La Cátedra SEIASA de la Meseta Sur de la Universidad Politécnica de Valencia aborda los beneficios de la modernización de regadíos sobre el Medio Ambiente

26
0
26

El Presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias SEIASA de la Meseta Sur, Francisco Rodríguez Mulero, ha inaugurado hoy, en el Centro de Congresos de Elche, la Jornada Técnica "Modernización de regadíos, Sostenibilidad y Medio Ambiente" organizada por la Cátedra SEIASA de la Meseta Sur de la Universidad Politécnica de Valencia.

La Cátedra SEIASA de la Meseta Sur de la UPV fue creada en 2007 para la promoción, divulgación, desarrollo y aplicación de técnicas para el uso eficiente del agua y la modernización de regadíos. En este sentido, el objeto de la jornada ha sido dar a conocer las últimas innovaciones tecnológicas aplicadas a los sistemas de riego, su importancia como instrumento de protección medioambiental, así como su implantación en las obras de modernización de los regadíos ejecutadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en la Comunidad Valenciana.

Expertos en ingeniería agronómica, representantes de comunidades de regantes y autoridades autonómicas y estatales en materia de agua han coincidido en señalar las ventajas de la modernización de regadíos sobre el medio ambiente y la sostenibilidad del medio rural.

El ahorro y uso eficiente del agua, la creación de fuentes alternativas de recursos hídricos, la economía y eficiencia energéticas, la reducción de la contaminación difusa, la mejora y conservación de los paisajes agrarios y la elaboración de diseños sensibles al entorno en que se desarrollan los proyectos, se han señalado como los principales compromisos medioambientales aparejados a la modernización de regadíos.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha ejecutado en Alicante obras de modernización de regadíos por valor de 226.405.100 euros que han afectado a un total de 79.859 hectáreas y beneficiado a 51.782 regantes. En conjunto, estas actuaciones han supuesto un ahorro de agua calculado en 82,9 Hm3 de agua al año, al evitar las pérdidas que se venían produciendo por el deterioro de las conducciones e instalaciones, así como por la transformación a riego localizado y el uso de sistemas de telecontrol con tecnología de última generación que permite conocer las necesidades reales de cada cultivo.

Como ejemplos representativos del compromiso medioambiental de estas actuaciones, los asistentes a la jornada han podido conocer en detalle los proyectos de modernización que el MARM, a través de SEIASA de la Meseta Sur, ha ejecutado en las comunidades de regantes de Riegos de Levante (Elche), San Isidro y Realengo y en el Juzgado Privativo de Aguas de Guardamar del Segura.

En la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante, el MARM ha ejecutado en conjunto obras de modernización de regadíos por valor de 81.807.988 afectando a 8.456 hectáreas y beneficiando a 7.328 regantes.

Algunas de las nuevas infraestructuras implantadas en la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante, incorporan además sistemas de filtros de última generación para la detección del mejillón cebra, uno de los principales enemigos de los ecosistemas acuáticos.

En los regadíos del Juzgado Privativo de Guardarmar del Segura, el MARM ha ejecutado obras, a través de SEIASA de la Meseta Sur, por valor de 4.883.332 para la modernización de 647 hectáreas, correspondientes a 700 regantes. En este caso, se ha construido una estación de bombeo que permite seleccionar los horarios de tarifa energética más económica para elevar el agua desde la acequia de los Huertos donde se produce la captación, hasta un nuevo embalse de almacenamiento y regulación.

A su vez, la nueva balsa se encuentra a una cota que posibilita realizar el suministro a las parcelas sin necesidad de bombeos, lo que se traduce en un doble ahorro energético y económico. Este proyecto ha incluido además la habilitación de la infraestructura necesaria para la reutilización de la aguas residuales tratadas en la E.D.A.R. para el riego agrícola. La dotación anual de la depuradora es de 1.351.472 m3, lo que supone casi el 40% de las necesidades totales de agua estimadas para la zona regable.

En la mayoría de los proyectos de modernización de regadíos acometidos en la Comunidad Valenciana se han instalado fuentes de energía alternativas basadas en tecnologías de renovables como son placas solares y aerogeneradores para el bombeo de agua, acondicionamiento de sistemas de control y seguridad. Además, se ha optado por la utilización de energía solar fotovoltaica para la alimentación de distintos elementos de la instalación.

En la Comunidad de Regantes de San Isidro y Realengo se ha construido un gran embalse de almacenamiento y regulación que, siguiendo el protocolo general en este tipo de infraestructuras, incluye múltiples elementos de protección medioambiental como islas flotantes para la protección de la avifauna, redes y cuerdas para evitar ahogamientos, nidos artificiales, así como señalizadores salvapájaros en el tendido eléctrico de las instalaciones adyacentes. El ahorro energético para el traslado del agua a parcela está igualmente garantizado al prescindir de bombeo toda vez que la nueva balsa ha sido construida en una cota dominante.

De forma general, la ejecución de las obras de modernización de regadíos tiene lugar de acuerdo con el establecimiento de calendarios sobre los ciclos reproductivos de la fauna de especial interés y exigen planes de vigilancia ambiental para la programación de controles a realizar durante su desarrollo.

Por otra parte, los sistemas integrales de telecontrol del riego que trae aparejados permiten evitar la contaminación difusa al eliminar las pérdidas de agua por escorrentía e infiltración gracias a la fertirrigación programada que ajusta la dosis exacta de fertilizantes a las necesidades de los cultivos en cada momento.

Comentarios