Las aguas no aptas para el baño en Balears se duplicaron en 2007

31
0
31

Según un informe de las condiciones medioambientales de Balears, elaborado por la Conselleria de Economía, Hacienda e Innovación, las aguas calificadas como no aptas para el baño se incrementaron un 2,1 por ciento en 2007, lo que implica que el porcentaje de litoral no recomendable para su disfrute se duplicó respecto a 2006.

El parámetro llegó a alcanzar un valor máximo del 4,4 por ciento en algunos momentos de 2007 y del 4,88 en algunos lugares, según los datos recopilados por la Conselleria de Economía, a partir de las mediciones realizadas por la Dirección General de Salud Pública y Participación de la Conselleria de Salud y Consumo.

En el conjunto del archipiélago, un 86,10 por ciento de las aguas de Baleares fueron consideradas excelentes en 2007, frente al 89,25 por ciento de 2006; un 9,63 por ciento fueron aptas, ante el 8,6 por ciento del año anterior; y un 4,28 no aptas, respecto al 2,15 de 2006.

Por islas, un 87,83 por ciento de las aguas de Mallorca fueron consideradas excelentes en 2007, un 7,83 por ciento fueron aptas y un 4,35 por ciento no aptas.

En Eivissa y Formentera, el 87,8 por ciento del litoral fueron aguas excelentes, el 7,32 por ciento aptas y el 4,88 no aptas.

En Menorca el porcentaje de aguas excelentes fue menor, con el 77,42 por ciento, el 19,35 por ciento fueron aptas y sólo el 3,23 por ciento no aptas.

Menorca es la isla que presenta una mayor estabilidad en los porcentajes de aguas de buena y muy buena calidad respecto a 2006, ya que suman un 96,7 por ciento. En Mallorca y en las Pitiusas, la calidad de las aguas de baño descendió en 2,6 y 2,4 puntos respectivamente.

La calidad de las aguas del litoral de Baleares "influye directamente en la calidad de las islas como destino turístico, además de ser un elemento de gran importancia para la salud de la población", según señala el estudio.

El estudio indica que las aguas del litoral balear presentan en general un nivel de calidad elevado, como indica que las aguas consideradas excelentes o aptas, alcanzaron una media del 97 por ciento de la costa del archipiélago entre 2000 y 2006.

Aún así, este porcentaje se sitúa por debajo del dato anual para el conjunto del litoral español en el mismo período.

Las aguas del litoral balear se controlan con una frecuencia semanal durante los cinco meses y medio de la temporada de baño, entre el 1 de mayo y el 15 de octubre, en cumplimiento de la Directiva europea 2006/7/CE, de control de la calidad de las aguas de baño.

Los parámetros que se analizan en todas las muestras son la presencia de bacterias coliformes totales, coliformes fecales, estreptococos fecales y "escherichia coli". En algunos puntos de toma de muestras se analizan también la salinidad, los nitratos y los fosfatos.

En función de unos parámetros estipulados, estos análisis determinan la calificación del litoral según los tres rangos establecidos por la normativa europea que son aguas excelentes para el baño (aguas 2), aguas aptas (aguas 1) y aguas no aptas (aguas 0).

Fuente.- EFE

Comentarios