2015: año clave en la agenda del agua de Naciones Unidas

324
0
  • Josefina Maestu, directora de la oficina de Naciones Unidas para la Década del Agua, en la apertura de la Conferencia ONU-Agua.
    Josefina Maestu, directora de la oficina de Naciones Unidas para la Década del Agua, en la apertura de la Conferencia ONU-Agua.

Sobre el blog

Marca Agua España
Iniciativa del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la web Spain Technology del ICEX para dar a conocer la excelencia de los sectores público y privado en la gestión del ciclo del agua.
web
324

El recién estrenado 2015 va a ser un año estratégico en la definición de la agenda del agua de NNUU, y así se ha puesto de manifiesto en la Conferencia anual ONU-Agua que se ha celebrado del 15 al 17 de este mes de enero en Zaragoza.

La próxima aprobación por parte de la Organización de Naciones Unidas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es un acontecimiento que va a marcar la agenda internacional del agua en los próximos años. El informe del Grupo de Trabajo Abierto de Naciones Unidas, que servirá de base para la declaración final de los ODS, contempla un objetivo dedicado al agua: “Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad de agua y su ordenación sostenible y el saneamiento para todos.” E incluye metas específicas a la cooperación internacional:

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio han sido un instrumento fundamental para llevar a la agenda política el derecho al acceso al agua y al saneamiento

  • 6.5 Para 2030, poner en práctica la ordenación integrada de los recursos hídricos a todos los niveles, incluso mediante la cooperación transfronteriza, según proceda.
  • 6.a Para 2030, ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, incluidos el acopio y almacenamiento de agua, la desalinización, el aprovechamiento eficiente de los recursos hídricos, el tratamiento de aguas residuales y las tecnologías de reciclaje y reutilización”.

Pero el debate sigue abierto. La Conferencia del Agua de Zaragoza ha servido para reiterar el interés y convencimiento de la comunidad internacional del agua a favor del establecimiento de un ODS dedicado al agua, en lugar de apostar por un enfoque horizontal que describa el agua como un elemento transversal en esta agenda pero sin identidad propia.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio han sido un instrumento fundamental para llevar a la agenda política el derecho al acceso al agua y al saneamiento aunque también se ha puesto sobre la mesa lo mucho que aún falta por hacer. Se ha conseguido disminuir a la mitad el número de personas sin acceso al agua potable pero, en cambio, no se ha podido reducir en un 50% el número de personas que no tienen servicios de saneamiento. Es decir, se han producido avances que no han sido suficientes. Hay que seguir trabajando. Los ODS serán una herramienta clave para mantener el reto del agua en lo más alto de la agenda política.

Es por eso por lo que MAGRAMA quisiera apostar porque uno de esos objetivos esté dedicado al agua y al saneamiento, como se puso de relieve en la Conferencia de Zaragoza. Una apuesta que cuenta con el respaldo del resto de los países que forman parte de la CODIA, (la Conferencia de Directores Iberoamericanos del Agua), como se puso de manifiesto en su reunión de Panamá de noviembre de 2014.

España y la CODIA comparten una visión sobre el agua basada en la equidad social, de gobernanza, de promoción de la planificación hidrológica y la gestión por cuencas

España y la CODIA comparten una visión sobre la gestión del agua basada, entre otros, en los principios de equidad social, de gobernanza democrática y participativa, de promoción de la planificación hidrológica y en el principio de gestión por cuencas. Una visión comprometida con el derecho humano al agua y al saneamiento así como con la defensa del concepto de seguridad hídrica y con la colaboración transfronteriza como medio para solucionar de forma pacífica los conflictos asociados a la gestión compartida del agua.

España, tanto por su pertenencia a la UE, como en su calidad de miembro de la CODIA, querría estar presente en el debate de Naciones Unidas en el que se definirá la Agenda post 2015 para trasladar esta visión sobre la gestión del agua. Una posición encaminada a establecer un Objetivo de Desarrollo Sostenible dedicado al agua y al saneamiento.

Querríamos que se le reconociera al agua el protagonismo que tiene en todos los ámbitos de la sociedad y que se establecieran nuevos objetivos no abordados en los Objetivos de Desarrollo del Milenio como la calidad de las aguas, la eficiencia, la gestión integrada de los recursos hídricos o la cooperación. Integrar seguridad y también protección medioambiental porque “si no cuidamos el agua, no cuidamos el medio ambiente”.

Se ha hecho mucho. El reto que tenemos frente a nosotros es, sin embargo, de enormes dimensiones. Y más en el actual contexto de inseguridad hídrica y adaptación al cambio climático al que nos enfrentamos. Es el momento, no solo para consolidar el objetivo dedicado al agua, sino para mejorar la definición de sus metas y, fundamentalmente, para definir indicadores que permitan un seguimiento de los avances. España reitera su compromiso con la agenda de NNUU y querría estar en el debate de la agenda post 2015 aportando su visión sobre la gobernanza y sus respuestas de sostenibilidad para hacer frente al reto de la gestión, en particular, desde la perspectiva de la escasez.

Comentarios