La Comisión Nacional del Agua de México redujo riesgos de inundación en el Valle de México con sistemas hidráulicos

49
0
49

(Conagua) En esta administración, la Comisión Nacional del Agua redujo sustancialmente los riesgos graves de inundación en el Valle de México, con la construcción de obras magnas, entre las que destacan el primer tramo del Túnel Emisor Oriente y la Planta de Bombeo El Caracol, informó José Luis Luege Tamargo, Director General de la dependencia.

Durante la inauguración de El Caracol, encabezada por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa, José Luis Luege señaló que esas obras forman parte del Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México, una estrategia de la Conagua con la que se logró ampliar la capacidad de los sistemas de drenaje y controlar las inundaciones.

Explicó que para cubrir la urgente necesidad de desalojo de aguas negras, como parte de ese programa, la Conagua inauguró hoy la Planta de Bombeo El Caracol y concluyó el primer tramo del Túnel Emisor Oriente, que conducirán hasta 40 mil litros de agua cada segundo al Gran Canal del Desagüe y, con ello, reducirán los riesgos de inundación para los casi 20 millones de habitantes del Valle de México.

Para contribuir también a la protección de la población ante fenómenos hidrometeorológicos, fueron construidos los sistemas de drenaje de los ríos La Compañía y Los Remedios, que incluyeron también túneles profundos y las plantas de bombeo La Caldera y Casa Colorada Profunda, respectivamente.

Además como parte del Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México, la Conagua desarrolla diversos proyectos para que, en el largo plazo, se revierta la sobreexplotación de los acuíferos, se desarrollen fuentes sustentables de abastecimiento de agua y se traten las aguas negras generadas en la zona.

Explicó que, para mejorar y garantizar el abastecimiento de 21 por ciento del agua que consumen el Distrito Federal y el Estado de México, la Conagua concluyó un plan integral para rehabilitar el Sistema Cutzamala, cuya operación está garantizada por 30 años más.

José Luis Luege dio a conocer que se entregó al equipo de transición gubernamental, los estudios de ingeniería básica correspondientes a tres nuevos sistemas de abastecimiento de agua para el Valle de México: Temascaltepec, Tula y Tecolutla, los cuales deben ser complementados con sistemas de distribución más eficientes —a cargo de los estados y municipios—, para reducir el bombeo de los acuíferos, que son de los más explotados de México.

En materia de saneamiento, refirió que se construye la planta de Atotonilco para tratar 60 por ciento de las aguas negras del Valle de México. Asimismo, la Conagua concluyó los sistemas de drenaje de Ayapango y Amecameca, Estado de México, y comenzó la construcción de las plantas de tratamiento de esos municipios, lo cual forma parte del Plan de Recuperación de la Cuenca del Río Amecameca.

Detalló que ese plan también incluye la construcción de las plantas de tratamiento de aguas negras en Tenango del Valle, Juchitepec, Temamatla y Cocotitlán, que limpiarán las aguas de la sierra nevada para almacenarlas en Xico, una laguna que se forma a consecuencia de los hundimientos de suelo, provocados por la sobreexplotación de los acuíferos.

Adicionalmente, en Xico se almacenará el agua tratada proveniente de la planta de tratamiento de Chalco, cuya ingeniería básica también terminó y entregó la Conagua al equipo de transición.

Al habilitar Xico como zona de captación, dijo, se contribuirá a recuperar los canales de Tláhuac y Xochimilco, zonas emblemáticas para el medio ambiente y el desarrollo de la población del Valle de México.

En el rubro de saneamiento, dio a conocer que ya se adjudicaron diversos trabajos de la planta de tratamiento El Caracol, cuya agua saneada será reinyectada al acuífero de Texcoco, el más desgastado de la región central de México.

Finalmente, señaló que se trabaja en diversas estrategias para restaurar cuencas, barrancas y áreas naturales de inundación. Concluyó que es necesario dar continuidad a esos y otros trabajos a fin de recuperar la viabilidad hídrica del Valle de México y, con ello, mejorar el bienestar social de la población.

Comentarios