Toledo iniciará acciones judiciales contra el MAGRAMA y Confederación del Tajo por la mala calidad del río

81
0
81
  • Emiliano García-Page, alcalde de Toledo

(Ayto-Toledo) El Ayuntamiento de Toleado iniciará acciones judiciales contra el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y contra la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) “por la calidad penosa, de cloaca” que presenta el río a su paso por Toledo y que puede incumplir las directivas europeas, según ha anunciado hoy el alcalde, Emiliano García-Page.

El alcalde ha explicado que ha dado instrucciones a los servicios jurídicos por el estado del río “porque no se trata de un problema solamente derechos, sino de incumplimientos legales de las directivas europeas” que incluso puede derivar en un delito ecológico “si la situación del río persevera”.

Preguntado por la sanción impuesta por la CHT, García-Page ha afirmado que es un “sarcasmo grosero” que la entidad encargada de mantener limpio el río y la responsable “de que esté como está” utilice su autoridad de forma “partidista” y multe al Ayuntamiento por un colector que, además, da servicio a los pueblos colindantes.

Para García-Page, que ha asegurado que se trata de una sanción “injusta y reprobable” que el Ayuntamiento va a recurrir, es lamentable que quienes son los responsables “de tener el río como una cloaca nos digan ahora que estamos en falta”; máxime cuando la misma fiscalía ha constatado que la muerte de peces no fue causada por el colector averiado.

Por todo ello, el Ayuntamiento va a realizar acciones judiciales contra el Ministerio y la CHT “que es quien nos manda el río hecho una cloaca”, a lo que contribuye el Gobierno autonómico que, con la negociación del nuevo plan de cuenca, confirma “que lo que nos va a llegar son los residuos de Madrid”.

En este sentido, ha afirmado que a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, “le interesan más los equilibrios internos dentro de su partido que la calidad del río”, como lo demuestra el borrador del plan de cuenca que ha pactado y que confirma “que nos lleguen las aguas residuales de Madrid y no agua del Tajo”.

Hechos probados

Por su parte, el portavoz municipal, Rafael Perezagua, considera como hechos probados que el Ayuntamiento de Toledo no fue el culpable del vertido que el verano pasado causó la muerte de peces en el río Tajo basándose en los informes de técnicos del SEPRONA recogidos por la Fiscalía de Toledo así como por el “cambio de rumbo” del procedimiento sancionador de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

En una rueda de prensa en la que ha acompañado a la concejal de Familia, María Teresa Puig, el portavoz ha afirmado que la resolución de la Confederación Hidrográfica del Tajo registrada hoy en el Ayuntamiento asegura como “hechos probados” que “el vertido de aguas residuales urbanas al arroyo aserradero, procedente de un colector municipal, según las tomas de muestras de los días 20/06/12 y 05/07/12, no determinan daños al dominio público hidráulico, según los análisis e informes de los servicios técnicos de este organismo”.

Para el portavoz municipal, este escrito con el que se multa al Ayuntamiento de Toledo por un importe de 10.000 euros constata que el vertido no fue realizado por el colector.

En este sentido, Perezagua también ha mostrado el informe de la Fiscalía Provincial de Toledo en el que se recogen dos informes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), de fechas 23 de julio y 11 de septiembre de 2012.

El primero de estos escritos, de fecha 23 de julio, señala que se recogieron muestras de distintas zonas del río Tajo en los municipios de la provincia de Puente del Arzobispo, Malpica de Tajo, Villarrubia de Santiago y, en el término municipal de Toledo capital, en las zona del Polígono Industrial, Safont y Los Lavaderos haciendo constar que “el río Tajo recibe aguas contaminadas de sus afluentes y aguas sin depurar o mal depuradas procedentes de poblaciones o explotaciones agrícolas; que la mayoría de los años se produce la muerte de peces en pantanos o embalses de la provincia y que ello ocurre por la contaminación del lecho del río”.

En el segundo escrito del SEPRONA, de fecha 11 de septiembre de 2012, se recoge textualmente que “la mortandad de los peces no se produjo por el vertido de aguas residuales del arroyo del Aserradero sino por circunstancias meteorológicas excepcionales debido a las altas temperaturas que, unidas al estancamiento de de las aguas del río por su bajo caudal, a la presencia de fitoplacton y al crecimiento masivo de las algas provocan graves disminución del oxígeno en el agua”.

Solicitud de dimisiones

Por la constatación por parte de estos escritos de que la mortandad de los peces se debe a la mala situación del río, Perezagua ha pedido la dimisión de la Portavoz del PP en la Cortes Regionales, Carmen Riolobos, y del viceportavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, José López Gamarra, “por llamar mata peces al alcalde y por decir que había cometido un delito”.

“Ha habido un linchamiento político contra el alcalde de Toledo por la mortandad de los peces y encima ahora la CHT niega que haya habido daño. Nosotros no vamos admitir esto”, ha subrayado.

Denuncias a la CHT con muestras periódicas

Por otro lado, con respecto a las denuncias que el Gobierno municipal realizará a la CHT ante la fiscalía por la mala calidad del agua del río, Perezagua ha señalado que los técnicos municipales tomarán muestras periódicas del Tajo para que la CHT asuma sus responsabilidades.

“No se puede ser juez y parte”, ha dicho Perezagua, quien ha añadido que “ya está bien que los toledanos sigamos pagando el mal aspecto ecológico y las sanciones de la confederación, cuando es la responsable”.

Sanciones de la CHT al Ayuntamiento de Toledo

Por otro lado, el portavoz ha recordado a la oposición municipal que la CHT ha sancionado en varias ocasiones al equipo de Gobierno por vertidos al río Tajo; sanciones que se remontan, también, a la época en la que el Partido Popular gobernaba en la ciudad.

En este sentido, Perezagua, ha hecho públicas sanciones que datan desde el año 2002, como dos vertidos procedentes del Polígono que supusieron multa de 12.000 euros; otro vertido del 30 de marzo de 2004 por el que se sancionó al Ayuntamiento con otros 12.000 euros; un vertido arroyo Loeches de 11 de febrero de 2005 por importe de 6.000 euros o una derivación de agua mediante tres tomas localizadas en Safont, el puente de La Cava y en la Peraleda, que supuso una multa de 18.300 euros. 

Comentarios