El agua no tiene protagonismo en los eventos sostenibles

135
0
  • agua no tiene protagonismo eventos sostenibles

Sobre el blog

Juanjo Amate
Almeriense que siempre ha tenido un fuerte compromiso por mejorar el mundo desde la óptica de la sostenibilidad, es Ambientólogo y es a lo que me dedica profesionalmente. Viví en Centroamerica ayudando a desarrollar legislación en materia de aguas
135

Como sabréis, la sostenibilidad aplicada a eventos es un tema destacado dentro de las acciones de comunicación corporativa, en mi caso destaco su importancia porque creo que entre otras cosas porque forma parte de la visión amplia acerca de cómo abordar la sostenibilidad dentro de una organización y conseguir no sólo rentabilidad sino la transición hacia una sociedad con una amplia y arraigada cultura de la sostenibilidad que tratamos de aplicar desde la empresa social Sostenibilidad a Medida.

Cada vez es mas frecuente encontrar eventos y otras acciones de comunicación donde los aspectos de sostenibilidad son tenidos en cuenta durante su organización y desarrollo, sirviendo además el propio evento como soporte de comunicación de dichas cuestiones, donde la correcta separación y gestión de residuos o las emisiones de CO2 suelen ser los temas prioritarios.

Cuesta creer que hablemos de sostenibilidad y sin embargo las cuestiones vinculadas al agua no tengan un protagonismo destacado, sin embargo es lo que vemos en los eventos sostenibles, mas aún, encontramos eventos donde se aborda de sostenibilidad en los que se llega a trasladar un mensaje totalmente contrario, y vamos más allá de servir el agua en jarra en lugar de la embotellada.

Sin acciones concretas sobre agua en eventos sostenibles

Sin embargo, no se traduce en acciones concretas y sirvan algunos ejemplos para justificar nuestra postura.

De un lado, es interesante conocer las respuestas cuando se pregunta a la sociedad por los aspectos relacionados con la sostenibilidad que consideran mas destacados y necesario abordar, algo que hemos realizado en las tres ediciones de nuestro estudio sobre sostenibilidad aplicada a eventos. Como puede verse a lo largo de estos tres informes, son los aspectos relacionados con la generación y gestión de residuos y las emisiones de Gases de Efecto Invernadero,  ambos de una forma muy destacada, en tanto que los Consumos de Agua y Energía, quedan en tercer lugar y van perdiendo poco a poco importancia. Tampoco es que abunden este tipo de estudios (de ahí el interés de Sostenibilidad a Medida por hacerlos de cara a impulsar la cultura de sostenibilidad en los eventos y la comunicación corporativa) sin embargo, en otro estudio sobre aspectos de interés en materia de sostenibilidad realizado entre jóvenes asistentes a festivales de música, de nuevo el consumo de agua quedó por debajo de los aspectos ya citados, pero también detrás de la movilidad o el transporte hasta estos festivales.

Por otro lado, si repasamos muchas de las iniciativas orientadas a mejorar la sostenibilidad en eventos o que caracterizan a los eventos sostenibles, de nuevo son la gestión de residuos y las emisiones de CO2 las que se llevan el protagonismo. Es el caso del proyecto Ecofestivaleros impulsado por Ecoembes centrado en la mejora de la recuperación de envases en los principales festivales de música, el compromiso Hacia eventos bajos en Carbono que aprovechó el tirón de la COP21 para recoger compromisos en el sector de los eventos de cara a reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero derivadas de los mismos, pero igualmente estarían Every Can Counts (para la recuperación de latas de bebidas), Love Your Tent (para la recogida de tiendas usadas) o Plato Lleno (rescate de comida no servida).

Agua virtual, un buen referente de sostenibilidad

Pensar que en realidad no se trata de un elemento tan importante es obviar los vínculos existentes al hablar de sostenibilidad entre el agua y esa comida que se sirve o no se consume, que ha consumido una importante cantidad durante su producción, algo que se extiende a todos los productos usados durante el evento (moquetas, artículos de publicidad, papel, etc). O bien que los combustibles que son el origen de buena parte de la huella de carbono que se va a medir y compensar, han necesitado igualmente hasta 8 litros de agua para producir la cantidad necesaria para desplazarse un sólo kilómetro. Y si, también la generación de electricidad consumida durante un evento ha requerido del consumo de agua.

A buen seguro que ya hayas pensado que la solución pase por replicar el éxito en la medición de la Huella de Carbono en eventos y empezar a medir la Huella Hídrica como referente de la sostenibilidad de los mismos. Sin embargo, aunque puede que sea cuestión de tiempo, aún no se aplica la medición de Huella Hídrica a un evento, ni siquiera se contempla esta posibilidad en las modelos de referencia usados para calcularla, sean los de Water Footprint Network o bien ISO 14046, mientras que en el caso de la Huella de Carbono, si que se contempla este enfoque y de hecho plataformas como Carbonpedia recogen el registro de eventos que han realizado esta medición. Por el contrario, EsAgua, una plataforma que podría ser el equivalente en materia de Huella Hídrica, sólo recoge mediciones de esta para productos y organizaciones.

Mientras tanto, puede que la mejor forma de que ir incorporando las cuestiones relacionadas con el consumo de agua en las iniciativas de sostenibilidad en eventos sea, además de medir los consumos de forma directa, utilizar el Agua Virtual como herramienta para trasladar a los participantes los consumos de agua relacionados con los materiales y otros productos empleados. Acompañar las bebidas y alimentos servidos en el habitual desayuno o almuerzo de una infografía que señale el consumo de agua asociado a su producción, mostrar la cantidad de agua que se ha necesitado en la fabricación de papel y otros materiales empleados y, a la vez, vincular la comunicación de estos datos con consejos para el ahorro de agua en las instalaciones donde se celebra el evento (especialmente si este cuenta con algunas medidas de ahorro instaladas) puede ser la mejor forma de visibilizar este aspecto. Y es que ante la dificultad de aplicar herramientas como la Huella Hídrica, puede que la mejor manera de generar un legado vinculado al adecuado manejo del agua fruto de un evento sostenible sea a través de la visibilización de los consumos y la generación de sensibilización entre los participantes sobre los impactos de su modelo de consumo sobre la conservación de los recursos hídricos.

Convencidos de la capacidad de los eventos, como acciones de comunicación, para fomentar la cultura de sostenibilidad en la sociedad y entre las organizaciones y empresas, creemos que las cuestiones relacionadas con el agua no tienen el protagonismo que merecen, motivo por el que hemos aprovechado este Día Mundial de Agua 2016 para señalar no sólo lo que queda por hacer, sino algunas propuestas para empezar a cambiar este escenario. Como no, os animamos a trasladar vuestra opinión y enriquecer estas ideas, se trata de hacer a la industria de los eventos partícipe de los objetivos de mejora de los recursos hídricos que hemos de abordar en los próximos años dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y además que utilicen el poder de comunicación de los eventos para trasladar a la población estos compromisos y hacerla partícipe, a nivel individual, de los mismos. Vamos a lograrlo.

Entrada publicada originalmente en Te Hago Eco.

Comentarios