Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
FENACORE
AECID
IRTA
FLOVAC
ACCIONA
ICEX España Exportación e Inversiones
Hach
MOLEAER
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Rädlinger primus line GmbH
Idrica
Saint Gobain PAM
TecnoConverting
Barmatec
Innovyze, an Autodesk company
TEDAGUA
Hidroconta
Xylem Water Solutions España
CAF
Confederación Hidrográfica del Segura
SCRATS
IAPsolutions
ESAMUR
ONGAWA
Fundación CONAMA
Aganova
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Agencia Vasca del Agua
ADECAGUA
Catalan Water Partnership
Asociación de Ciencias Ambientales
LACROIX
Fundación Botín
Filtralite
Baseform
GS Inima Environment
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
HRS Heat Exchangers
Grupo Mejoras
Sivortex Sistemes Integrals
Almar Water Solutions
Minsait
Lama Sistemas de Filtrado
Molecor
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Global Omnium
Likitech
Hidroglobal
RENOLIT ALKORPLAN
J. Huesa Water Technology
s::can Iberia Sistemas de Medición
ISMedioambiente
TRANSWATER
Amiblu
Schneider Electric
ADASA
Cajamar Innova
Ingeteam
EPG Salinas
Fundación Biodiversidad
DATAKORUM
Red Control
AGS Water Solutions
KISTERS
Aqualia
AMPHOS 21
Sacyr Agua
Kamstrup
Vector Energy

Se encuentra usted aquí

La acumulación de nubes provoca lluvias más extremas, según un nuevo estudio

  • acumulación nubes provoca lluvias más extremas, nuevo estudio
    El globo de la izquierda muestra la famosa foto "Blue Marble" de la Tierra, tomada en 1972. El globo de la derecha muestra una visualización de los datos de una simulación con una cuadrícula de un kilómetro para la atmósfera, la tierra y el océano.
    © NASA, MPI-M, DKRZ, NVIDIA.

Comprender los patrones de las nubes en nuestro clima cambiante es esencial para hacer predicciones precisas sobre su impacto en la sociedad y la naturaleza. Científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria (ISTA) y del Instituto Max-Planck de Meteorología (Alemania) publican un nuevo estudio en la revista 'Science Advances', que utiliza un modelo climático global de alta resolución para comprender cómo la acumulación de nubes y tormentas afecta las precipitaciones extremas en los trópicos.

En dicho estudio, muestran que con el aumento de las temperaturas, aumenta la gravedad de los episodios de precipitaciones extremas. Las precipitaciones extremas son uno de los desastres naturales más dañinos, que cuestan vidas humanas y causan daños por miles de millones. Su frecuencia ha ido aumentando en los últimos años debido al calentamiento del clima.

Durante varias décadas, los científicos han estado utilizando modelos informáticos del clima de la Tierra para comprender mejor los mecanismos detrás de estos eventos y predecir tendencias futuras. En este nuevo estudio, los investigadores utilizaron un nuevo modelo climático de última generación para estudiar cómo la agrupación de nubes y tormentas impacta los eventos de lluvia extrema, específicamente en los trópicos, con más detalle de lo que había sido posible antes.

Este nuevo tipo de modelo con una resolución mucho más fina mostró que, con un clima más cálido, los eventos de lluvia extrema en los trópicos aumentan en severidad más de lo que se esperaba en teoría debido a que las nubes están más agrupadas. Cuando las nubes están más agrupadas, llueve durante más tiempo, por lo que aumenta la cantidad total de lluvia.

También descubrieron que las lluvias más extremas en áreas de alta precipitación ocurren a costa de la expansión de las áreas secas, lo que supone un cambio adicional hacia patrones climáticos extremos. Esto se debe a la forma en que se agrupan las nubes y las tormentas, algo que ahora es posible simular con este nuevo modelo climático.

Cuando las nubes están más agrupadas, llueve durante más tiempo, por lo que aumenta la cantidad total de lluvia

Este nuevo modelo, propuesto por primera vez en 2019, simula el clima con una resolución mucho mayor que los anteriores. Los modelos anteriores no podían tener en cuenta las nubes y las tormentas con tanto detalle, por lo que pasaban por alto gran parte de la compleja dinámica del movimiento del aire que crea las nubes y las hace congregarse para formar tormentas más intensas.

Además, aunque el modelo simula el mundo entero a la vez, los científicos centraron su análisis en la zona de los trópicos alrededor del ecuador, ya que allí la formación de nubes y tormentas funciona de manera diferente que en otras latitudes.

Estos hallazgos se suman al creciente conjunto de evidencia que muestra que la formación de nubes a menor escala tiene un impacto crucial en los resultados del cambio climático.

En este sentido, investigadores de todo el mundo están colaborando en la creación de modelos más detallados y realistas del clima mundial para comprender los efectos del cambio climático. Los modelos climáticos dividen la atmósfera de la Tierra en porciones tridimensionales, cada una con sus propios datos sobre temperatura, presión, humedad y muchas más propiedades físicas. Luego emplean ecuaciones físicas para simular cómo estos fragmentos interactúan y cambian con el tiempo para crear una representación del mundo real. Finalmente, como la potencia informática y el almacenamiento no son ilimitados, estos modelos deben introducir simplificaciones y los científicos trabajan continuamente para hacerlos más precisos.

La redacción recomienda