La construcción de la EDAR mexicana de Atotonilco ya se encuentra en un 54% de avance

140
0
140

(ConaguaLa Comisión Nacional del Agua ha avanzado 54 por ciento en la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Atotonilco, una de las obras más grandes de la administración actual, debido a que generará beneficios ambientales y sociales que mejorarán la calidad de vida de más de 700 mil habitantes del Valle del Mezquital, en Hidalgo, informó José Luis Luege Tamargo, Director General de la dependencia.

Durante un recorrido de supervisión, José Luis Luege constató los avances en la construcción de la infraestructura de saneamiento más grande en el mundo construida en una sola etapa, la cual dotará de agua libre de patógenos para el riego de 80 mil hectáreas de cultivos de los distritos 003-Tula y 100-Alfajayucan.

La planta de saneamiento es parte del Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México, que ha sido una prioridad para la Conagua durante esta administración y cuya meta es llegar a 100 por ciento en el tratamiento de las aguas residuales que se generan en la región, con las plantas Atotonilco; El Caracol, que está en licitación, y Vaso de Cristo y Zumpango, aún en proyectos.

Atotonilco, que es también la planta más grande del mundo en cuanto a aprovechamiento de biogás, saneará 60 por ciento de las aguas negras que se generan en el Valle de México, donde actualmente se trata únicamente 11 por ciento.

Con la planta Atotonilco se atenderá el rezago en la infraestructura de recolección, de tratamiento y de disposición de las aguas residuales generadas en el Valle de México y se pone fin a 12 años de atraso en el cumplimento de la Norma Oficial Mexicana NOM-001-ECOL-1996, que establece que deben ser tratadas todas las descargas municipales de localidades de más de 50 mil habitantes.

Lo más importante es que la planta también mejorará sustancialmente las condiciones de salud de los habitantes de la región, particularmente de los niños, en quienes se reducirá la incidencia de diversas enfermedades de origen hídrico debido a que vivirán en un ambiente más limpio.

En materia de economía regional, durante la construcción de la planta se generarán hasta 4 mil empleos directos y 10 mil indirectos, lo que se traduce en ingresos económicos familiares.

En el área productiva, los beneficiarios serán los Distritos de Riego 003 de Tula y el 100 de Alfajayucan, que juntos suman 85 mil hectáreas y 700 mil personas, quienes recibirán agua sin contaminantes ni patógenos pero con nutrientes como el Fósforo y el Nitrógeno, indispensables para el crecimiento de los cultivos.

Al sustituir con agua limpia las aguas negras que reciben, los productores tendrán la opción de desarrollar cultivos más redituables, se desarrollarán agroindustrias y se generarán cambios en el mercado laboral y en la evolución educacional y cultural de la región.

Además los agricultores locales tendrán a su disposición el lodo, altamente estabilizado y deshidratado, que generará la planta, el cual servirá como un mejorador de suelos.

En materia ecológica, la planta Atotonilco no generará contaminación ambiental con Metano —que es uno de los gases de efecto invernadero—, ya que será aprovechado para producir hasta 70 por ciento de la energía eléctrica que requerirá.

Por todas sus bondades, el proyecto responde a la visión metropolitana y de futuro que sigue la Conagua en su política para la Zona Metropolitana del Valle de México, que ahora cuenta con un mejor abastecimiento de agua mediante el sistema Cutzamala, modernizado, y tiene menos riesgo de inundaciones catastróficas gracias a las grandes obras que mejoraron el sistema de desagüe.

Comentarios