El Gobierno cántabro y la CHC analizan los efectos de las últimas inundaciones y trabajan en la búsqueda de soluciones

44
0
44
  • Diego y Álvarez Maqueda (en el centro), en los momentos previos a la reunión

(Cantabria) El Gobierno de Cantabria y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) han mantenido hoy su primera reunión de trabajo para analizar los efectos y la búsqueda de soluciones a adoptar tras las últimas inundaciones ocurridas en la Comunidad Autónoma.

En este encuentro, encabezado por el presidente cántabro, Ignacio Diego, y el presidente de la CHC, Ramón Álvarez Maqueda, han estudiado los principales problemas y han avanzado en la priorización de los mismos, así como la búsqueda coordinada y conjunta de las mejores soluciones y sus fórmulas de financiación.

Han estado presentes, además, el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández; el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, y técnicos de la Comunidad Autónoma y de la CHC.

Asimismo, esta reunión ha permitido establecer un marco inicial de trabajo conjunto en torno a la prevención de cara al futuro, así como de coordinación entre los ayuntamientos, la Administración Autonómica y la Confederación.

El objetivo fundamental planteado por el presidente Diego y por Álvarez Maqueda es que los municipios integren las prioridades establecidas por la CHC en el diseño de su planificación urbanística, algo que cobra especial importancia en Cantabria en un momento en el que se está trabajando en la elaboración de numerosos planes generales de ordenación urbana.

Para ello, en este marco de coordinación, se ha acordado la organización esta primavera de una jornada de información y contacto entre los responsables municipales interesados, la CHC y el Gobierno de Cantabria.

Comentarios