Aqualia
Connecting Waterpeople

FACSA presenta en IWAlgae las conclusiones del proyecto MICROALBAC

15

Sobre la Entidad

FACSA
Perteneciente al Grupo Gimeno, se fundó en Castellón en el año 1873 para dotar a la ciudad de una moderna red de abastecimiento. Desde entonces, ha diversificado sus actividades y consolidado su presencia en varias comunidades autónomas.
Minsait
· 15
  • FACSA presenta IWAlgae conclusiones proyecto MICROALBAC
  • La iniciativa, que se valida de manera piloto en la EDAR de Castelló, facilita la descontaminación de las aguas y favorece la producción de biogás.

FACSA, dentro de su apuesta por la aplicación de las últimas tecnologías y avances al tratamiento de las aguas residuales, ha participado estos días en Valladolid en el Congreso de la International Water Association (IWA) sobre Tecnologías de Algas IWAlgae 2019 para presentar los resultados del proyecto MICROALBAC. Una innovadora iniciativa que emplea sistemas híbridos de microalga-bacteria a la depuración de aguas residuales y que la empresa está validando de manera piloto en la EDAR de Castelló.

Rubén García, técnico de I+D+i de FACSA, ha dado a conocer las principales innovaciones de este sistema, que integra el cultivo de microalgas-bacterias en plantas de tratamiento convencionales de pequeño tamaño para obtener un sistema híbrido de depuración que, además de maximizar las sinergias entre estas dos especies, facilita la descontaminación de las aguas y favorece la producción de biogás y de un buen biofertilizante algal.

En ese sentido el sistema, integrado por un reactor (raceway), facilita la eliminación de contaminantes durante el proceso de tratamiento de aguas residuales, además de reducir los costes energéticos de la planta de tratamiento y revalorizar la biomasa resultante, ya sea mediante su uso como biofertilizante o como mediante la producción de biogás.

Un innovador método de tratamiento de aguas residuales que utiliza un sistema híbrido de depuración y que permite maximizar las sinergias entre microalgas y bacterias, además de favorecer la descontaminación de las aguas y la producción sostenible de energía.

El proyecto, en el que además de FACSA también participan CEBAS-CSIC como responsable de estudiar la capacidad de biofertilización de los lodos resultantes del proceso; y la Fundación IMDEA Energía, que ha estudiado en laboratorio los sistemas microalga/bacteria, ha sido cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

La redacción recomienda