La Xunta licita la elaboración de los mapas de riesgo de inundaciones de la costa de Galicia entre Arousa y Fisterra

138
0
138

(Xunta) La Xunta licitará esta semana, a través del Diario Oficial de Galicia, el contrato para la definición de los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación en la costa centro de Galicia, la última de las tres cuencas de la demarcación hidrográfica Galicia- Costa en la que se van a elaborar estos mapas de inundaciones. Este proyecto viene derivado de un estudio previo de evaluación de riesgo de inundaciones elaborado por Augas de Galicia en 2011.

Cabe indicar que esta licitación se suma las dos realizadas con anterioridad, relativas al zona centro norte y sur de la cuenca Galicia- Costa.

En el caso de la zona norte, este contrato implicó un importe superior a los 530.000 euros y servirá para definir los mapas de las 77 áreas entre Ribadeo y la Costa da Morte. El estudio previo de Augas de Galicia reveló en este ámbito cerca de 200 kilómetros de zonas con riesgo, de las cuales 60 son de origen fluvial y 17 de origen costero, y que ahora serán analizadas con mayor precisión y con las últimas técnicas en la materia.

Por otra parte, el de la zona sur, licitado por 320.000 euros, servirá para definir los mapas de las 59 áreas con riesgo, que suman 121,3 kilómetros, de las cuales 45 de origen fluvial y 14 de origen costero.

Zona centro

En el caso de este último contrato, que se licitará en breve, el importe es superior a los 650.000 euros y servirá para definir los mapas de las 71 áreas con riesgo en la zona costera de Galicia entre Arousa y Fisterra. El estudio previo de Augas de Galicia reveló en este ámbito más de 200 kilómetros de zonas con riesgo, de las cuales 63 son de origen fluvial y 8 de origen costero, y que ahora serán analizadas con mayor precisión y con las últimas técnicas en la materia.

El contrato forma parte de la segunda fase del proyecto para la elaboración de planes de gestión de riesgos de inundaciones para las cuencas hidrográficas, que está realizando la Xunta de Galicia en las cuencas de su competencia. Esta iniciativa está regulada por la directiva de la Unión Europea 2007/60, aprobada en 2007, de evaluación y la gestión de los riesgos de inundación, que tiene el fin de reducir las consecuencias negativas para la salud humana, el medio ambiente, el patrimonio cultural y la actividad económica, asociadas a las inundaciones.

La elaboración de los nuevos mapas de peligrosidad incluye la revisión de mapas ya elaborados, la realización de estudios topográficos, hidrológicos e hidráulicos, complementados con estudios de aforos, históricos y geomorfológicos, con el fin de obtener mapas con la extensión de la inundación esperada, calados y velocidades para los diferentes escenarios de probabilidad de inundaciones.

Gracias a esta documentación se podrá conocer información relativa al número de habitantes que se pueden ver afectados por la inundación, las actividades económicas e industriales afectadas, o las zonas protegidas afectadas.

Se realizará además una evaluación económica de las posibles afecciones para cada una de las zonas.

Directiva de inundaciones

La Directiva 2007/60/CE, relativa a las inundaciones, prevé tres fases para su implantación en el ámbito nacional:

1) Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación (fecha límite 22 de diciembre de 2011),

2) Definición de Mapas de peligrosidad y Mapas de riesgo de inundación (22 de diciembre de 2013)

3) Establecimiento de Planes de Gestión de riesgos de inundación (22 de diciembre de 2015)

El primer hito ya fue superado con éxito por parte de Augas de Galicia. En ese trabajo, de evaluación preliminar del riesgo de inundación, se determinaron en la comunidad autónoma un total de 207 áreas con riesgo potencial significativo de inundación, que ahora se van a estudiar en detalle, de las cuales la mayor parte de estas áreas (168) son fluviales y las 39 restantes corresponden con ámbitos costeros.

Debido a las características de la configuración geográfica gallega y de sus ríos, con cuencas muy rápidas y cortas, los trabajos supondrán un estudio en profundidad de 540 kilómetros de río. La Administración del Estado estudiará otras 39 zonas costeras con riesgo dado que la costa gallega representa una de las más problemáticas desde este punto de vista por su configuración.

Los fenómenos extremos se repiten cada vez con mayor frecuencia y con una distribución temporal más irregular, como demuestran las inundaciones sufridas en el Norte de Lugo en junio de 2010 o en invierno tan seco sufrido en este año. Por tanto, hace falta contar con la información suficiente para una idónea toma de decisiones ante estos eventos extremos. 

Comentarios