Eficiencia de las redes de abastecimiento

56
0
56

Emivasa, sociedad mixta compuesta por Aguas de Valencia y el Ayuntamiento de la ciudad, reconoce en su memoria de 2005 que su red de distribución de agua potable perdió cerca de 24 hectómetros cúbicos a consecuencia de fugas o roturas durante ese año, casi tanta agua como la que cabe en los embalses de La Muela o El Naranjero, en el Júcar. De los 123,8 hectómetros cúbicos de agua suministrada a la red de distribución, tan sólo se facturaron 99,9 hectómetros, recoge la memoria. La compañía apunta que en los tres últimos años el rendimiento de la red oscilaba en torno al 80%.

Más, en El País

Mientras, el departamento de Medio Ambiente de la Generalitat de Catalunya «desconoce» el destino de un 25% del agua que circula por la red de abastecimiento de Cataluña, aunque estima que entre un 8 y un 10% de este agua se pierde por las fugas que tiene el sistema, según datos de la conselleria que dirige Salvador Milà.

Desde el departamento subrayan que el nivel de eficiencia de las redes de abastecimiento es diferente según se trate de redes en alta, que son aquellas que van desde el lugar de captación hasta la entrada a un municipio, o de redes en baja, que son las que distribuyen el agua a los abonados dentro de los municipios, por lo que son de competencia exclusivamente municipal.

Más, en ABC

Comentarios