Aqualia
Connecting Waterpeople

Digitalización: buscando la excelencia de los modelos hidráulicos

1
221
  • Digitalización: buscando excelencia modelos hidráulicos

Sobre el blog

Luis Campos
Ingeniero civil con especialidad en Hidrología, Máster en Ingeniería Medioambiental con especialidad en Ingeniería del Agua Urbana.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Global Omnium
· 221
1

Tras ese amasijo de puntos y líneas que definen un modelo hidráulico, se encuentran miles de datos, asumidos o medidos, con el afán de representar el estado actual de una red de saneamiento. Una forma muy sencilla de ver como la era digital proporciona toda la información que un modelo hidráulico necesita, y mostrar lo que de verdad ocurre en la realidad. Pero, ¿es tan fácil?

Entender el comportamiento de la red de saneamiento, incluyendo la identificación de los problemas y las causas asociadas a los mismos, conlleva una serie de procesos de alta complejidad. Estos procesos están relacionados con diferentes condiciones: meteorológicas, operacionales, humanas e incluso situaciones hidráulicas en el interior de la red, que muchas veces son imposibles de predecir. Es por ello que el uso de estos modelos para respaldar los análisis y soluciones necesarias para afrontar los proyectos de redes de alcantarillado, se incrementa de manera notable en el sector del agua día a día.

Independientemente del software utilizado, no tenemos que olvidar que todo esto va conectado a la información que el usuario, nosotros, le damos al modelo: periodo de retorno, área de drenaje, diámetro, longitud, coeficiente de fricción, etc. Todos estos parámetros son definidos como condiciones para realizar los cálculos. ¿De dónde vienen, son fiables? Al fin y al cabo, el programa siempre nos va a decir “ok” a todo. Bueno, por suerte, a todo no: siempre hay condiciones establecidas que hacen saltar alarmas y te avisan de que existe algún error. Pero sin conocimiento y sentido común, estamos perdidos.

"Entender el comportamiento de la red de saneamiento, incluyendo los problemas y las causas, conlleva procesos de alta complejidad"

Desde mi experiencia, las empresas gestoras de agua danesas aportan información al Organismo de Agua Danés (DANVA), organización sin ánimo de lucro, formada por los propios profesionales del sector, donde se intenta unificar y dar transparencia a todas las actividades realizadas dentro del mismo. En 2004, DANVA creó la plataforma DANDAS para facilitar una base de datos a la que todas las empresas de ámbito público y privado pueden acceder, y de esta forma asegurar que todos los proyectos hidráulicos parten con la misma información. Desde la cota del terreno donde se instala la conducción, hasta la tipología de la misma, residual o pluvial, todo aparece registrado en DANDAS. Una herramienta útil, que facilita la labor de los técnicos a la hora de importar todos esos datos y generar su modelo hidráulico. Aunque como decía anteriormente, este alto nivel de información no siempre nos asegura su veracidad.

Por mi parte, los modelos que he generado importando los datos desde DANDAS han sido fiables, aunque incertidumbre y modelación son dos términos difíciles de separar. Los modelos hidráulicos están basados en estimaciones que afectan a otros parámetros y, a su vez, los resultados. Por ejemplo, suponiendo que, en una cuenca urbana, donde se asume que los edificios tienen una impermeabilidad del 100%, o que ciertas zonas verdes, incluyendo sistemas de drenaje, reducen el volumen de precipitación al 90%, desde mi punto de vista es jugar a ser Dios, independiente de los resultados que ofrezca el programa informático utilizado.

Resumiendo, creo que la era digital está aportando mucha información, lo cual es una ventaja, pero a veces tanta información nos puede desbordar si no la tratamos empíricamente.

Buscamos la optimización de procesos y la reducción de costes, gracias a la combinación de modelos hidráulicos y el constante flujo de información proveniente de los sensores en la red. Sin embargo, en la red de saneamiento aún queda trabajo por hacer, aunque estamos en la dirección correcta. Debemos ser capaces de entender el sistema en base a la información que nos da la red y asegurar que lo que vemos en pantalla también ocurre en la realidad. Cuando esto sea posible, podremos dar un paso al frente integrando la red de alcantarillo a la estación de tratamiento, para obtener un modelo fiable y de alta calidad.

Comentarios