Potenciando a las hidroeléctricas

0
450

Sobre el blog

Eduardo Echeverria
Consultor especializado en ingeniería hidraúlica. Secretario Técnico del Comité Español de Grandes Presas (SPANCOLD) y Vicesecretario de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Blog asociado a:

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 3
  • El objetivo de la administración de EEUU es duplicar la producción hidroeléctrica en 2030.

A finales de abril de este año el Departamento de Energía del Gobierno de Estados Unidos dio a conocer los resultados de un estudio realizado sobre la identificación de posibles nuevos aprovechamientos hidroeléctricos en su territorio. Al hilo de este informe el Dr. Ernest Moniz, Secretario de Estado de Energía del gobierno de EEUU, anunció en la conferencia anual de la Asociación Nacional de Energía Hidroeléctrica celebrada en Washington el 29 de abril que el objetivo de la administración norteamericana es duplicar la producción eléctrica procedente de esa fuente en EEUU para el año 2030. El planteamiento realizado por el Secretario de Estado fue realista, puesto que reflejó el hecho de que las sequías asociadas al cambio climático podrían afectar a la viabilidad de algunos de estos nuevos proyectos y que esta posibilidad deberá estudiarse en cada caso. Y en definitiva este informe muestra que el gobierno Estados Unidos apuesta firmemente por incrementar la producción de energía hidroeléctrica en su mix energético. El empuje a esta fuente de energía en EEUU se inició, al menos de forma visible, en 2013 cuando el presidente Obama firmó una ley con objeto de impulsar el desarrollo de pequeños proyectos de energía hidroeléctrica y volver a poner en servicio las presas no productoras de energía eléctrica en aquel momento. El objetivo planteado a largo plazo era reducir la participación de combustibles fósiles en la generación de energía total y compensarlo con un incremento de la producción hidroeléctrica.

El objetivo de la administración norteamericana es duplicar la producción hidroeléctrica en el año 2030

Mientras en EEUU se apuesta por esta fuente de energía, en Europa la energía hidroeléctrica afronta un marco legislativo en gran medida contradictorio. La Directiva Marco del Agua, que propugna restaurar el estado de las masas de agua y mantener los ríos como un ecosistema continuo, choca de manera frontal con otras directivas sobre energías renovables y garantía de seguridad en el abastecimiento, que necesitan el concurso de las presas y aprovechamientos hidroeléctricos para llevar a cabo sus fines. Esta contradicción sin duda deberá ser resuelta, dado que la producción de energía hidroeléctrica parece destinada a adquirir mayor protagonismo en el futuro en base al escenario actual que potencia sus universalmente conocidas fortalezas. Fundamentalmente el ser una fuente de energía disponible en el propio territorio, aspecto que la dota de un enorme interés geoestratégico. Por otro lado está su conocida adaptación a la flexibilidad de la demanda y el hecho de que hace un uso no consuntivo del agua. Además está la reducción de las emisiones de CO2 que lleva aparejado su uso y su menor coste. Estas fortalezas unidas a la lucha contra el cambio climático son las que al parecer han vuelto a poner en escena a las centrales hidroeléctricas, al menos en Estados Unidos. Este planteamiento no es nuevo en absoluto. En 2004, el grupo de trabajo sobre la Directiva Marco del Agua del Club Europeo del ICOLD (Comisión internacional de Grandes presas), citaba en su informe final que “Europa no puede rechazar la actual fuente no contaminante que representa la energía hidroeléctrica. El objetivo debe ser no sólo mantener la utilización de esta fuente sino incrementar su proporción relativa en el mix energético”. Diez años hace de la publicación de este informe y las ideas en él contenidas parecen más vigentes que nunca.

En el momento que se publiquen estas líneas habrán tenido lugar las elecciones al Parlamento Europeo. No hay duda de que la larga crisis económica focalizará muchas líneas de actuación, pero se antoja necesaria la inclusión en la agenda del Europarlamento del planteamiento futuro del mix energético europeo de forma realista y sostenible. El reto de compatibilizar aspectos tan divergentes es enorme, pero al mismo tiempo será inevitable buscar una solución de compromiso. El tema elegido para el Día Mundial de la Energía de este año “Agua y Energía”, ampliamente tratado en el anterior número de iAgua Magazine, invita a ello.

Comentarios

La redacción recomienda