Centrales nucleares flotantes para desalinizar en la India

287
0
287

Raúl Morales. Tendencias21

En 2025 más de 3.500 millones de personas en todo el mundo vivirán en áreas en las que conseguir agua para el uso diario no será fácil. Además de la correcta gestión del agua, los científicos e ingenieros se están centrando en buscar soluciones convincentes y efectivas para extraer el agua dulce del agua del mar mediante procesos de desalinización.

Dentro de unos años, pues, el agua dulce puede convertirse en una rara y cara comodidad que no estará al alcance de todos. El cambio climático, la desertificación de amplias zonas del planeta y la superpoblación juegan un papel clave en este proceso.

Son los países en vías de desarrollo y con granes poblaciones los que quizá más se tienen que preocupar. Por eso, India está impulsando investigaciones y proyectos en relación a la desalinización.

nuclear-agua.jpg

Los problemas que India tiene con el agua no tienen que ver exclusivamente con el aumento de su población. También intervine otro factor importante, como es la rápida expansión de su agricultura y de su industria.

Pradip Tewari, que trabaja en la división de desalinización del Bhabha Atomic Research Centre , en Mumbai, considera, por ejemplo, que una aproximación holística es necesaria para enfrentar este problema. Esto incluiría claramente la desalinización del agua del mar en las zonas costeras y una correcta gestión del agua de lluvia (sobre todo en las épocas de monzón, que es cuando más lluvia recibe la India).

Mucha energía

Aunque esto está muy claro sobre el papel, lo cierto es que la desalinización es un proceso que requiere un enorme uso de energías fósiles. A largo plazo, la desalinización mediante energías fósiles va a ser totalmente incompatible con el desarrollo sostenible. “Las reservas de combustibles fósiles son finitas y deben de ser conservadas para usos esenciales. Sin embargo, la demanda de agua desalada va a seguir creciendo”, comenta Meenakshi Jain, del CDM & Environmetal Services and Positive Climate Care, en Jaipur.

Según explica el International Journal of Nuclear Desalination, la sostenibilidad y el encontrar modos limpios de extraer agua son claves en el momento actual. Las fuentes de energía renovables, como la eólica o la solar ya se usan en para generar electricidad y desarrollar procesos de desalinización. Sin embargo, estos métodos no se muestran muy eficaces cuando se trata de producir agua dulce a gran escala.

India, que tiene planes para expandir rápidamente la energía nuclear, está probando el uso de esta energía para desalinizar a gran escala. “La desalinización mediante energía nuclear tiene un enorme potencial para la producción de agua limpia”, comenta Jain.

La cantidad de energía necesaria para la desalación es muy grande para los pequeños volúmenes de agua producida por lo que la energía nuclear parece ser una buena alternativa a los elevados costes relacionados con la desalación tradicional.

Plantas nucleares

El desarrollo de plantas nucleares flotantes es la propuesta más innovadora y abre un nuevo campo al respecto. Según explica en su artículo S.S Verna, del Departamenteo de Físicas del SLIET, en Punjab, pequeñas centrales nucleares flotantes pueden generar energía eléctrica con poco impacto sobre el medio ambiente y sobre las emisiones de efecto invernadero.

Estas plantas pueden estar situadas en la costa, sobre todo donde hay grandes masificaciones de gente. La idea no es sólo generar electricidad para esa población, sino usar el excedente de calor de la planta para desalinizar. “Varias empresas están desarrollando ya plataformas especiales de desalinización para instalar en ellas pequeñas plantas nucleares”, apunta Verma.

La tecnología ya ha sido testada y se ha mostrado muy eficaz, según los expertos del Bhabha Atomic Research Centre. En concreto la tecnología denominada Low-Temperature Evaporation (LTE) parece la más adecuada. Lo que hace este método es utilizar calor residual en forma de agua caliente o vapor a baja presión de la planta nuclear para llevar a cabo el proceso de desalinización. Su viabilidad económica y su seguridad han quedado demostradas, según estos investigadores.

Comentarios