Comienzan las obras de construcción del tramo final del principal colector de saneamiento de San Sebastián

152
0
152

(URA) San Sebastián verá renovado próximamente el segundo y último tramo del principal colector de saneamiento que discurre en la margen izquierda del río Urumea y que conduce las aguas residuales de gran parte de la ciudad hasta la EDAR de Loiola para su posterior depuración y vertido al mar.

Las obras cuentan con un presupuesto de 3,4 millones de euros y se ejecutarán y financiarán gracias a un convenio de colaboración suscrito recientemente por la Agencia Vasca del Agua y Aguas del Añarbe, que se harán cargo de su coste al 75% y 25%, respectivamente. El plazo de ejecución de las obras, que darán comienzo de inmediato, alcanza los 14 meses.

El nuevo colector, de una longitud de más de 1 km y 1,5 metros de diámetro interior sustituirá ventajosamente al antiguo, que se utilizaba hasta ahora, y que discurre entre la Estación de bombeo de Santa Catalina (ubicada junto al puente del mismo nombre) y la calle Azpeitia; punto donde el nuevo tramo enlazará con el que ya se construyó en 1999 desde la citada calle hasta la EDAR de Loiola para transportar las aguas residuales de San Sebastián a la estación depuradora.

La construcción del nuevo colector evitará los actuales problemas de explotación de la red, que obligan además al bombeo permanente de las aguas residuales que se concentran en la Estación de bombeo de Santa Catalina, y su puesta en servicio supondrá relevantes mejoras ambientales e hidráulicas:

- Se mejorará el funcionamiento hidráulico, tanto de la red municipal o secundaria de saneamiento del centro de la ciudad, disminuyendo la altura de la lámina de agua que circula por los colectores urbanos, como de la red de alta de titularidad del Añarbe.

- Se reducirá el número de alivios al medio hídrico en tiempo de grandes lluvias, que se realizarán al mar a través del Emisario Submarino y el aliviadero de Tximistarri, y sólo excepcionalmente al Urumea.

- En tiempo de lluvia se enviará a la EDAR de Loiola para su depuración un caudal sensiblemente superior al actual.

- Al reducirse considerablemente el bombeo de aguas residuales en la estación de bombeo de Santa Catalina, disminuirá el consumo energía eléctrica, con la consiguiente reducción de los costes ambientales de su producción.

 La técnica de hinca permitirá que la obra se ejecute sin zanjas, prácticamente invisible y con reducidas afecciones.

La profundidad del colector, su ubicación bajo el nivel freático en buena parte de su extenso recorrido (1.043 metros), la presencia de arbolado valioso a lo largo de todo el tramo, y la existencia de numerosos servicios han recomendado elegir la técnica de hinca con escudo cerrado.

La elección de la técnica de hinca permitirá la construcción del colector sin apertura de zanjas en la superficie a todo lo largo de su trazado, y abriendo únicamente pozos verticales en cuatro puntos del mismo. Este sistema ahorra espectacularmente molestias y afecciones a la ciudad (molestias a los peatones, ruido y polución al romper el pavimento, riesgo para los servicios existentes en el subsuelo, desvíos de tráfico, eliminación de arbolado, transporte de tierras y material de relleno, etc.), de tal manera que los ciudadanos y vehículos que transiten por el trazado del colector ignorarán que bajo sus pies se está procediendo a la construcción de una importante conducción de aguas residuales.

El trazado del nuevo colector discurrirá paralelo al río Urumeaa lo largo de los Paseos de los Fueros, Árbol de Gernika y Bizkaia;la conducción irá alojada a una profundidad que variará entre 5,26 m y 6,58 m y presentará una pendiente constante del 2 por mil. Se construirán un total de cuatro pozos (en la esquina de la calle Azpeitia y Paseo Bizkaia; en el extremo norte del Parque Araba; junto al Colegio San José del Paseo Árbol de Gernika; y al comienzo del Paseo de los Fueros)para la introducción y salida de la máquina de hinca, así como para el descenso de los correspondientes tubos.

La construcción del nuevo colector incluirá también algunas modificaciones en la red municipal de saneamiento, concretamente en los tramos finales de los colectores de las calles Arrasate y República Argentina, así como entre el puente de María Cristina y la Plaza Bilbao que, siendo de orden menor, se ejecutarán por métodos tradicionales.

A la hora del proyecto y planificación de la obra se ha tenido especial cuidado en la preservación del valioso arbolado existente a lo largo del trazado del colector. Además de la trascendental decisión de ejecutar la obra por el método de hinca de tubería (es decir, sin abrir una importante y profunda zanja a todo lo largo de su trazado), se ha procedido a un estudio de los ejemplares que inevitablemente han de verse afectados por los cuatro pozos que es preciso perforar, analizando las especies a replantar, su porte, etc. de acuerdo con los términos de la autorización concedida a Aguas del Añarbe por el Ayuntamiento de San Sebastián para la ejecución de la obra.

Igualmente, Aguas del Añarbe se propone extremar al máximo, dentro de sus posibilidades, el cuidado de la señalización, vallados, información al vecindario, etc. durante la ejecución de los trabajos, con objeto de reducir al máximo las molestias de las obras, que se procurará ejecutar de la manera más pulcra posible.

Descargar Plano.

Comentarios