El histórico volumen de agua embalsada permite establecer dotaciones plenas en el Guadalquivir

31
0
31
  • Comisión de desembalse (MAGRAMA).
  • Aprobado un desembalse de 1.200 hm3 de agua para la campaña de riego en el Sistema de Regulación General.
  • El pleno de la Comisión ha autorizado 20 Hm3 para riegos de apoyo al olivar en Jaén y Córdoba y 50 hm3 para superficies de riego en precario.

(MAGRAMA) El pleno de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha aprobado hoy unas dotaciones de 1.200 Hm3 para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la presente campaña, que comprende desde el 1 de mayo hasta el 15 de septiembre.

El director técnico de la CHG, Juan Saura, ha destacado que, gracias al elevado volumen de agua embalsada tras las intensas lluvias registradas a principios de año, la Comisión de Desembalse se encuentra en situación de aprobar dotaciones totales que garanticen las necesidades de los usos existentes en la cuenca. En este sentido, ha puntualizado que “a pesar de la buena situación de la cuenca debe predominar siempre el criterio del buen uso del agua”.

Tal y como ha informado durante la comisión, el año hidrológico se inició en octubre de 2012 con los embalses al 53% de su capacidad y, a día de hoy, se encuentran al 94%. “Este año ha sido el segundo más lluvioso de la serie histórica generando una aportación de 4.200 Hm3 de agua a los embalses”, ha explicado Saura. En este momento, la cuenca del Guadalquivir cuenta con un volumen de agua embalsada de 7.600 Hm3, lo que supone un máximo histórico de recursos embalsados.

El año hidrológico se inició en octubre de 2012 con los embalses al 53% de su capacidad y, a día de hoy, se encuentran al 94%.

En este sentido, los regantes han mostrado públicamente su satisfacción con la gestión que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha hecho de los embalses durante el periodo de intensas lluvias vividas en la cuenca entre los meses de febrero y abril, en el que se registraron caudales muy elevados y en el que el papel laminador de las infraestructuras hidráulicas evitó daños de envergadura en la cuenca del Guadalquivir.

En estas circunstancias, la CHG ha presentado una propuesta de desembalses adaptada a la realidad de la cuenca con el objetivo de responder a las necesidades de los usuarios, pero desde la perspectiva del ahorro y la eficiencia del agua.

Así, además de los 1.200 Hm3 de agua para la Regulación General, la Comisión de Desembalse ha acordado autorizar 20 Hm3 de agua para los riegos de apoyo del olivar de Jaén (1.000 m3/ha) y de Córdoba (1.000 m3/ha), atendiendo a las peticiones realizadas por diversas comunidades de regantes. Además, se han autorizado 50 Hm3 para los riegos extraordinarios de superficies de regadío en precario que cuenten con infraestructuras de riego y que, debido al buen estado de los embalses, puedan ser beneficiarias de una dotación acorde con sus cultivos de forma excepcional.

Por otro lado, al igual que en años anteriores, el volumen de agua reservado para que circule por la zona del estuario, fundamentalmente destinado al cultivo del arroz, se ha fijado en 400 Hm3. Con el objetivo de favorecer el riego de la zona arrocera se ha acordado suministrar un caudal medio de 30 m3/seg a través de la presa de Alcalá durante el periodo de campaña. Para el abastecimiento de la margen izquierda se mantendrá un caudal medio de 8 m3/seg a través del Canal del Bajo Guadalquivir.

En lo que respecta al resto de los sistemas individuales de explotación de la cuenca, se han acordado unas dotaciones máximas de 6.000 m3/ha para atender las demandas de riego de un año hidrológico normal.

Comentarios