La importancia del comercio de productos agrarios en los usos del agua en América Latina y del mundo

924
0

Sobre el blog

Observatorio del Agua de la Fundación Botín
El Observatorio de Agua es el primer think tank interdisciplinar del agua en España. Fue creado en el año 1998, y se especializa en el análisis de temas vinculados al agua de relevancia nacional y global. 
web

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 1
  • Campo de cultivo de soja en Argentina (Wikipedia).

La humanidad se enfrenta a la creciente escasez de recursos hídricos. Según el índice de Falkenmark, si un país dispone de menos de 1.000 m3 de agua por persona y año sufre escasez física de este recurso. La mayor parte de la humanidad vive en países que no disponen de esa cantidad. Entre el 60-70% del agua que una persona necesita para cubrir sus necesidades mínimas se corresponde con la huella hídrica de su alimentación, aunque esto depende del tipo de dieta. Esto hace que el problema de la escasez física del agua tenga una solución sencilla y poco costosa: la importación de materias primas agrarias.

El problema de la escasez física del agua tiene una solución sencilla y poco costosa: la importación de materias primas agrarias

Nos referimos a los productos que nos aportan energía (cereales, y grasas vegetales) y a los productos con los que se fabrican los piensos ganaderos. Producir estos productos requiere grandes cantidades de 'agua virtual' (ej. 1.000 l. de agua para producir un Kg. de cereales o 3.500 l/Kg. en el caso de la soja), pero tienen un coste relativamente barato (200-250€ por tonelada), se producen en muchos países de ambos hemisferios ricos en agua y tierra, y existen mercados internacionales en los que abastecerse. Los países más áridos (Israel, Egipto, España, Chile) y los de mayor densidad de población (Japón, Rusia, Alemania, Holanda) son importadores de estos productos, y en consecuencia de agua virtual. Según Dalin y colaboradores (PNAS, 109:16, 2012) el comercio de agua virtual representa a día de hoy el 22% del agua dulce empleada en la agricultura mundial. 

En los últimos 15 años, el crecimiento de exportaciones de agua virtual ha procedido principalmente de Argentina y Brasil, siendo la soja y sus derivados el principal vehículo de exportaciones de agua virtual, y China su principal importador. Como el agua nece- saria para producir soja en China (3378 l agua/ Kg. de producto) es el doble de la que se precisa en Argentina, Brasil o EEUU, gracias a la importación de soja en China se ha logrado ahorrar el 36% del agua necesaria para satisfacer su creciente demanda. El 95% del agua que se exporta a través de materias primas agrícolas es 'agua verde', agua de lluvia que sostiene la producción de cultivos de secano. El 5% restante es 'agua azul' o agua captada de ríos o acuíferos, y empleada en la producción de regadíos.

El comercio de agua virtual representa a día de hoy el 22% del agua dulce empleada en la agricultura mundial

En el Observatorio del Agua de la Fundación Botín (OA) hemos hecho varios trabajos que muestran el caso de España, y la creciente dependencia que tiene del agua virtual de América Latina (AL), principalmente del 'agua verde'. A pesar de las ventajas que puede tener para AL el hecho de que la mayor parte de sus exportaciones de agua virtual sea agua verde, lo cierto es que la ex- pansión de la agricultura de exportación acarrea importantes cambios en los usos de la tierra, incluyendo la deforestación de la Amazonia y de las sabanas tropicales ('Cerrados'). En el transcurso de las dos últimas décadas la superficie forestal en AL se ha reducido entorno a un 1 millón de Km2, un área equivalente al tamaño de Venezuela.

También hay implicaciones sociales que no hay que obviar. El caso del Paraguay es llamativo porque a pesar de haber aumentado su producción agrícola y sus exportaciones de soja significativamente, casi todos sus indicadores de seguridad alimentaria han empeorado notablemente entre 2000 y 2010.

Autores: Alberto Garrido y Bárbara Willaarts. Observatorio del Agua de la Fundación Botín y CEIGRAM Universidad Politécnica de Madrid.

Comentarios

La redacción recomienda