Ana Botella: "Madrid dispone de unas infraestructuras hidráulicas de vanguardia"

190
0
190

(Madrid.es) "Infraestructuras como la que hoy visitamos demuestran cómo la acción política puede mejorar la calidad de vida en una ciudad. Y puede hacerlo no sólo teniendo en cuenta las necesidades actuales, sino también las necesidades de las próximas generaciones". La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha referido así a las infraestructuras que el Ayuntamiento ha realizado en El Pardo para mejorar la calidad de las aguas del río Manzanares, y entre las que se encuentra el estanque de tormentas Adelina Patti, que ha visitado.

Ana Botella ha manifestado el compromiso del Ayuntamiento con la gestión integral y sostenible del agua. "El saneamiento y la depuración de aguas residuales es un servicio esencial para el buen funcionamiento de una ciudad; un servicio indispensable para garantizar un entorno urbano saludable y respetuoso con el medio ambiente". Y ha recordado que el saneamiento de las aguas de la ciudad genera beneficios ambientales más allá de Madrid, lo que "convierte a nuestra ciudad en un ejemplo".

La alcaldesa ha destacado el esfuerzo inversor realizado por el Ayuntamiento para dotar a la ciudad "de unas infraestructuras hidráulicas de vanguardia", y ha apuntado que infraestructuras como el estanque de tormentas Adelina Patti "han situado a la ciudad de Madrid a la cabeza en el cumplimiento de las directivas europeas sobre tratamiento de aguas residuales urbanas".

La infraestructura que hoy ha visitado la alcaldesa ha contado con una inversión de 27 millones de euros cofinanciados por Fondos de Cohesión de la UE y por el propio Ayuntamiento. Los trabajos, que finalizaron el pasado mes de diciembre, han consistido en la construcción de un nuevo colector -dividido en 7 subcolectores- de 7 kilómetros de longitud y de 4 nuevos estanques de tormenta -conectados en línea por el propio colector- que, en conjunto, suman 23.100 metros cúbicos de capacidad.

Gracias a esta nueva instalación todas las aguas de saneamiento del pueblo de El Pardo y de toda la zona se tratan convenientemente en la depuradora de Viveros de la Villa antes de su incorporación al río Manzanares. También en situaciones de fuertes lluvias. "Este tramo del río -comprendido entre la presa de El Pardo y el Hipódromo de la Zarzuela- queda así tan protegido frente al vertido de aguas residuales como el ámbito de Madrid Río".

Además de las aguas de El Pardo, recoge las de otras 31 acometidas correspondientes a instalaciones militares, a la Delegación de El Pardo de Patrimonio Nacional, a la Federación Madrileña de Hockey, a los restaurantes y a las instalaciones deportivas de los distintos clubes que existen a lo largo de su trazado. Asimismo, permitirá la incorporación de nuevas acometidas, algo que no permitía el antiguo colector.

Saneamiento integral

Madrid cuenta en la actualidad con una red de alcantarillado de más de 4.500 kilómetros, y con 8 estaciones depuradoras que anualmente tratan 287 millones de metros cúbicos de aguas residuales.

A esto hay que añadir un total de 37 estanques de tormenta -con una capacidad total de almacenamiento de 1,3 millones de metros cúbicos-, y 39 kilómetros de nuevos colectores. Estas obras son el resultado de una inversión de 871 millones de euros del Plan para la Mejora de la Calidad de las Aguas del río Manzanares.

Ana Botella ha destacado el respaldo que la Unión Europea ha dado a las políticas de gestión del agua del Ayuntamiento de Madrid, aportando 122 millones de euros de los Fondos de Cohesión. "Esta cofinanciación europea nos permitió iniciar en 2008, cuando en el Ayuntamiento de Madrid ya teníamos plena conciencia de la crisis, un nuevo programa de inversión en infraestructuras hidráulicas de 200 millones de euros. Las obras que hoy visitamos forman parte de este programa".

Obras respetuosas con el entorno

La alcaldesa también ha recalcado el respeto al valor ecológico del entorno en la ejecución de las obras, ya que parte de ellas se han desarrollado en terrenos de especial protección, calificados como Monte Preservado, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Los trabajos se desarrollaron siguiendo, punto por punto, la Declaración de Impacto Ambiental emitida por la Comunidad de Madrid. Además, las obras se paralizaron entre los meses de marzo y agosto para respetar la nidificación de especies protegidas. Asimismo, y para preservar al máximo el estado natural del entorno, "los subcolectores discurren por sendas que ya existían y los estanques de tormenta se han ubicado en instalaciones deportivas, en una antigua depuradora y en este aparcamiento", ha informado la alcaldesa.

También se ha referido Botella a la coordinación de todos los organismos involucrados en la zona durante la ejecución de las obras: la Confederación Hidrográfica del Tajo, la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid y la Dirección General de Patrimonio del Estado.

"Nos encontramos, pues, ante unas obras que demuestran cómo la acción del hombre puede ser respetuosa con el medio ambiente y muy beneficiosa para todos. Lo demostramos en un entorno de especial protección, como es este Monte de El Pardo". 

Comentarios