Milton Machado: "El agua es un tema estratégico en la agenda de Gobierno en Uruguay"

0
160
  • Milton Machado: " agua es tema estratégico agenda Gobierno Uruguay"

Una entrevista de:

Sobre la Entidad

OSE
Obras Sanitarias del Estado de Uruguay

América Latina ha trabajado duramente para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en lo relativo a agua y saneamiento. En el caso del abastecimiento se han logrado cumplir plenamente las metas y en el caso del saneamiento casi se han alcanzado. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcan nuevos objetivos para incrementar la seguridad hídrica en el mundo y, en concreto, en la región latinoamericana.

El próximo 6 de septiembre, Casa América acogerá en Madrid la segunda edición de los Diálogos del Agua América Latina España, donde se debatirán, entre otros temas, las coberturas de abastecimiento y saneamiento y la seguridad hídrica en la región.

Milton Machado, Presidente de Obras Sanitarias del Estado de Uruguay, participará en el módulo de Seguridad Hídrica para las ciudades de América Latina.

Pregunta: ¿Cuáles diría que son los principales problemas a los que se enfrenta la región en materia hídrica?

Respuesta: En la actualidad, los asuntos vinculados a la gestión del agua están siendo tratados como asuntos estratégicos y prioritarios en la agenda de todos los gobiernos, seguramente algunos con más otros con menos énfasis. Es un tema que requiere una visión integral y un enfoque vinculado a la gestión de los riesgos, que (respondiendo a la pregunta) probablemente sea el primer problema que enfrentan los países de la región: incorporar el concepto de gestión de riesgos es clave para la discusión actual de la seguridad hídrica.

 Incorporar el concepto de gestión de riesgos es clave para la discusión actual de la seguridad hídrica 

Los aspectos vinculados al impacto del cambio climático, la escasez del recurso, la dificultad de gestionar integralmente los usos del agua con la diversidad de intereses y actores, los problemas de contaminación de las fuentes, la necesidad de infraestructuras y servicios que acompasen las exigencias actuales (demográficas, de alimentación, etc.), son algunos de los problemas que enfrenta la región en materia hídrica. Para cada tema, existen múltiples acciones que permiten resolverlos, pero hoy el desafío es pensarlos y gestionarlos de forma anticipada, con una mirada integral, que sea sostenible y mantenga el equilibrio con los objetivos sociales, económicos y medio ambientales del país.

P.- Centrándonos en su país, ¿qué prioridad le da el Gobierno de Uruguay al agua?

R.- La realidad de Uruguay es privilegiada en la región, atendiendo a que el nivel de cobertura de agua potable alcanza a más del 98% de la población urbana y el 94% de la población total, asegurando la continuidad y calidad del servicio en cumplimiento de la normativa nacional e internacional más exigente.

Aun en este escenario favorable, el tema del agua en Uruguay es un tema estratégico en la agenda de Gobierno. El interés es continuar manteniendo estos estándares y para eso ir adaptando los planes, proyectos y obras a las nuevas exigencias que plantea el escenario social y medio ambiental.

En ese sentido, el Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez lidera un comité con autoridades del más alto nivel que tiene por objetivo la coordinación, el fortalecimiento interinstitucional y la conducción de un plan de acción conjunto en donde todos los actores (agricultura, ganadería, industria, medio ambiente, etc.) conducen sus compromisos y responsabilidades para el cumplimiento de las políticas medio ambientales.

Cabe mencionar también, como representativo de la prioridad en la agenda actual, que en este momento nuestro país está elaborando participativamente (Gobierno, Sociedad Civil, Academia) su Plan Nacional de Aguas, un instrumento técnico y político que establece los lineamientos generales para la gestión de los recursos hídricos en todo el territorio, que propone objetivos específicos y líneas de acción para su concreción y sienta las bases para la formulación de planes regionales y locales que atiendan las especificidades del territorio.

P.- Cómo presidente de OSE, ¿cómo describiría la situación actual de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento en Uruguay?

R.- Uruguay es un país pequeño; con una superficie de 175.000 km2 y una población aproximada de 3.300.000 habitantes. La infraestructura desarrollada para el abastecimiento de agua potable permite que en el país haya más de 700 localidades con servicio de agua potable y más de 1 millón de conexiones que brindan una cobertura a la población urbana de más del 98%.

En Uruguay, el nivel de cobertura de agua potable alcanza a más del 98% de la población urbana y el 94% de la población total

Para la población rural dispersa en pequeñas localidades, se desarrolla un programa especial de gestión comunitaria donde la infraestructura la instala y supervisa OSE pero el mantenimiento diario lo realiza la propia localidad.

Para la operación de los sistemas a nivel nacional, hay aproximadamente 70 plantas potabilizadoras y más de 800 perforaciones operativas. El nivel de inversión anual en infraestructura de agua potable es aproximadamente de 50 millones de dólares.

En lo que tiene que ver con saneamiento por alcantarillado, la competencia de OSE es en todo el país con excepción de la capital Montevideo (donde la competencia es de la Intendencia Municipal). El nivel de cobertura actual por alcantarillado es del 50% de la población nucleada; esto representa unos 45 sistemas de tratamiento para unas 300.000 conexiones.

El desafío en saneamiento es optimizar la infraestructura existente y para eso estamos desarrollando un plan nacional de conexiones con facilidades para aquellos ciudadanos que teniendo una red de alcantarillado frente a su vivienda, aún no están conectados por dificultades económicas.

