Aqualia
Connecting Waterpeople

La transformación circular de IKEA

1
403
  • transformación circular IKEA

Sobre el blog

Mateo Torralba
Country Facilty Manager de IKEA Ibérica.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Indra
Bentley Systems
· 403
1

El agua y la tecnología siempre han ido de la mano en la configuración de las ciudades en la historia. Si algo definió el futuro de la Roma antigua fue su capacidad de diseñar y construir sistemas de canalización y saneamiento que permitieron el desarrollo económico de sus ciudades.

Así, nos encontramos en el mismo punto de inflexión histórico, donde la frontera de la trasformación de las ciudades va de la mano de la explosión tecnológica que ofrece la economía circular y su implementación más directa en el agua como recurso.

Es en este punto en el que las compañías podemos contribuir a crear una mejor sociedad del futuro en el marco de las smart cities y la economía circular. Decía el fundador de IKEA, Ingvar Kamprad, que “la pérdida de recursos es una de las enfermedades más grandes de la humanidad”, e invitaba a usar esos recursos con el “Método IKEA” para lograr buenos resultados con pequeños medios. Ese método IKEA del que hablaba no es otro que alargar la vida de los productos y materiales, así como usar menos recursos, que ponemos en práctica a través de tres compromisos: una vida más sostenible en el hogar, una mejor vida para las personas y las comunidades, y recursos e independencia energética.

¿Cómo lo conseguimos? Sencillamente, trabajando la economía circular en tres niveles: desde la perspectiva de producto y cadena de valor, introducimos cada vez más materias recicladas, diseñamos productos más fácilmente reparables y desmontables, reciclables; a nivel de nuestras propias operaciones, producimos energías renovables, somos más eficientes, reducimos los residuos que producimos y reciclamos parte de esos residuos en productos; y desde punto de vista de cliente, facilitamos servicios para que puedan llevar una vida más sostenible y circular, como nuestra iniciativa “Salvemos los muebles”, donde los clientes pueden vender sus muebles usados y comprar otros de otros usuarios.

Esta estrategia se enmarca dentro de la apuesta de IKEA por orientar su modelo de negocio hacia la economía circular, que ha sido premiado recientemente en el World Economic Forum (WEF) como reconocimiento al trabajo de transformación del negocio en todos los campos: desde el desarrollo de producto, la obtención de materiales, el desarrollo de la cadena de suministro, el ajuste de la logística, hasta el desarrollo del encuentro con los clientes.

El compromiso de IKEA con el agua

Dentro de nuestra estrategia de economía circular, en IKEA nos comprometemos a ejercer un efecto positivo en el agua a través de un uso responsable y promoviendo la gestión responsable del agua dentro y fuera de nuestro círculo de operaciones. Siguiendo el modelo de gestión responsable del agua de WWF, trabajamos para reducir el impacto de nuestras operaciones y las de nuestros proveedores mediante una gestión sostenible del agua.

Precisamente porque tenemos un compromiso responsable con el medioambiente, el agua es nuestro segundo gran pilar en estrategia energética para reducir la huella de carbono y optimizar los recursos. En este sentido, desde IKEA nos hemos propuesto establecer KPIs para medir la eficiencia a la hora de consumir agua y buscar patrones de consumo de nuestras tiendas, analizando la correlación del consumo de visitantes y nuestro restaurante. Por eso, reutilizamos el agua lo máximo posible, auditamos los consumos y hemos instalado sistemas que lo minimizan. En Murcia hemos conseguido reciclar el agua que consume la tienda, y todos nuestros nuevos centros disponen de la última tecnología para la recuperación de este recurso.

Por eso, como revela la fundación Ellen MacArthur, “la economía circular representa un cambio hacia la sostenibilidad a largo plazo, promueve los beneficios ambientales y sociales, y genera oportunidades comerciarles y económicas”. Desde IKEA tenemos un sólido compromiso con mejorar la vida de la mayoría de las personas, teniendo un impacto positivo en ellas y en el planeta, y generando un valor compartido en la sociedad.

Comentarios