Arias Cañete asegura que el dragado del Guadalquivir depende de que el proyecto incluya todas las medidas correctoras exigidas en la DIA

28
0
28
  • El Ministro Arias Cañete durante su intervención en el Senado

(MAGRAMA) El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha recalcado esta tarde que la posibilidad de ejecutar el dragado del río Guadalquivir “depende exclusivamente de que el promotor del proyecto, la autoridad portuaria de Sevilla, ponga en marcha todas las medidas correctoras exigidas en la Declaración de Impacto Ambiental y acredite su cumplimiento”.

En respuesta a la pregunta del senador del Grupo socialista, Juan Espadas, en la sesión de control al Gobierno, Arias Cañete ha asegurado que para que haya dragado, se exige la presentación de un proyecto, algo que no se ha hecho todavía, y que la Junta de Andalucía lo evalúe. Arias Cañete ha recalcado que sólo habrá dragado “cuando estén protegidos los márgenes del estuario, no se ataque a Doñana y cuando se pueda permitir el desarrollo normal de los cultivos”.

Durante su intervención, Arias Cañete ha asegurado que la mejora integral del estuario es una de las prioridades del Plan Hidrológico del Guadalquivir, que recoge actuaciones e inversiones a llevar a cabo por todas las Administraciones implicadas. También ha criticado el interés que demuestra ahora el Grupo socialista por el Plan Hidrológico del Guadalquivir, cuando el anterior gobierno no aprobó ninguno, “y ha sido este Gobierno el que lo ha aprobado en 2013”.

Por otra parte, Arias Cañete ha apuntado que, antes de que se produjera la sentencia del Tribunal Constitucional que revertía las competencias sobre el Guadalquivir al Estado, había 330 millones de euros presupuestados del FEDER en Andalucía para obras hidráulicas. Sin embargo, cuando se publica la sentencia, “ustedes renunciaron a las obras hidráulicas y eliminaron esa partida”, ha criticado.

Pese a todo eso, el ministro ha explicado que este Gobierno ya está acometiendo la modernización de regadíos del sector arrocero, que supone una inversión de 169 millones de euros y que tiene como objetivo regar unas 35.000 hectáreas de arroz y economiza 100 hectómetros cúbicos de agua. Según ha precisado, la puesta en marcha de este proyecto ya ha sido consensuada con los regantes.

Asimismo, el ministro ha asegurado que su Departamento trabaja en la restauración de las márgenes del estuario desde Coria a Bonanza, con una inversión de 9,7 millones de euros, así como las actuaciones pendientes del Proyecto Doñana 2005. Así, “en los dos próximos meses, pondremos en marcha actuaciones de permeabilidad de la marisma con la reasignación de fondos europeos y una inversión de 4,3 millones de euros”, ha completado. 

Comentarios