Se destinan aproximadamente 50-60 millones de dólares al año en ampliar y mejorar la infraestructura de saneamiento. Hemos realizado nuevas plantas con tratamientos de última generación y hemos tenido que emprender mejoras en las plantas existentes e incorporar procesosterciarios con remoción de nutrientes (principalmente fósforo y nitrógeno) para cumplir con la normativa nacional vigente y mejorar la calidad de los efluentes que se devuelven a los cursos hídricos.

P.- ¿Cómo definiría los principales desafíos y problemas del país en este sentido?

R.- Hoy el principal desafío para Uruguay es acompasar las nuevas exigencias medioambientales con niveles de inversión adecuados. Tener una visión integral de los riesgos e impactos asociados al cambio climático, implica no solo la planificación y acción para asegurar elservicio sino la planificación y acción que mantenga la sostenibilidad económico-financiera de la empresa.

Desde OSE, como operadores de agua y saneamiento, hemos crecido en niveles de cobertura y servicio; hemos aumentado los costos de operación y mantenimiento; hemos tenido que hacer frente a eventos de calidad que requieren más tecnología y adaptación de procesos y paralelamente no hemos aumentado el nivel de nuestros ingresos.

Es importante aclarar que OSE se financia únicamente con los ingresos que percibe por tarifa (menos del 1% del ingreso medio familiar) y que la tarifa siempre se ha ajustado por debajo del índice de precios al consumo (IPC).

Es necesario buscar una nueva estructura de financiamiento que permita hacer frente a las exigencias actuales y asegure los servicios con la calidad que los uruguayos/as están acostumbrados

El desafío es continuar fortaleciendo la gestión de riesgos, adaptar y crear nueva infraestructura, mejorar los procesos, etc. Para eso es necesario buscar una nueva estructura de financiamiento que permita hacer frente a las exigencias actuales y asegure los servicios con la calidad que los uruguayos/as están acostumbrados.

P.- ¿Y los principales logros con su gestión al frente de OSE?

R.- En términos de gestión, uno de los principales logros ha sido haber comenzado el proceso de planificación estratégica que nos ha permitido ordenar, priorizar y medir las acciones en virtud de los objetivos estratégicos de la empresa.

En términos de servicio, los principales resultados de los últimos cinco años son:

  • 320 nuevos sistemas de agua potable para la población del medio rural disperso; esto significa que 5000 hogares que antes se abastecían de fuentes inseguras, ahora tienen agua potable en sus casas.
  • 30.000 conexiones de agua en asentamientos regularizadas; esto permite que el sector de mayor vulnerabilidad social acceda a un servicio de calidad, con tarifas asequibles (menos de US$3 por 15m3 ).
  • Estudios y selección de la fuente alternativa de abastecimiento de agua potable para la población de la capital y el área metropolitana que permitirá asegurar la calidad y continuidad del abastecimiento aun en épocas de prolongada sequía y ante eventos de calidad que afecten a la fuente.
  • Desarrollo de proyectos de innovación como ozonización y ultrasonido para hacer frente a nuevos escenarios ambientales que presentan las fuentes de agua. Desarrollo de un prototipo modular para tratamiento de efluentes de pequeñas localidades.
  • Puesta en marcha del sistema integral de saneamiento de Ciudad de la Costa (Canelones), una obra estratégica para una zona en crecimiento que permitirá tratar efluentes de 300.000 habitantes aprox.
  • Puesta en marcha del sistema integral de saneamiento de Maldonado y Punta del Este (Maldonado), obra importante para el país para atender la demanda poblacional estable y para mejorar el desarrollo de un área geográfica estratégica en la promoción del turismo nacional e internacional. - Nuevas plantas de tratamiento de líquidos residuales para Artigas, Salto, Vergara, y en proyecto Colonia, San Ramón, Fray Marcos, Santa Lucía, Aceguá.
  • Nuevas usinas de agua potable para Durazno y Treinta y Tres. Modernización y mejoras de los principales sistemas de abastecimiento: Aguas Corrientes (área metropolitana) y Laguna del Sauce (Maldonado)
  • Construcción de una red de 10 laboratorios a nivel país para descentralizar los análisis de calidad y realizar el monitoreo y control operacional de la producción y distribución de agua potable.

En OSE tenemos definido como un objetivo estratégico considerar el impacto del cambio climático en la elaboración y operación de planes, proyectos y obras

P.- ¿Cómo se hace frente desde una institución como OSE a los desafíos del cambio climático en el país?

R.- En OSE tenemos definido como un objetivo estratégico considerar el impacto del cambio climático en la elaboración y operación de planes, proyectos y obras. Esto nos ha significado, atender el impacto de sequías e inundaciones en la prestación del servicio, fundamentalmente de agua potable.

En ese sentido, estamos relocalizando las Usinas de Durazno y Treinta y Tres que estaban ubicadas en zonas inundables; hemos aumentado el parque de perforaciones para reforzar los sistemas de abastecimiento de agua en épocas de sequía y estamos avanzando en el proyecto estratégico más importante de este período que es una nueva presa en el arroyo Casupá que permitirá aumentar la disponibilidad de agua bruta y regular los caudales para abastecer el sistema metropolitano.

Paralelamente, la instancia específica y permanente de coordinación de las instituciones públicas para la gestión integral del riesgo de desastres en Uruguay es el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), del que OSE participa activamente.

P.- Finalmente, ¿qué papel tendrá en los Diálogos del Agua?

R.- Entiendo que el esfuerzo de CAF por la coordinación de los Diálogos del Agua en América Latina y España es compartir e intercambiar experiencias entre los distintos actores que formamos parte del sector, con ánimo de identificar oportunidades y soluciones a los problemas que enfrenta la región.

Por parte de OSE, participaré en el módulo de Seguridad Hídrica para las ciudades de América Latina, aportando la experiencia de Uruguay

Comentarios