Los socialistas valencianos consideran que el Trasvase Tajo-Segura está en peligro por "la debilidad de Alberto Fabra"

59
0
59
  • El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig

(PSPV) El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha afirmado esta mañana que “la debilidad de Fabra –presidente de la Generalitat- ha vuelto a pasar factura a la Comunitat Valenciana y pone en peligro el trasvase Tajo-Segura, al reducir a la mitad las posibilidades de trasvasar agua a la provincia de Alicante”.

Puig ha realizado estas declaraciones tras la publicación hoy de la propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy sobre el Plan Hidrológico del Tajo que pone de manifiesto cómo el PP valenciano, “ha dejado de ser combativo y reivindicativo sobre el agua y se pliega ahora a las directrices de sus líderes nacionales, que pretenden sacrificar Alicante para mantener la paz interna en Génova”. Para el líder de los socialistas valencianos, con esta propuesta de plan, “el PP ha reabierto la guerra demagógica del agua para enfrentar a territorios y, una vez más, los valencianos hemos perdido”.

Puig ha recordado que la debilidad de Fabra ha provocado ya que “el PP en el Congreso se haya opuesto en repetidas ocasiones a mejorar la financiación de la Comunitat Valenciana y, ahora, en política hídrica, también ha quedado demostrado que no tiene nada que hacer ante Cospedal”.

Para el líder de los socialistas, la propuesta “no tiene en cuenta los intereses generales, es insolidaria, no resuelve los problemas estructurales de déficit hídrico en el sur de Alicante y destruye el futuro de gran parte de la primera economía exportadora de España y de la Comunidad Valenciana, como es el sector agroalimentario”.

Puig ha recordado que después de un tercio de legislatura de Rajoy, la primera iniciativa en materia de política de aguas, que afecta a la Comunidad Valenciana pone de manifiesto que, “para el PP en Madrid, Fabra y el poder valenciano no existen”.

El Plan propone elevar de 240 a 400 hm3/año la reserva mínima en los embalses de cabecera del Tajo, lo que supone reducir a la mitad las posibilidades de realizar trasvases de agua por el Tajo-Segura, hasta Alicante, Murcia y Almería. Según Puig, la propuesta de Plan Hidrológico “contempla un incremento de consumos en Madrid y Castilla-La Mancha para los próximos 15 años injustificado y desmesurado”, lo que le ha llevado a afirmar que “todas las previsiones del Plan están dirigidas a finiquitar el Trasvase Tajo-Segura, con el silencio de un Fabra incapaz de reclamar lo que es justo para nuestra Comunitat”.  

Comentarios