Aqualia
Connecting Waterpeople

Criterios básicos para la correcta ubicación de una estación depuradora de aguas residuales

Sobre el blog

Juan José Salas
MÉDICO DEL AGUA y DOCTOR EN QUÍMICA. Director de Servicios Tecnológicos de la Fundación CENTA. 38 años de experiencia en el tratamiento de las aguas residuales, especialmente de los vertidos generados en las pequeñas aglomeraciones urbanas.
ABB
  • Criterios básicos correcta ubicación estación depuradora aguas residuales

Dónde situar una estación depuradora de aguas residuales constituye una decisión de vital importancia, dado que una correcta ubicación lleva aparejada una disminución de los costes de construcción y, especialmente, de los de operación y mantenimiento. Costes, estos últimos, que los usuarios tendrán que afrontar lo largo de toda la vida útil de la estación de tratamiento.

La correcta ubicación de las depuradoras conlleva una importante disminución de los costes de construcción y de operación y mantenimiento

Como ayuda a la toma de esta decisión, se describen a continuación los principales criterios a tener en consideración:

  • La superficie del terreno disponible para la construcción de la depuradora constituye un factor limitante en la consideración de determinados tratamientos, dado que las tecnologías de carácter extensivo (Lagunas de Estabilización, Humedales Artificiales), presentan mayores requisitos de superficie que las intensivas (Aireaciones Prolongadas/Extendidas, Filtros Percoladores).
  • El coste de los terrenos disponibles para la construcción de la estación de tratamiento y la identificación de la necesidad, o no, de realizar expropiaciones o servidumbres, tanto para la propia depuradora, como para la construcción de los colectores de entrada y salida de la misma. La necesidad de recurrir a expropiaciones o servidumbres es un condicionante que puede alargar notablemente en el tiempo el proceso de ejecución de una estación de tratamiento de aguas residuales.
  • La distancia de los terrenos elegidos para la construcción de la depuradora a la red de alcantarillado existente y la distancia de estos terrenos hasta el punto de vertido de las aguas tratadas. Este aspecto influye notablemente el costo final de implementación de la estación de tratamiento.

Figura 1.- Colectores hasta la estación depuradora y hasta el punto de vertido de las aguas tratadas.

  • La topografía del área tributaria permitirá determinar la necesidad de recurrir a estaciones de bombeo para llevar las aguas a tratar hasta la depuradora, y/o para evacuar las aguas tratadas hasta el medio receptor. El poder cumplir ambos objetivos con la ayuda exclusiva de la gravedad, sin tener que recurrir a costosos bombeos, repercute notablemente en los costes de operación y mantenimiento de la nueva infraestructura de depuración.
  • La identificación de las vías de acceso a los terrenos seleccionados para la construcción de la depuradora. Para llevar a cabo las necesarias labores de operación y mantenimiento, se precisa el acceso continuo a las instalaciones de tratamiento, por lo que se hacen necesarias vías que permitan este acceso con seguridad y comodidad durante todas las épocas del año, especialmente en épocas de lluvias.
  • La identificación de los puntos de conexión a la red eléctrica y a la red de agua potable. Para dotar a las estaciones de tratamiento de la corriente eléctrica necesaria para los propios procesos de depuración, o bien para la iluminación de las instalaciones en horas nocturnas, se precisa conocer los puntos de conexión a la red eléctrica más próximos a los terrenos seleccionados para la implementación de la instalación de tratamiento. Igualmente, es necesario determinar los puntos de conexión a la red de agua potable, para dotar de este servicio necesario a la depuradora. Cuando más lejos se encuentren estos puntos de conexión, más se incrementarán los costos y los posibles efectos ambientales negativos asociados a su construcción.
  • El conocimiento de las características geotécnicas y topográficas del terreno es básico a la hora de seleccionar el tipo de tecnología de tratamiento que mejor se adapta a las mismas. Terrenos fáciles de excavar, con suficiente capacidad portante y cuya topografía permita que el agua residual a tratar discurra por gravedad a través de las distintas etapas del proceso de tratamiento, son los que presentan unas características más favorables para acoger una instalación de tratamiento de aguas residuales.

Figura 2.- El estudio topográfico y geotécnico de la zona de actuación son herramientas imprescindibles en el proceso de ubicación de una depuradora.

  • La determinación del nivel freático. Niveles elevados de la capa freática en la zona de intervención, conllevan la toma de medidas especiales durante la construcción de la infraestructura de depuración, con el consiguiente incremento de los costes.

Figura 3.- Niveles someros del freático dificultan y encrarecen notablemente la construcción de depuradoras.

El nivel freático debe determinarse en la temporada de lluvias de cada situación concreta.

  • La determinación de los niveles esperados de crecida. La realización del pertinente estudio de inundabilidad evitará sorpresas desagradables posteriores, que son relativamente frecuentes, dado que para que las aguas a tratar discurran por gravedad hasta las depuradoras, en ocasiones estas se colocan en zonas afectadas por las crecidas de las masas de agua próximas a la zona de actuación.

Figura 4.- Depuradora inundada por la crecida de las masas de agua cercanas durante un episodio de fuertes lluvias.

La adopción de medidas especiales para evitar inundaciones encarecen notablemente los costes de construcción.

  • Las posibles afecciones ambientales en el entorno. Entre los aspectos relacionados con las posibles afecciones que la construcción de una nueva estación depuradora pueda ejercer sobre el entorno en que se ubique, cabe destacar:
    • La cercanía de los terrenos seleccionados para la construcción de la depuradora a zonas habitadas o a espacios públicos, al objeto de minimizar los posibles impactos negativos relacionados con olores, ruidos y el propio impacto visual, que la construcción del propio sistema de tratamiento pueda acarrear
    •  La posible ubicación de los terrenos elegidos para la construcción de la PTAR en zonas con especial protección medioambiental, lo que obliga a tener en cuenta medidas adicionales.
    • La limitación del vertido de los caudales de aguas depuradas a las masas de agua, que se recogen en ciertas normativas nacionales.

P.D. 1. Para la redacción de este post se ha tomado como base de partida el apartado 4.6 Condicionantes para la selección del terreno en el que ubicar la PTAR, de la Guía Técnica para la Selección y Diseño de Líneas de Tratamiento de Aguas Residuales.

P.D. 2. Estimado lector, siguiendo con la temática, en el próximo post, abordaremos los Criterios para la selección del mejor sistema de tratamiento de aguas residuales para cada situación concreta. Mientras tanto, si la lectura de este post le ha resultado provechosa, recuerde que pinchando en el corazón azul (tras haber iniciado sesión), me motiva para seguir escribiendo. Muchas gracias: El Médico del Agua.

Bibliografía:

López, Monllor, C. (2021). Análisis de alternativas y selección de sistemas de depuración. XXXVIII Curso de Tratamiento de Aguas Residuales y Explotación de Estaciones Depuradoras. CEDEX. Madrid 2021.