, an Autodesk company
CAF
Kamstrup
biv Innova
Cibernos
AGENDA 21500
STF
EPG Salinas
Fundación CONAMA
ESAMUR
Filtralite
Hach
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
DuPont Water Solutions
Gestagua
SCRATS
Isle Utilities
TecnoConverting
ADECAGUA
ABB
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Ingeteam
Elmasa Tecnología del Agua
UNOPS
Control Techniques
EMALSA
Fundación Botín
Smagua
Elliot Cloud
Miya Water
Confederación Hidrográfica del Segura
UPM Water
Aganova
ITC Dosing Pumps
Almar Water Solutions
LACROIX
TEDAGUA
J. Huesa Water Technology
AZUD
Saint Gobain PAM
Fundación Biodiversidad
Hidroconta
Danfoss
Redexia network
Insituform
Xylem Water Solutions España
Lama Sistemas de Filtrado
Red Control
Barmatec
Agencia Vasca del Agua
Global Omnium
Vector Motor Control

¡Llegó lo que esperábamos...! Y no hicimos mucho para prevenirlo

  • ¡Llegó lo que esperábamos...! Y no hicimos mucho prevenirlo

Sobre el blog

Jesus Maza
Especialista en gestión de talentos, innovación y transformación organizacional. Conferencista Coach

Según los datos recopilados por iAguaData ha llegado lo que todos temíamos, lo que la mayoría sabía que pasaría, lo que todos esperábamos, porque era bastante obvio que pasaría. El nivel de las reservas de agua en España se ha situado en el 44,6%, cuando la media de los últimos 10 años por estas fechas ha sido del 60,8%. Es particularmente alarmante, en el sur de España, donde en comunidades como Andalucía los embalses están en el 31,4% o Murcia en el 22,3% de su capacidad.

Varios factores han conducido o han tenido un fuerte impacto para llegar a esta alarmante situación, la mayoría prefiere atribuir todo a la falta de lluvias que se ha notado claramente, pero no es el único factor que ha influido. Cabe citar las declaraciones hechas al periódico “El País” en agosto del pasado año por Teresa Ribera, vicepresidenta tercera quien calificó de “escandaloso” el vaciado de dos embalses por parte de una concesionaria de energía eléctrica a fin de producir electricidad barata justo cuando los precios de este servicio eran históricamente los más altos. Luego, están las decisiones políticas, a esta fecha, aún con el conocimiento exacto y detallado de lo critico del nivel de los embalses, no se han ordenado racionamientos, es más, en algunas comunidades donde los embalses están por debajo del 35% - sin que aún estemos en verano – se sigue suministrando el vital líquido en forma regular y permanente. No ha habido la voluntad política, para en forma valiente, ordenar los necesarios racionamientos, que, dicho sea de paso, pudieron haber sido implementados sin afectar en demasía a los habitantes, con horarios de corta duración y de esa formar haber ralentizado suficientemente la disminución de las reservas.

Ahora bien, a todas estas, ¿qué papel jugó el ciudadano común? En la calle se escucha y se siente la generalizada preocupación por la falta de lluvias, lo profundamente pasmados que quedamos todos al enterarnos del vaciado de embalses, hemos sido permisivos, al contemplar sin mucha acción la inacción de la clase dirigente política, nos conformarnos con quejarnos entre nosotros expresando nuestra perplejidad por los acontecimientos, pero no hicimos mucho, de hecho, la gran mayoría sigue  con nuestros sus hábitos de consumo. Por todo ello: llegó lo que esperábamos o intuíamos, ojalá la lesión no sea muy dura y aprendamos de la experiencia porque con la reactivación de la industria turística el nivel de consumo aumentará, complicando aún mas el escenario. 

Todos sabemos que la motivación de las guerras futuras será por el agua, ¡debemos cambiar!