Martín Soler subraya la importancia clave del regadío para la economía andaluza

82
0
82

El consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler ha afirmado en Zaragoza que ,'el regadío es un sector clave en la economía andaluza, no sólo desde el punto de punto de vista económico al permitir que el balance comercial agrario sea positivo, sino también por los productos alimentarios y el empleo que genera y que mantiene'. Soler ha participado invitado por la Cámara de Comercio e Industria de Almería para difundir el modelo almeriense de eficiencia en el uso del agua, en la Cumbre Empresarial del Agua y el Desarrollo Sostenible que tuvo lugar en el marco de la Exposición del Agua en Zaragoza.

Generador de riqueza

Igualmente explicó que tan sólo el 22 % de la superficie agraria útil en regadío en Andalucía, aporta el 50 % de la Producción Final Agraria, 'lo que nos da una idea de lo importante que es el regadío, muy en particular en Almería, con su agricultura intensiva bajo plástico'. En el regadío de Almería se ha consolidado como un elemento fundamental de vertebración del territorio y del desarrollo rural, al permitir la creación de empleos de mayor cualificación, fijar población y tener un impacto claro en el valor patrimonial de la tierra.

En este sentido, comentó también que la política de regadíos desarrollada a lo largo de estos años por la Junta se ha planteado siempre como un instrumento generador de riqueza y como un motor de desarrollo del mundo rural que en Andalucía ha dado lugar a casi 900.000 hectáreas en regadío que originan una producción de un valor de mas de 5.000 millones de euros y que genera en la actualidad el 60 % del empleo agrario total andaluz.

Reorientación de la política de regadíos

Asimismo, señaló que las políticas comunitarias, así como las experiencias derivadas de los periodos de sequía, han llevado a reorientar la política andaluza de regadíos, estableciendo las bases de una actuación que garantice la eficiencia y la sostenibilidad de este recurso aprovechando las mejores tecnologías disponibles. Esta política, indicó, queda patente en el Programa de Desarrollo Rural para Andalucía 2007-2013, que contempla la gestión de recursos hídricos mediante inversiones en infraestructuras de riego, cofinanciadas con fondos FEADER de desarrollo rural, que alcanzan los 436,5 millones de euros.

Soler puso de manifiesto que Almería es actualmente un modelo en el uso sostenible y la gestión eficiente del agua, debido a tres factores fundamentalmente, por un lado, a las inversiones realizadas en infraestructuras y mejoras de regadíos por la Consejería de Agricultura y Pesca, en colaboración con el Programa AGUA (Actuaciones para la Gestión y la Utilización del Agua) y SEIASA (Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias). Por otro, a que el agricultor y el técnico disponen de información sobre las necesidades de riego de los cultivos bajo invernadero, y además, gracias al uso generalizado de sistemas de riego por goteo como método eficiente por excelencia. La aplicación de estos tres aspectos a la vez en las explotaciones ha permitido una reducción importante en el uso del agua, de forma que la eficiencia o productividad del agua de riego de los cultivos hortícolas bajo invernadero es considerablemente muy elevada.

Asimismo, señaló que para garantizar un suministro de agua adecuado es fundamental la planificación de su uso y una correcta información, disponible para todos los agentes, sumado a la racionalización de los recursos acuíferos a través de normas y decretos de sobreexplotación, la búsqueda y disponibilidad de otros recursos hídricos mediante desaladoras, depuradoras, trasvases de cuencas y la realización de infraestructuras de mejora de regadíos.

Comentarios