La Generalitat devuelve el sistema Ter-Llobregat al escenario de excepcionalidad 1 tras el incremento de las reservas

43
0
43

El gobierno catalán, tras evaluar el estado de la sequía, ha decidido devolver el sistema Ter-Llobregat al escenario de excepcionalidad 1 tras las lluvias registradas en el pasado mes de mayo y el consiguiente incremento de las reservas embalsadas. Esto implica que los habitantes de la gran área de Barcelona donde residen 5,5 millones de personas pueden volver a llenar piscinas, regar jardines y lavar sus coches.

sau1

La decisión llega tras una mejora de la situación provocada por las últimas lluvias, que ha dejado a los embalses que abastecen el área de Barcelona con 329,52 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone un 53,87% de su capacidad, poco más de dos puntos por debajo del nivel de hace un año.

Así lo explicó el conseller de Medi Ambient i Habitatge, Francesc Baltasar, que destacó que el Gobierno catalán ha demandado al Gobierno central "que descarte traer agua del Ebro para garantizar el agua de boca en los próximos 12 meses, hasta la entrada en funcionamento de la desalinizadora del Llobregat".

Baltasar afirmó que la sequía no tiene "un punto y final con las lluvias de mayo, sino un punto y seguido" y destacó que con este episodio "ahora sabemos qué puede significar el cambio climático en el Mediterráneo y cuáles pueden ser sus efectos".

Comentarios