Las mejoras en la EDAR de Sanlúcar de Barrameda reducen ruidos y consumo de energía eléctrica

272
0
  • mejoras EDAR Sanlúcar Barrameda reducen ruidos y consumo energía eléctrica
  • Aqualia ha instalado 2 soplantes con una innovadora tecnología magnética

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es la empresa de gestión del agua del FCC Servicios Ciudadanos. Es la primera de su sector en España, la tercera empresa privada de Europa y la sexta en el mundo. Trabaja para 23,5 millones de usuarios en 1.110 municipios de 22 países.
272

La depuración constituye la última fase del ciclo urbano del agua. En Sanlúcar disponemos de una Estación Depuradora de Agua Residual (E.D.A.R.) llamada “Guadalquivir” a la que van a parar todas las aguas sucias de la ciudad.

En esta instalación, que data de 1995, el agua sucia pasa por diversas fases para limpiarse antes de devolverse al medio ambiente.

Una de las fases más importantes de la depuración, tiene lugar en el reactor biológico, una especie de piscina cuadrada que funciona como un estómago, donde viven unos microorganismos que se alimentan de la suciedad del agua transformándola en fango.

Para mantener vivos a estos microorganismos se les dosifica oxígeno, de ahí que en esta piscina haya burbujas. Las máquinas encargadas de inyectar el oxígeno en la balsa, se denominan “soplantes”.

Recientemente, se han renovado estos equipos instalando 2 soplantes de última generación, las cuales se denominan “de levitación magnética”, siendo su principio de funcionamiento parecido al del tren monorraíl de Japón.

Al tratarse de soplantes que levitan en un campo magnético, se reduce el consumo eléctrico y, lo que es mucho más importante, el ruido generado por la instalación, redundando todo ello en beneficio para la ciudadanía, ya que las anteriores máquinas soplantes ejercían unos mayores niveles de ruido y un mayor consumo eléctrico, siendo claramente estas nuevas más beneficiosas para el medio ambiente.

Esta depuradora es ya una instalación vieja que se ha quedado pequeña para la población de Sanlúcar y necesita ser sustituida. Aqualia la repara y mantiene, pero esto no es suficiente. El Ayuntamiento lleva muchos años luchando para conseguir una nueva, pero este tipo de infraestructura es muy costosa y son otras instituciones públicas las que deben construirla.

Afortunadamente ya se ha dado un gran paso y en 2015 se aprobó la redacción del proyecto, por lo que Sanlúcar está más cerca ya de tener una nueva depuradora.

Comentarios