Nuevos regadíos y nuevas subvenciones en Galicia

43
0
43

Temas

Luis Díaz

La Confederación Hidrográfica del Norte se comprometió a resolver este año la concesión de agua para el canal del Val de Lemos, lo que supondrá el reconocimiento de la comunidad de regantes a todos los efectos. El trámite tiene una gran importancia para esta asociación, que a partir de ese momento estará en condiciones de facturar las tasas pendientes de pago correspondientes a sus integrantes.

Los demás propietarios de terrenos «terán que entenderse directamente con quen lles reclame os pagos», explicó Alicia Toirán, presidenta de la gestora de la comunidad de regantes tras la declaración de intenciones por parte de la Confederación Hidrográfica.

Toirán participó ayer en una reunión en Expolemos a la que acudió la plana mayor de este organismo estatal -con la única salvedad de su presidente-, el director general de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, y el director xeral de Infraestructuras Agrias y el delegado en Lugo de Medio Rural. Asistieron también los alcaldes de Monforte, A Pobra y Sober, y el diputado José Tomé.

Si se cumplen los plazos previstos, la Confederación Hidrográfica facturará a la comunidad las tasas correspondientes a sus socios que están pendientes de pago desde el 2002 y que deben ser ingresadas necesariamente en el 2006 para evitar su caducidad. La Consellería de Medio Rural no puede asumir legalmente la deuda, pero subvencionará al colectivo de regantes para que haga frente a los pagos en condiciones ventajosas.

Por lo demás, Medio Rural garantizó que este año concluirá la delimitación de la zona regable, con el fin de excluir del plan de modernización las parcelas consolidadas como suelo urbano. Al mismo tiempo, invitó a las parroquias por las que discurre el canal a solicitar cuanto antes la concentración parcelaria, trámite que ya está muy avanzado en Guntín, Mosteiro y Tuimil, en el municipio de Bóveda.

Las administraciones implicadas en el proyecto de modernización del canal pretenden compaginar los trámites administrativos pendientes con la redacción de un anteproyecto para una primera fase de las actuaciones. Las mejoras consistirán en la sustitución de las acequias por sistemas de riego por aspersión.

Vía La Voz

Comentarios