El Ayuntamiento de Talavera se quejará de forma oficial por la venta de agua del Tajo

11
0
11

El Ayuntamiento de Talavera remitirá un escrito a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) para mostrar su «enérgica protesta» por la autorización de vender agua de los regantes de Almoguera (Madrid) a los murcianos.

El concejal de Medio Ambiente, Lorenzo Castellote, dijo ayer que la Junta de Gobierno Local aprobará el documento que se remitirá a la Confederación en su próxima reunión. Precisó que el Ayuntamiento seguirá «al lado» de la Plataforma en Defensa del Tajo, una organización que aglutina a cuarenta colectivos de la ciudad y que se ha opuesto a la venta de agua a los regantes murcianos al tiempo que ha exigido la actuación de la Junta y el Ayuntamiento talaverano «para impedir el expolio del Tajo».La Plataforma en Defensa del Tajo ha manifestado en nota de prensa su oposición a la autorización por parte del Ministerio de Medio Ambiente de la venta de agua de los regantes de Almoguera (Madrid), a los murcianos.

El Ministerio ha anunciado que permitirá él «intercambio» de 31 hectómetros cúbicos de agua entre ambas comunidades de regante. Para la Plataforma no se trata de un «intercambio» sino que es «en realidad es una venta pura y dura de un bien de dominio público en tiempos de sequía extrema por unos particulares que se lucran, vendiendo las aguas de un río exhausto al mejor postor».

Según la Plataforma, «uno de los principales efectos, es que no solo se perderán esos 31 hectómetros cúbicos para la cuenca del río Tajo, sino que los retornos del agua de riego tampoco se recuperarán en la cuenca del Tajo, ya que se quedarán en la del Segura, añadiéndose al agua vendida».

Hacen notar que no se ha realizado, previa a la toma de esta determinación, ninguna evaluación previa de los efectos ambientales que la venta de esta importante cantidad de agua tendrá en la cuenca del Tajo en época de sequía, cuenca en la que además sus responsables hacen una gravísima dejación de funciones al no haber realizado estudios para establecer caudales ecológicos que permitan mantener al río vivo, a pesar de estar obligados a ello desde hace nueve años por el Plan de cuenca.

Según Castellote, la postura del Ayuntamiento respecto a la autorización para vender agua del Tajo es la misma que mantiene desde hace dos años y que ya en su momento expresó al presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Comentarios