Reutilización potable en Denver: Un proyecto que se adelantó a su tiempo

331
1

Sobre el blog

Rafael Mujeriego Sahuquillo
Catedrático (jubilado) de Ingeniería Ambiental de la UPC y presidente de la Asociación Española de Reutilización Sostenible del Agua (ASERSA).
  • Reutilización potable Denver: proyecto que se adelantó tiempo

La American WateReuse Association ha publicado una reseña informativa sobre la significación histórica del proyecto de demostración que sobre la reutilización potable directa de agua se llevó a cabo en Denver, Colorado, entre los años 1979 y 1993. Este proyecto de investigación permitió documentar la posibilidad práctica de producir agua potable a partir de un efluente secundario sin clorar. El proyecto constituye un hito histórico en el campo de la producción de agua potable y contribuyó de manera muy destacada a mejorar el conocimiento sobre la calidad del agua. Los resultados de esta investigación han sido utilizados por los interesados en explorar esta fuente alternativa de agua como forma de satisfacer las necesidades que se registran en las zonas áridas del mundo.

Los resultados recogidos en este informe técnico proceden principalmente del volumen 25 del Informe Final publicado por la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (USEPA) en abril de 1993. Ese informe respondía a los requisitos del acuerdo de colaboración entre el Departamento de recursos hídricos de Denver y la USEPA para llevar a cabo un proyecto de investigación con el que demostrar la factibilidad de la reutilización potable directa del agua. Detalles adicionales del proyecto pueden encontrarse en la literatura técnica y en el informe final del proyecto publicado por Denver Water y la UESPA (acuerdo de colaboración CS-806821-01-4).

El informe técnico publicado por Denver Water en enero de 2016 contiene un excelente prólogo de Brian Good, sub-gerente de Denver Water y anterior presidente de la American WateReuse Association que, por su gran interés, incluimos a continuación, en el 23 aniversario de la publicación del informe técnico inicial.

Periódicamente, alguna organización decide ocuparse de algo tan innovador, tan fuera de lo común, que la coloca a varias décadas de adelanto con respecto a las demás. Éste fue el caso del proyecto de demostración de la reutilización potable del agua de Denver Water. Mediante el uso de principios científicos sólidos, la revisión por colegas y la colaboración con universidades, agencias de protección de la salud pública, consultores de ingeniería y fabricantes de equipos, los empleados de Denver Water demostraron la posibilidad de producir agua potable a partir de un efluente secundario. Los obstáculos no fueron menores y los costes no fueron insignificantes. El equipo que llevó a cabo esta tarea se enfrentó a numerosas incertidumbres a la hora de avanzar en áreas científicas que no habían sido completamente desarrolladas

Años después, el sector del agua puede reconocer que este proyecto constituye un hito fundamental de la historia del tratamiento del agua. El proyecto impulsó metodologías que han permitido posteriormente el progreso de los proyectos de reutilización potable del agua en las más diversas partes del mundo. Los experimentos basados en ultrafiltración, ósmosis inversa, carbón activado granular, ozono y desinfección con luz ultravioleta sentaron las bases sobre las que plantear la estrategia de las barreras múltiples, considerado actualmente como algo absolutamente normal en la reutilización potable del agua. Los experimentos sobre recuperación de nutrientes fueron desarrollados años antes de que se popularizara el concepto de recuperar esos recursos del agua usada. Las investigaciones sobre la aceptación pública y las técnicas de comunicación produjeron un mejor conocimiento de esas dos áreas de la sociología, hasta el punto de que son los que se utilizan actualmente para elaborar estrategias de comunicación sobre la reutilización potable. Los estudios de toxicidad en animales vivos, algo que tal vez sería controvertido en las circunstancias normativas actuales, llegaron a avanzar mucho más que cualquier otra investigación destinada a probar la seguridad de la reutilización potable.

Además, éste no fue solamente un gran proyecto científico. El cambio climático, el crecimiento de la población y las demandas de agua de nuestra sociedad han estresado los recursos de agua en muchas partes del mundo, hasta el punto de que nuestras formas de vida en esas zonas han experimentado impactos negativos. Las fuentes de agua “limpias” no son suficientes en este momento para satisfacer nuestras necesidades. Además de las medidas de ahorro y de uso eficiente del agua, todas las fuentes de agua – desde las aguas de escorrentía hasta las aguas marinas y las aguas residuales – deben ser evaluadas y consideradas como un posible recurso por las poblaciones que tratan de equilibrar sus disponibilidades con sus consumos. Tenemos una única fuente de agua y hemos de ejercer el mayor cuidado posible, a fin de asegurar que tenemos suficiente agua para el medio ambiente, las actividades recreativas y las personas. Eso es precisamente lo que hace que el proyecto de demostración de la reutilización potable del agua de Denver Water sea tan importante. El equipo de personas del proyecto demostró que, mediante una aplicación adecuada de la tecnología y las ciencias sociales, el agua usada podía ser reutilizada de forma segura e intencionada, una y otra vez, para el consumo humano.

Queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento a Bill Lauer, gerente del Proyecto, por su insistencia en compartir los resultados de esta investigación de la forma más amplia posible, haciendo posible que todos ustedes pueden estar leyendo estas palabras. Bill y los demás empleados e investigadores de Denver Water, que dedicaron muchos años de su vida a este proyecto, representan la visión, la pasión y la excelencia de la que Denver Water se siente tan orgullosa de poseer. Gracias a todos ellos.

Comentarios