Aguas de Valencia y Aguas de Málaga logran los primeros certificados AENOR de Gestión del Riesgo

59
0
59
  • Río Guadalhorce en Málaga (Wikipedia).

(EuropaPress) Aguas de Valencia y Aguas de Málaga (EMASA) se han convertido en las primeras organizaciones que obtienen el certificado de Gestión del Riesgo que concede la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

Esta nueva certificación, conforme a la especificación técnica AENOR EA 31, publicada en 2013, acredita que las organizaciones han implantado un sistema de gestión del riesgo, que contribuye a minimizar aquellos riesgos globales que pueden afectar a las organizaciones, asegurando su sostenibilidad y la consecución de sus objetivos.

La especificación AENOR EA 31 recoge las recomendaciones y directrices de la norma internacional UNE-ISO 31000 gestión del riesgo: Principios y directrices, que es una norma de carácter no certificable.

Además, esta certificación tiene otros beneficios: contribuye a mitigar los posibles daños y efectos causados por incidencias reales y promueve las prácticas adecuadas para poder responder ante estas situaciones de emergencia, asegurando la continuidad de las actividades y el retorno a la normalidad en un tiempo mínimo. Por ejemplo, ante un accidente grave o un problema informático o un incendio en las instalaciones criticas. Asimismo, las empresas deben establecer indicadores para el seguimiento y revisión de los riesgos.

El consejero delegado de Aguas de Valencia, Dionisio García, y el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga y vicepresidente y consejero delegado de EMASA, Raúl Jiménez, han recibido los reconocimientos del presidente de AENOR, Manuel López Cachero, en un acto celebrado en la sede central de AENOR.

Comentarios