Aqualia
Connecting Waterpeople
SCRATS
biv Innova
Smagua
Cibernos
Vector Motor Control
AECID
Regaber
Redexia network
IIAMA
Idrica
ACCIONA
FLOVAC
NOVAGRIC
Barmatec
Catalan Water Partnership
AGENDA 21500
Blue Gold
GS Inima Environment
J. Huesa Water Technology
Xylem Water Solutions España
Saleplas
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
TFS Grupo Amper
s::can Iberia Sistemas de Medición
Bentley Systems
Hidroconta
Rädlinger primus line GmbH
Molecor
Aganova
Minsait
LACROIX
Prefabricados Delta
Grupo Mejoras
ISMedioambiente
ADECAGUA
Fundación We Are Water
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
ITC Dosing Pumps
Elmasa Tecnología del Agua
CAF
Fundación Biodiversidad
DAM-Aguas
EPG Salinas
Gestagua
Ingeteam
Lama Sistemas de Filtrado
Danfoss
Aqualia
Ulbios
Isle Utilities
ABB
UNOPS
DATAKORUM
Kurita - Fracta
NTT DATA
VisualNAcert
CALAF GRUP
Elliot Cloud
Likitech
Saint Gobain PAM
Kamstrup
AG-ZOOM
ONGAWA
UPM Water
AMPHOS 21
Confederación Hidrográfica del Segura
Cajamar Innova
IAPsolutions
Red Control
BACCARA
Fundación Botín
Hach
FENACORE
Almar Water Solutions
Sacyr Agua
Schneider Electric
Fundación CONAMA
EMALSA
Baseform
Agencia Vasca del Agua
BELGICAST by TALIS
TEDAGUA
STF
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
HANNA instruments
Innovyze, an Autodesk company
Filtralite
Aigües Segarra Garrigues
AZUD
Insituform
Global Omnium
ESAMUR
TecnoConverting
Asociación de Ciencias Ambientales
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ICEX España Exportación e Inversiones
Consorcio de Aguas de Asturias
Terranova
Control Techniques

Reutilización de aguas grises: Una práctica al alcance de todos

Sobre el blog

Humilde Martín de Lucas
INGENIERA TÉCNICA INDUSTRIAL, segoviana de nacimiento y una apasionada del agua desde que estudié mi carrera en la ETSIDI, Madrid. Seguir aprendiendo es mi satisfacción y continuar desarrollándome profesionalmente en el sector del agua, mi sueño.
  • Reutilización aguas grises: práctica al alcance todos

De todos es sabido que la población mundial crece y el estilo de vida que llevamos no invita a un consumo racional del agua, más bien todo lo contrario. Si la población sigue aumentando al ritmo actual, de los 7.400 millones actuales pasarán a ser 9.200 millones en el año 2050. Esto se traduce en una exigencia de agua potable que para entonces será extremadamente elevada, difícilmente sostenible, imposible. Según el último informe de Naciones Unidas 7.000 millones de personas sufrirán escasez de agua para el año 2050.

Por otra parte, el calentamiento global está produciendo una menor incidencia de lluvias en diferentes partes del mundo, siendo esta una de las mayores fuentes de agua potable. La actividad industrial, las erupciones volcánicas y terremotos contribuyen de forma importante en la contaminación de aguas subterráneas y ríos.  

Con un panorama así, me pregunto: ¿somos conscientes realmente de todo el trabajo que hay detrás de ese grifo que abrimos en nuestra casa, para servirnos de agua potable?. ¿Hacemos un uso adecuado de ese agua?. Estoy segura de que la gran parte de las personas diríamos que no; un uso excesivo o inadecuado suelen ser los errores más comunes. ¿Por qué no se incentivan prácticas tan ventajosas como la de reutilizar las aguas procedentes de nuestros hogares?. Dejando aparte el impulso necesario que debe llegar desde las diferentes instituciones públicas competentes, en mi opinión, se hace también necesario impulsar aun más la concienciación social para que la implantación de actividades como la reutilización de las aguas grises, se convierta poco a poco en práctica cada vez más extendida, hasta llegar a considerarse totalmente necesario.  

Como sabemos, entendemos por aguas grises, todas las aguas residuales domésticas que se generan en los procesos de un hogar, tales como la limpieza de utensilios, lavadora, baño, etc. excepto aquellas que provienen del inodoro. Estas aguas tienen una carga contaminante inferior a las aguas residuales y, por esta razón, su tratamiento es más simple.

La depuración de las aguas grises es de gran importancia ya que pueden ser regeneradas para reutilizarse como agua de riego de jardines o en la carga de cisternas de inodoros. Esta práctica tiene grandes ventajas desde un punto de vista medio ambiental, al mismo tiempo que supone un ahorro en el consumo.

Pero, cuantifiquemos de forma simplificada. La generación de agua en una vivienda de 4 personas es de unos 600 L/día. Esto significa que con el aprovechamiento de las aguas grises tenemos agua reciclada para el uso del inodoro de todo un año (38.000 L) así como también para el riego diario del jardín (100 puntos de goteo). Al mismo tiempo devolvemos al medio unos 140.000 L de agua de muy buena calidad.

Somos millones de personas las que desde nuestras casas podemos poner nuestro granito de arena ayudando a ahorrar agua potable, con pequeñas modificaciones en nuestro hogar y sobretodo, en nuestros hábitos diarios.

Existen multitud de aplicaciones diarias que no requieren de un agua de calidad potable y para las cuales, las aguas grises procedentes de duchas y lavamanos, convenientemente tratadas, son una alternativa eficaz y adecuada: cisternas de inodoro, riego, limpieza, etc. Aplicando la tecnología conveniente, se puede reducir un 40% el consumo de agua apta para el consumo humano de nuestros edificios, según la Guía Técnica Española de Recomendaciones para el Reciclaje de Aguas Grises en Edificios. Las aguas grises una vez tratadas, tienen en la actualidad múltiples ámbitos de aplicación, tanto en viviendas, uni o plurifamiliares, hoteles y residencias, polideportivos, edificios industriales, así como en grandes superficies, etc.

En cuanto a los sistemas de tratamiento a recibir por parte de estas aguas grises antes de ser reutilizadas, existen diferentes posibilidades: físicos, fisico-químicos, biológicos e incluso existe la posibilidad de reutilización directa, simplemente con la ayuda de aparatos sencillos para recoger el agua gris y enviarla directamente a los puntos de uso sin tratamiento previo y con ausencia o mínimo almacenaje.

En cualquiera de los casos, instaurar esta práctica en nuestros hogares no conlleva un fuerte desembolso económico y las ventajas son múltiples e inmediatas. Del mismo modo, la reutilización de aguas grises puede suponer un importante ahorro en el consumo de este medio dentro del sector industrial, ya que una gran parte de él depende fuertemente del agua pudiendo bastar, en muchas ocasiones con emplear agua regenerada (debidamente tratada con anterioridad) para llevar a cabo procesos tan generalmente empleados como los de limpieza, por ejemplo.

Una vez expresado mi razonamiento al respecto, finalizo planteándoos nuevamente una pregunta: ¿no os parece que ya es hora de cambiar nuestros hábitos con respecto al consumo de agua potable?. No parece lógico que en pleno siglo XXI, en un país desarrollado como es España, se derroche agua potable tanto a nivel doméstico como industrial, sin que se castigue por ello.


Redacción iAgua

La redacción recomienda

13/03/2017 · Concurso de Blogs Dí... · 1.448 33

El problema de los purines en Castilla y León